Inicio Noticias Nacional El Real Madrid se lleva a la perla de la cantera bética

El Real Madrid se lleva a la perla de la cantera bética

279
Compartir

 

 David Pecellín, 13 años, es un chaval espigado, de ojos grandes y despiertos. Tiene un puñado de ídolos. Nació bético y lució orgulloso la camiseta verdiblanca, hasta que un día de no hace mucho la mano poderosa del Real Madrid aporreó la puerta de su casa. El niño, que semanas atrás había soñado con marcar goles en el coliseo de Heliópolis, ha hecho las maletas y, en compañía de sus padres, se ha instalado en Madrid y ha fichado por el club del Bernabéu. Pecellín es la perla más prometedora de la cantera del Betis que, por el procedimiento legal del cambio de residencia, ‘roba’ el Real Madrid. Pero no ha sido la única.

El Real Madrid tiene muy buenos ojeadores diseminados por todo el territorio nacional en la búsqueda de un nuevo Marco Asensio. El tiburón blanco olisquea las presas desde muy temprana edad. Allí encontraron a Pecellín, un chaval que, desde el vértice del ataque bético, maravilló durante el pasado torneo internacional LaLiga Promises celebrado en diciembre de 2016 en la localidad canaria del Puerto de la Cruz. Los ojeadores madridistas avisaron sobre las cualidades sin límites que dibujaba aquel diamante verdiblanco y, de inmediato, la dirección deportiva blanca se puso a trabajar. Inicialmente, el Real Madrid ofreció al Real Betis 15.000 euros por el traspaso de Pecellín, dinero rechazado de manera categórica por los del barrio de Heliópolis. Los técnicos de la entidad blanquiverde pensaban que Pecellín es uno de esos jugadores que sale muy de tarde en tarde y estimaban que el valor futuro del chaval era inmensamente superior.

El Real Madrid compensó al Real Betis por el fichaje de Pecellín en el traspaso de Ceballos. (EFE)
El Real Madrid compensó al Real Betis por el fichaje de Pecellín en el traspaso de Ceballos. (EFE)

Ante ello, la dirección deportiva madridista optó por acogerse a la socorrida treta legal del cambio de residencia. Hablaron con los padres de David Pecellín y del resto se encargaron tanto el Real Madrid como los agentes del futbolista, la reconocida empresa Bahía Internacional. El chaval aterrizó en la ciudad deportiva de Valdebebas hace tan solo unas semanas. El FC Barcelona llegó unos días más tarde y se quedó a un paso de hincarle el diente al chaval.

El Betis, dolorido y con las manos atadas, poco pudo hacer ante el paso demoledor del tanque madridista. Florentino Pérez, que supo de la historia, ordenó arreglar la herida abierta. Se maquilló con el traspaso al alza de Dani Ceballos y al abrirle la puerta al colombiano Juanjo Narváez. El Madrid no hizo uso de la opción de recompra y dejó manos libres al club bético para renovarlo. Narváez es un futbolista integrado en la primera plantilla y que Quique Setiénya ha hecho debutar en Primera.

David Pecellín no es la única gran pieza del Betis que se lleva el Real Madrid. También emigró a Valdebebas el delantero Pedro, que juega en el juvenil del Real Madrid. En la otra acera de la ciudad hispalense, los madridistas también encontraron buena pesca. El verano pasado enrolaron en sus filas a Rafa Marín, central del Sevilla que ahora juega en el cadete de segundo año del club de Chamartín.

Juanjo Narváez (d) durante el Villarreal-Betis de la tercera jornada de Liga. (EFE)
Juanjo Narváez (d) durante el Villarreal-Betis de la tercera jornada de Liga. (EFE)

El Barcelona, otro tiburón que pesca en el sur

El Barcelona, el otro tiburón del fútbol hispánico, también suele capturar presas en los caladeros sevillanos. Todos por el mismo procedimiento del cambio de residencia. Así se ha llevado a Juan Miranda, un zurdo (16 años) de enorme proyección criado en la Ciudad Deportiva del Betis que duerme ya en La Masia y sueña con compartir un día vestuario con los sucesores de Leo Messi. El tomareño Juan Larios, lateral izquierdo de 15 años, le dio los primeros toques a la pelota en el semillero de la Ciudad Deportiva del Sevilla hasta que recibió la llamada del Barcelona y, por el cambio de residencia, se marchó a La Masia. Del Peloteros, un club autóctono de la Sierra Sur de Sevilla, partió al cadete del Real Madrid Jesús Martín, un mediapunta de mucho talento.

La ley es la ley y nadie protege a los clubes chicos del acoso de los poderosos. “El Estado debe modificar este articulado para proteger los derechos de los que menos poder tienen”, asegura el periodista Bernardo Ruiz, de ‘El Correo de Andalucía’, estudioso de la cantera andaluza. “Los clubes con vocación canterana invierten tiempo y dinero en la formación de los futuros futbolistas y luego los grandes llegan, activan lo del cambio de residencia y adiós. Esto es así. De todas formas, el pez grande siempre se come al chico. El Sevilla y el Betis también hacen lo mismo con otros equipos de Huelva, Córdoba y Cádiz”.

https://www.elconfidencial.com/deportes/futbol/2017-09-20/real-madrid-betis-cantera-fichaje-pecellin_1446139/