Inicio Noticias Ferrolterra EN CASA DEL ENEMIGO | Rafa Sáez (Arosa): “El play off es...

EN CASA DEL ENEMIGO | Rafa Sáez (Arosa): “El play off es una ilusión, nunca una obligación”

357
Compartir
Rafa Saez en el banquillo del Arosa | diariodearousa.com - gonzalo salgado

Manu Amor para #FutbolFerrol


Rafa Sáez es un hombre de fútbol. Y de palabra. Por eso el pasado verano, cuando finalizó su largo ciclo en el Coruxo, no dudó en aceptar la propuesta del Arosa: Manolo Abalo, su presidente, llevaba muchos veranos insistiéndole. Tenía una oferta en firme de Segunda B, pero su corazón arlequinado pesó más que cualquier otro factor. Diez años como futbolista en A Lomba tiran lo suyo.

Este domingo, Sáez visita un estadio que pudo ser suyo en la temporada 2003/04. Su ascenso al primer equipo del Celta, junto a Moncho Carnero, imposibilitó su candente fichaje por el Racing. Dos ciclos en Pontevedra, uno en Logroño y otro en O Vao, amén de su destacada labor en la cantera celeste, completan su trayectoria como técnico.

El entrenador lerezano sabe lo que quiere de su Arosa: un bloque valiente, atrevido, ofensivo y que se defienda buscando el siguiente gol. Insiste, una y otra vez, en que el play off es “una ilusión”, pero en ninguna caso “una obligación”. A Malata medirá sus posibilidades. Su último triunfo ante el Bergantiños (2-4) pone en alerta a los ferrolanos.

Pregunta: ¿Por qué el Arosa?

Respuesta: No es la primera vez que Manolo Abalo me lo propone, todos los años recibía la llamada del Arosa. No se dio antes por múltiples circunstancias: tuve un impás de no trabajar por motivos familiares y después enganché cinco años en Coruxo. Había alguna oferta de Segunda B, firme, pero mi pasado arosista y el interés de Manolo me convencieron. Este club vivía bastante hipotecado por las deudas y lo está sacando a flote. Tenía que ser ahora, no lo dudé. En ningún momento miré la categoría. Para mí era mucho más importante su significado sentimental. En cuanto recibí la primera llamada, supe que era el verano de venir.

P: ¿Se están cumpliendo las expectativas que se generaron en julio?

R: En primer lugar, quisimos empezar a dar pasos en cuestiones operativas que tuviesen un cuajo en el tiempo. Llegamos con la intención de cambiar la dinámica de un equipo que entrenaba a las 21:00 en condiciones precarias: a mitad de campo, compartiendo cancha con conjuntos de fútbol base… Eso era lo primero. Conseguimos hacerlo a las 16:30, disponiendo de campo entero. Nos dificultó la confección de la plantilla, porque muchos jugadores trabajaban y no podían continuar. Quisimos renovar a más futbolistas, pero fue imposible: Vitra y Sergio Santos se fueron al Rápido, Javi Pazos al Pontevedra, Manu Justo al Coruxo… Encontraron el premio a su temporada y volaron. Tuvimos que ajustarnos a nuestras posibilidades económicas, exactamente las mismas que la campaña anterior, ni un euro más. Formamos un equipo con gente joven, que pudiese estar mucho tiempo en el club. Hicimos un arranque de Liga espectacular, pero después llegaron momentos malos. Entre diciembre y febrero puntuamos poco. ¿Expectativas? Nuestra idea siempre fue tomarnos la fase de ascenso como una ilusión, nunca como una obligación. Por presupuesto y plantilla, hay equipos mucho más poderosos que el nuestro.

P: La juventud impera en el vestuario. ¿El de Rafa Sáez es un proyecto a largo plazo?

R: Me horroriza esa palabra. Somos entrenadores, estamos expuestos a los resultados. Lo que sí está claro es que hay una base importante de jugadores. Estoy muy contento, porque en los últimos partidos estamos jugando con cuatro o cinco jugadores sub-23: Trapero y Torrado, recién salidos de juveniles, Javi Nogueira, que viene de Preferente, Chiqui, Iago Martínez… Es un sinónimo de salud. Queremos que se vayan haciendo en la categoría. Cuando tengan la experencia necesaria, aportarán muchísimo más.

P: El triunfo ante el Bergantiños, tan contundente, fue una gran sorpresa.

R: La victoria contra el Compostela ya fue muy importante. Jugamos con uno menos desde el minuto 28 y merecimos el triunfo. Estamos en una fase muy buena, con autoestima, confianza y los jugadores lanzados. Hay mil tópicos, pero uno me gusta especialmente: el fútbol es un estado de ánimo. El nuestro es grandísimo. No debemos mirar más allá del próximo partido, pero contamos con el viento a favor de los resultados.


Rafa Sáez llega al ecuador de su primera temporada como entrenador del Arosa | gonzalo salgado – diariodearousa

P: El play off está a siete puntos. ¿Todavía se confía en llegar a la cuarta plaza?

R: Soy muy pragmático con estos temas. Lo que dije en julio, lo repito en marzo. Siempre tendríamos que manejar dos cosas: la humildad y la ambición. Pasamos por un bache de puntuación, pero no de juego. La palabra play off no debe asustarnos. Lo tomamos como una referencia en el horizonte, no como una pegatina que llevemos pegada. Lo importante es llegar a la fase final de la competición con posibilidades, a partido o partido y medio de intentarlo.

P: Háblenos de Sylla: lleva 20 goles y está ofreciendo un rendimiento espectacular.

R: Es una barbaridad. Ha hecho cuatro dobletes. Le había seguido en años anteriores. No tenía una ubicación fija en el campo: podía jugar en una banda, en la otra, de punta… y ha encontrado su acomodo en la posición de delantero. Ha crecido por sí mismo, pero también porque el estilo de juego le beneficia. No nos gusta reservar. Siempre buscamos la portería rival. En esa idea futbolística, los puntas tienen más protagonismo. Después hay que finalizar las ocasiones, y Sylla está demostrando vivir el mejor momento de su carrera.

P: Si algo tiene el Arosa es pólvora en ataque. Chiqui y Julio Rey también marcaron en As Eiroas y Luis García fue el mejor.

R: Les dije a los jugadores que, si ganamos, fue porque supimos defender, morder, cerrar líneas ante un equipo muy bueno. El éxito estuvo en la parte de atrás. Meter cuatro goles dice algo, pero esa fortaleza defensiva es lo que nos ha hecho crecer.

P: ¿Han lastrado demasiado las lesiones, especialmente las de Sidibé y Manu Rodríguez?

R: Hicimos una plantilla muy ajustada, con limitaciones, y la baja de Sidibé fue un mazazo. Cambiamos nuestra fisonomía táctica. Llevábamos tres semanas ensayando un sistema donde él era el pilar defensivo, para jugar con el soporte de un medio y el resto jugadores de ataque. Se nos cayó. Empezamos a probar con otro estilo, con jugadores con menos condiciones para jugar en el doble pivote. Todos los equipos se ven afectado por las lesiones, pero nosotros más. La mayoria nos afectaron a la medular, y nos quedamos de manera paulatina sin Sidibé, Manu, Cristóbal… Pero supimos superar las dificultades. La fuerza del vestuario nos ha ido dando la posibilidad de salvar situaciones límite.

P: ¿Qué esperas del partido contra el Racing?

R: Si para nosotros jugar el play off es una ilusión, para el Racing es una obligación ascender. Son dos escenarios diametralmente opuestos. Eso siempre te genera una exigencia que te puede jugar malas pasadas. Tienen una plantilla inigualable en la categoría. Puede elegir perfectamente en un mercado al que ningún equipo de Tercera accede, pero se ha visto muy perjudicado por las lesiones. A Javi Rey lo conozco, lo entrené, y la desgracia le ha privado de acabar la temporada. Aun así, tiene muchas posibilidades de ascender, pese a que se pueda decir que el juego es más o menos vistoso.

P: Los ferrolanos atraviesan su peor momento de la temporada: cuatro partidos consecutivos sin ganar.

R: Valorar eso sería ignorar el potencial del Racing. Ni siquiera necesita jugar bien, tiene unos futbolistas inmensos para la categoría. Puede resolver un partido en cualquier acción aislada. Mantengo que como bloque siempre me ha parecido mejor el Bergantiños, pero no hay ningún plantel así. Me espero a un equipo que sepa revolverse, más allá de su estado de forma.

P: ¿Por dónde pasa la clave para arañar algo positivo en A Malata?

R: Concentración, no conceder ni un centímetro a sus jugadores de ataque. Además, generan mucho peligro a balón parado. Tenemos que ser un equipo organizado e inteligente, saber encontrar las distancias correctas para no sufrir.

P: Tu nombre ha estado vinculado varias veces al club departamental. ¿Cuándo has estado más cerca de dirigir al Racing?

R: La vez que más tuve esa sensación fue en el curso 2003/04. Estaba en el Celta B, pero no dirigí los últimos ocho partidos. A Moncho Carnero y a mí nos dieron paso para entrenar al primer equipo, que se jugaba la permanencia en Primera. Al final, renové en Vigo y la situación no dio paso a más especulaciones. Ese año sí pudo ser; más allá, no.

P: Desde tu experiencia, ¿confías en que el Racing consiga el ascenso?

R: Yo estoy seguro de que va a jugar el play off. Segurísimo. Hacerlo de primero es una ventaja tremenda. Si te caes del alambre, tienes red. Después, no es lo mismo jugar contra el campeón navarro que contra el catalán, el riojano… No creo que en la suerte del fútbol, pero sí en la de los sorteos. Conozco plantillas de otros equipos. En Cataluña tengo a Manu Salinas, en el L’Hospitalet, que tiene un equipazo tremendo; hablo mucho con Vicente Moscardó, y sé que en Valencia hay conjuntos fortísimos como La Nucía, Olímpic de Xátiva… No me atrevo a concederle más o menos posibilidades al Racing, pero sí a afirmar que es un gran candidato.


Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/21/d540262577/htdocs/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_block.php on line 353