Inicio Entrevistas ENTREVISTA | Jacobo Trigo se sincera tras abandonar Ferrol: “Me voy fastidiado”

ENTREVISTA | Jacobo Trigo se sincera tras abandonar Ferrol: “Me voy fastidiado”

1794
Compartir
Foto: C.R. (cedida)

La temporada del Racing, muy dañina de por sí, ha sido especialmente amarga para Jacobo Trigo. Tras su más que notable papel en equipos de tronío, el mediocentro llegó a Ferrol con la misión de comandar la medular. Comenzó bien, pero su importancia se diluyó al mismo tiempo que el conjunto verde descendía en la tabla.

El mes de enero fue un momento clave para él: recibió una oferta del extranjero y pidió salir. Rechazó dar más detalles durante la campaña para no perjudicar al colectivo, pero ya rematado el curso ha decidido explicarse. “La mayoría de los futbolistas se metería en la camilla para forzar su salida; yo, no. No me gustaría que me  lo hiciese ningún compañero, así que no lo hice”, asegura.

El club, incluso, llegó a anunciar que se quedaba fuera de la lista para viajar a Fuenlabrada por decisión técnica cuando una lesión en la espalda le impedía echar una mano. Curiosidades de una temporada para olvidar, aunque agradece el trato recibido. Descansará en Vigo, su ciudad natal. Su futuro, lejos de tierras navales, tardará en definirse.

Pregunta: ¿Cuáles son tus sensaciones al abandonar Ferrol?

Respuesta: Me voy un poco fastidiado por no haber mostrado mi mejor versión. Vine aquí porque había un buen proyecto, mimbres para hacer una gran temporada. Me hubiese gustado que la gente viese al verdadero Jacobo: un jugador de equipo, comprometido y trabajador. Esta temporada he lucido un par de partidos, pero es poco. Me voy decepcionado.

P: ¿Por qué no hemos visto al mejor Jacobo Trigo esta campaña?

R: Ha sido un cúmulo de circunstancias. Siempre lo he dicho: un buen jugador, sin confianza, pasa a ser un futbolista mediocre. Llegué a Ferrol por el proyecto y también para estar con mi novia; ella -reside en Logroño-, por unos motivos u otros, no pudo venir. Las cosas desde el principio no salieron bien. Ves que trabajas durante toda la semana y que siguen sin salir, te frustras… Después, en la segunda vuelta, cuando el míster deja de contar contigo, todo se hace más complicado.

Foto: C.R. (cedida)

P: Solicitaste la baja en enero por motivos personales. ¿Qué ocurrió?

R: Un aliciente para venir a Ferrol era la posibilidad de vivir con mi novia. Ella tiene trabajo en Logroño. Hizo varias entrevistas en diversas empresas, pero no la contrataron por temas relacionados con el idioma. En Navidad, surgió la opción de marcharnos fuera y lo decidimos: queríamos irnos a otro país. Se lo comuniqué al club sin poner ninguna condición. Les dije que no era por dinero, que podía enseñarles el contrato; quería estar con mi novia, vivir en otro sitio durante un par de años y aprender cosas nuevas. En su momento me dijeron que no, que era un jugador importante en el equipo. Y lo entendí. El 80% de los futbolistas se metería en la camilla para forzar su salida, pero yo no lo hice; no me gusta, no me gustaría que me lo hiciesen a mí. Seguí jugando, pese a no estar haciéndolo en mi posición, sin poner ninguna pega. Me caí de un partido o dos, que es normal, pero a partir de ahí me convertí en el cuarto mediocentro y en el cuarto central. Jugadores reconvertidos, incluso, ocuparon mi posición. No bajé los brazos, pero sí perdí confianza. En el último partido, con Joseba lesionado, me tocó jugar y pienso que di la cara pese a llevar meses sin competir. Soy un futbolista de equipo, no miro por lo individual. No creo que haya nadie mucho más comprometido que yo.

P: Ya a nivel colectivo, ¿qué crees que pudo pasar?

R: Es fútbol, estas cosas ocurren. A otros equipos, como el Real Oviedo, les pasó lo mismo con plantillas tremendas. Había buenos jugadores, pero no éramos un buen equipo. Teníamos muchas carencias como bloque. Pero, al fin y al cabo, ya es pasado y solo quedar mirar hacia delante.

P: ¿Cómo vislumbras el futuro de la entidad?

R: Los nuevos propietarios van a seguir apostando fuerte. Y está la afición, que apoya en las buenas y en las malas. Tengo claro que, más pronto que tarde, el Racing jugará por encima de Segunda B.


Una entrevista de Manu Amor para muchacalidad.com / #FútbolFerrol