Inicio Entrevistas ENTREVISTA – Víctor Rodriguez, 2º entrenador del cadete de la EFB Amistade...

ENTREVISTA – Víctor Rodriguez, 2º entrenador del cadete de la EFB Amistade Meirás

1390
Compartir
Victor Rodriguez segundo por la izq. de pie. Foto: cedida




P. Hola Víctor, gracias por hablar con Muchacalidad. Para que le conozcan los lectores de nuestra página, ¿cual es su currículum deportivo?

R. Víctor Manuel Rodríguez Saavedra: nace en Ferrol en 1968, dedicándose entre otras pasiones como el dibujo o la pintura y escultura, al deporte toda su vida, fundamentalmente al fútbol y fútbol sala a nivel amateur y militando en los equipos de fútbol de Ferrolterra como el Libunca, Maniños, Piñeiros–Narón o Neda.
Igualmente, practica la natación durante toda su juventud, sacándose el titulo Nacional de Monitor de Natación en el año 1997, al que le seguirían los de Técnico de Monitor de fútbol (nivel I en Ferrol), Técnico Regional (nivel II en La Coruña) y Técnico Nacional (nivel III entre La Coruña y Santiago) de fútbol, consecutivamente, entre los años 2007-2010.
Como compañeros de quinta en la obtención de los títulos de entrenador de fútbol, se encuentran: Miguel Carballeira (entrenaría al Perlío y Numancia), Felipe Mieres (entrenaría al As Pontes en tercera y actualmente a los juveniles del mismo Club, entre otros). A estos compañeros los podemos ver en la foto inferior a izquierda y derecha tal cual la observamos. En total, en aquel curso fueron unas 50 personas las que lo sacaron.
Decir también que es amante de la educación en general, por lo que en el año 1999 obtiene la plaza como funcionario de educación de secundaría en la Xunta de Galicia, (profesor de Dibujo) y a lo que actualmente se dedica de forma profesional en el centro educativo CPI As Mirandas, en Ares.
De izquierda a derecha: Miguel Carballeira, Víctor Saavedra y Felipe Mieres en Santiago – 2010.

P. Haciendo retrospectiva del pasado, ¿como recuerda la temporada anterior, la 2016-2017?

R. Bueno, era mi primera temporada en este club y la recuerdo con gran ilusión por conseguir algo bonito con ese grupo de jóvenes, espléndidos futbolistas que teníamos y seguimos teniendo.

P. En el comienzo de esta temporada y después de como hicieron los chicos la pasada, ¿como se han encontrado, tanto Carlos como Ud. a este vestuario?

R. La verdad, es que nuestros jugadores sabían que la temporada pasada era como una puesta realmente a punto y en serio de lo que les esperaría ésta, donde realmente, tanto Carlos como yo, sabemos que podemos hacer algo grande en la Copa como en la Liga local con este gran grupo de futbolistas. Ellos también son conscientes de ello y los vemos esperanzados y con ganas de dar la talla.

P. Desde la Directiva y viendo como estuvieron estos chicos en el Campeonato, ¿les han marcado el objetivo para esta temporada o el objetivo lo marcarán, tanto Carlos como Ud. dependiendo de como vayan los resultados?

R. Para nada, la directiva respeta nuestro trabajo diario y también entiende que el objetivo, como personalmente creo que es lógico, está un poco ligado a los mimbres con los que uno se encuentra en el vestuario y por supuesto el transcurso semanal de la competición/es. Tenemos una muy buena plantilla, aunque realmente bastante justita para poder aguantar con garantías totales todos los contratiempos que surgen en la temporada lesiones, enfermedades, etc). Quizás sea esto el hándicap de muchos equipos y por supuesto a nosotros también nos afecta, claro.

P. Normalmente, los equipos contra los que se enfrentan en la liga local, suelen tener un Entrenador / Monitor y un Delegado; en el Amistade-Meirás, son dos los Entrenadores y que además los dos tienen el título de nivel III, a parte del Delegado; ¿no es un lujo en esta categoría?, ¿cual es el motivo de que Ud. no ejerza de 1º aunque fuera en otro equipo y con ello tener mayor responsabilidad?

R. Contestando a tu primera pregunta; por supuesto creo que sí, pienso que cuantos más recursos ya sea de capital humano como de otra índole siempre beneficiarán al equipo. Creo que es una suerte el poder tener a otro compañero de tal categoría y experiencia contrastada como Carlos para poder complementarnos tanto en los entrenamientos como en los partidos que afrontamos.
Y con respecto a la segunda, simplemente respecto al Amistade, Carlos tenía mayor disponibilidad que yo para poder estar con el equipo,él además por circunstancias particulares, sería llamado también antes que yo a este gran club, y por tanto me parecía lógico y lo más sensato que el ejerciese como primer entrenador y yo su segundo, de lo cual me siento muy orgulloso. También, es justo reconocer que yo realmente llevo pocos años entrenando y en cierto aspecto, soy aprendiz de este mundo en este terreno.

P. ¿Cómo empezó en el fútbol?

R. Bien, como la mayoría de las personas de mi quinta, de aquellos años, (ya no soy tan joven, jajaja), siempre estuve con el balón en los pies jugando en casa, en la calle, en el colegio o donde fuese, y si te refieres al aspecto de técnico, pues siempre me ha encantado la docencia y el poder transmitir conceptos y experiencias personales a los demás. Yo había terminado mi etapa , digamos amateur activa en el fútbol a los 33-34 años en el Neda, pero quería seguir ligado al campo y a este mundo maravilloso del fútbol y poder ascender deportiva y personalmente con esfuerzo y un poco de suerte en este ámbito.

P. ¿Qué significa para usted ser entrenador de fútbol?

R. Ser una persona responsable que tiene y debe ser capaz de prolongar ese puente que, desgraciadamente, se le acaba al jugador a los treinta y pico años. Es tener esa capacidad de interpretar y enseñar la belleza de este deporte pero desde otra dimensión o apartado.

P. ¿Cuando empezó a ejercer de entrenador?

R. En mi muy corta trayectoria como entrenador, he estado formando equipos con otros compañeros en el Racing San Pedro (Prebenjamín), Narón (Infantil B) o actualmente en mi segundo año como segundo entrenador en la E. F. B. del Amistade de Meirás, dirigiendo al Cadete A donde intentaremos lograr el ansiado ascenso a liga gallega.

P. ¿Como se define como entrenador?

R. Jajaja. Bueno, si es como me evalúan mis alumnos en las clases de secundaria, pues muy serio y exigente; pero para nada ¡eh!. Creo que soy observador, responsable y bastante tenaz; y sí, soy exigente pero conmigo mismo por supuesto y con los demás.

Foto: cedida

P. ¿Qué parte de culpa tiene un entrenador en el éxito o fracaso del equipo?

R. Igual me equivoco pero, yo creo que, al igual que un profesor tiene el 90-95% de culpa de que sus alumnos no rindan o aprendan, eso mismo lo extrapolo de la misma forma al deporte, sea el que sea.

P. ¿Qué características debe tener un buen entrenador?

R. Ser responsable, trabajador, dialogante y empatizar con todo el que le rodea y muy pocas veces, aunque algunas, tajante.

P. ¿Tiene algún entrenador referente?

R. No, no me gustan los arquetipos, ni creo en ellos. Lo inteligente, pienso que es aprender de todos un poco. Yo no quiero verme reflejado en nadie, ni que me relacionen con nadie, aunque sé que eso es casi imposible en esta sociedad.
Si acaso, de momento ( yo sólo me fio de lo que siento o toco), mi gran referente, es mi compañero de fatigas Carlos Cotón.

P. Con la experiencia que tiene, ¿díganos cual es el perfil perfecto de un entrenador?

R. Aquel que es capaz de empezar y acabar su jornada de trabajo con la conciencia bien tranquila.

P. ¿Cuantas temporadas lleva en el Amistade-Meirás?

R. Dos, como segundo entrenador junto a mi mentor y gran entrenador y amigo, Carlos Cotón.

P. ¿Porqué fichó por este equipo?

R. Porque me parecía un club “humilde” y tuve buenas referencias de compañeros anteriormente. Además, aclaré muy rápidamente mis pretensiones con el presidente del club (lo que tanto él como yo, podíamos ofrecernos).

P. ¿Cómo se produjo su fichaje?

R. En un buen clima de entendimiento, una charla sencilla y hasta recuerdo, tomando un café en el ambigú del club. Muy distendida, vamos.

P. ¿Cuánto tiempo dedica al fútbol?

R. Todo el que puedo y más. Aunque siempre tengo mucho trabajo en mi profesión como docente, paralelamente siempre quitas tiempo de donde sea si realmente te encanta lo que vives y haces.

P. ¿Cuál ha sido hasta ahora el mejor momento que ha vivido como entrenador?

R. Pues, el año pasado, cuando por muy poco casi nos metemos en final de copa y en la liga, que quedamos también ahí de cuartos con la miel en los labios.

P. ¿Y el peor?

R. Algún que otro insulto o falta de educación de un abuelo que estaba observando como entrenaba su nieto, y bueno… hubo de todo. Me explico ¿verdad?. Tonterías, vamos.

 

P. ¿Tienen que actuar como psicólogos en algún momento tanto Carlos como Ud.?

R. Siempre y entrenamiento tras entrenamiento y partido tras partido. Es esencial.

P. ¿Se siente preparado para hacerlo?

R. Por supuesto; es más, creo llegar a ser a veces algo “pesado” con ello, pero es fundamental. Debe ser la primera cualidad que debe poseer, a mi juicio, un buen entrenador de lo que sea.

P. ¿Qué porcentaje de psicólogo tiene que tener un entrenador?

R. Contrariamente, seguro a lo que piensa otra gente, para mi un 60/70% debe ser psicología personal y deportiva.

P. ¿En el Amistade-Meirás tienen los entrenadores la libertad suficiente para dar su propio toque a los equipos o todos los equipos del Club deben de jugar igual?

R. No, pienso que existe esa libertad y confianza para que cada compañero realice lo mejor para su equipo. Personalmente, yo nunca tuve unas directrices concretas. Actúo y actuamos, pienso, que con un único objetivo, hacer lo mejor para el Amistade.

P. En colaboración con Carlos, ¿Cómo les gusta que sean los entrenamientos?

R. Comprometidos, intensos en atención y ejecución de las tareas en el campo y serios. Estamos trabajando y esforzándonos para lograr lo mejor para la plantilla y el Club siempre.

P: ¿Qué es lo primero que valora en un jugador?

R. Su compromiso y esfuerzo diario con lo que decide hacer, saber escuchar, observar y empatizar también con un entrenador que haga lo mismo por él.

P. ¿Qué les exigen a sus jugadores?

R. Lo primero de todo, respeto hacia todo y todos y que se levanten nada más caer y por supuesto compromiso con lo que hacen, su deporte, como dije antes.

P. ¿Qué aspectos son para usted los más importantes para formar a sus jugadores?

R. Tener claro el concepto de grupo, de esfuerzo diario, de compromiso y de ayuda mutua.

P. En esta primera fase, en el grupo B donde están encuadrados, ¿parece que no van a tener muchos problemas para clasificarse tanto para disputar las semifinales de Copa como para entrar en el Grupo que dispute la Fase de Ascenso?

R. Hombre, confiamos en ello; en que este año la plantilla se ha reforzado, un poco más que el año pasado y eso debería darnos más garantías de alcanzar esos objetivos de disputar la final copa o ¿por qué no?, alcanzar ese ascenso tan deseado de categoría.

P. Analícenos a su equipo en general.

R. Son jugadores buenos técnica y tácticamente. Creo que disponemos de un equipo muy equilibrado en las tres lineas y con suplentes tan buenos como los titulares; por ello, tanto Carlos como yo confiamos en que este año con mucho tesón y un pelín de suerte alcanzaremos grandes objetivos.

P. ¿Qué tal la relación con los padres?

R. Muy buena; como te comenté anteriormente, este es un club “humilde”, familiar y muy acogedor, donde cada uno sabe su papel a demostrar y donde existe un gran respeto por lo que a cada uno, tanto técnicos como el resto del personal que lo compone, le toca representar.

P. ¿Alguna vez les han presionado para que sus hijos jueguen más?

R. Hablo por mi; personalmente, nunca de momento.

P. ¿Te han dado más problemas los padres que los hijos?

R. No; además, cualquier diferencia con dialogo siempre llega a buen puerto.

P. ¿Qué piensa de esos padres-entrenadores que transmiten ideas contrarias a las que se trabajan por el cuerpo técnico?

R. Que esa actitud perjudica más que beneficia al jugador-a, hijo-a. Yo también soy padre, pero hay que hacer un esfuerzo, ser educado y saber que en el campo de juego yo soy observador de mi hijo, no técnico.

P. ¿Hasta cuándo entrenando?

R. Pues hasta que me cansen las circunstancias y espero que no sea nunca o muy muy tarde, jajaja

P. Y por ultimo, ¿cómo le gustaría que se le recordara cuando deje de ser entrenador?

R. Simplemente, me agradaría, no que me colmasen de vítores o malas palabras lógicamente, sino más bien como a alguien a quien se le echa en falta porque ayudó deportivamente en el fútbol a alguien.

P. Muchas gracias por su tiempo, Víctor. Desearle suerte en los proyectos que acometa y espero que siga dándole a los chavales sus enseñanzas para que estos puedan desenvolver el potencial que tengan tanto humano como deportivo.

R: De nada, y muchas gracias a vosotros por estar ahí apoyando al deportista y al fútbol en particular.
Entrevista realizada por: A. Mellado para muchacalidad.com