Inicio Fútbol Ferrol Los Racing vs Ponferradina de bronce

Los Racing vs Ponferradina de bronce

355
Compartir
Una imagen del Racing-Ponferradina de la temporada 1989/90, saldado con victoria ferrolana por 4 a 2. (foto: Ardá)

Por duodécima vez se encontrarán en un partido de la división de bronce Racing de Ferrol y Ponferradina. Dos equipos con ínfulas de plata, con aspirantazgo teórico, con empaque en las quinielas de pretemporada, pero que no levantan cabeza y solo aspiran a no bajar a la Tercera División. Ya la campaña pasada mostraron sus debilidades. La Ponferradina, que venía de Segunda y con “pasta” bajo el brazo, no demostró candidatura a estar arriba en ningún momento, aunque adornó su clasificación al final con un estupendo quinto puesto. El Racing, tras el trienio que luchó por el ascenso (2014-16) se fue desinflando y ahora, a las puertas de un futuro prometedor, solo busca cobijo entre los bronceados.


EL RIVAL

La S.D. Ponferradina, SAD nació en 1922, federándose cuatro años más tarde y transformándose en SAD en julio de 2008. Juega en El Toralín (8.400 localidades) desde 2000 y antes lo hizo en Castillo Templario (1922-1923) Santa Marta (1923-1975) y Fuentesnuevas (1975-2000). Juega por 51ª vez en la división de bronce -es uno de los grandes clásicos españoles en este categoría- y militó seis temporadas en Segunda División, la última en 2015/16. Su mejor clasificación liguera fue un 7º puesto logrado en 2012/13 y en 2014/15. Sin duda, la actual década es la mejor de toda la historia del club blanquiazul.

Dentro de la depresión, y a pesar del dramatismo un tanto grandilocuente de algunos medios y opinantes, al cuadro berciano que prepara Carlos Terrazas le va bastante bien. De los últimos cuatro compromisos ligueros sacó tres vitorias. Hay que vivir el momento y quedarse con eso. ¿Que lo de ganar fuera de casa no es hábito en la Ponferradina? Cierto. Pero el fútbol no es una ciencia exacta y acudirá a Ferrol a hacer lo que en Toledo en su penúltima salida: ganar. Y adios estadísticas y etiquetas. Ya quisieran estar los de Ricardo López como los ponferradinos. No saborean un triunfo desde el 24 de septiembre, en Guijuelo (¿se acuerdan?) y solo se les vio ganar en A Malata en la primera jornada.

Dejando a un lado la actualidad, que pasa por el cochazo que le regalaron a Carlos Mouriz, las “cábalas” acerca de los posibles fichajes para este mercado invernal (no vale la pena rebanarse los sesos, ya que el director deportivo no suelta prenda y el club solo anunciará lo que esté estrictamente confirmado) y el enésimo interés del Racing de Santander por un jugador nuestro, en este caso un viejo conocido de las agendas cántabras, Joselu; demos un liviano paseo por la historia de los enfrentamientos entre Racing y Ponferradina dentro del tercer nivel de la liga española, tanto en la vieja Tercera como en la actual Segunda B.


1943/44:  HORIZONTES DIVERGENTES, CALIDADES DESIGUALES (4-1)

El 30 de enero de 1944 jugaron por primera vez un partido oficial en Ferrol nuestros protagonistas. Fue en la penúltima jornada de aquella liga 1943/44 de Tercera División. El Racing (Club Ferrol entonces) había descendido la campaña anterior y no se anduvo con bromas. Había que volver a la plata a las primeras de cambio. El equipo que dirigía Manuel Rivera lideró el Grupo 1º, formado por equipos de Galicia, León y Castilla la Vieja, y cuando recibió en el Inferniño a la Ponferradina ya era campeón. Los bercianos, en cambio, ocupaban la última posición y así terminarían la competición, teniendo que jugarse la continuidad -finalmente con éxito- en la promoción de permanencia.

Ganaron los ferrolanos con tantos marcados por Quintana y Oliveros, ambos por partida doble. El equipo verde terminó aquella liga regular como el más goleador, el menos goleado y el que más victorias sumó. En la fase de ascenso no tuvo tanto acierto ni fortuna pero en la posterior promoción de ascenso, contra el Arenas de Guecho, conseguiría su objetivo gracias a un gol de Herodes en el viejo Metropolitano madrileño.

Hoja del Lunes (A Coruña), 31-01-1944.


1972/73: SIN “HOMBRES-GOL” (0-0)

Tuvieron que pasar casi 29 años para volver a ver un partido entre verdes y blanquiazules en terreno ferrolano. Y de nuevo en una temporada de regreso a Tercera para los nuestros, que habían bajado de Segunda en la anterior. La confrontación tuvo lugar el 8 de octubre de 1972 en un Manuel Rivera que no pudo ver goles porque, según declaraba el argentino Rafael Franco, preparador (y ex jugador) racinguista, “no tenemos hombres-gol”. ¡Y eso que ya empezaba a hacer sus pinitos con el primer equipo el entonces juvenil Alfonso Castro! Se notaban, y mucho, las ausencias por lesión del veterano Germán y de otra “perla” salida de la cantera ferrolana, Pancho García, en aquel otoño.

Los nuestros no pudieron batir a un ex portero verde, Chichí, y las alarmas ya estaban encendidas en el club.


La Voz de Galicia (A Coruña), 10-10-1972.


La Voz de Galicia (A Coruña), 10-10-1972.


 

1973/74: MÁS TEMPRANEROS, IMPOSIBLE (2-0)

El Racing-Ponferradina de esta temporada, jugado el 30 de diciembre de 1973, registró una victoria de los de Julio Martialay marcada por la prontitud de los goles. A los tres minutos ya estaban en reflejados en el marcador de la Plaza del Estadio. El 1 a 0, obra de Cabanas a pase de Tauler en el primer minuto. Y el 2 a 0, firmado por García recogiendo el rechace de Chichí a un penalty tirado por el veterano Pepiño en el tercer minuto.

Marca (Madrid), 31-12-1973.


1988/89: SIN GOLES ANTE LA PONFERRADINA DE MOURIZ (0-0)

Por tercera vez (como en 1943/44 y 1972/73) se vieron las caras Racing y Ponferradina tras un cambio de categoría de los verdes. En el regreso ferrolano a la división de bronce tras cuatro años en el pozo de la ya actual Tercera se topó en la 1ª jornada con la Ponferradina de Carlos Mouriz, ex jugador racinguista (lo mismo que Rus) y actual director deportivo del club. El equipo blanquiazul tenía grandes aspiraciones para esta temporada y el Racing tenía la permanencia como meta. El plantel dirigido por Jesús Tartilán certificaría, empero, un catastrófico comienzo de competición, salvado a tiempo. Ante los bercianos pusieron el cerrojo en un Manuel Rivera que volvía a ver fútbol de bronce (desde 1983/84 no lo hacía) y, como en 1972/73, no hubo goles.

La Voz de Galicia (A Coruña), 04-09-1988.


1989/90: EL RACING, HÉROE Y MATAGIGANTES (4-2)

El 5 de noviembre de 1989 la Ponferradina (dirigida por Jesús Tartilán, que había dimitido como técnico verde tras la octava jornada liguera de la temporada anterior) visitaba el vetusto estadio ferrolano más chula que un ocho. Líder e invicta tras nueve jornadas. Y encima jugó ante un Racing -entrenado entonces por José López en su tercera y penúltima etapa en el banquillo del Inferniño- que hubo de actuar con un hombre menos por expulsión del defensa Andrés a media hora del final (dos ponferradinos, Pepe Ramos, futbolista verde en la campaña anterior, y Paquito también se fueron a la calle pero ya en tiempo de prolongación y con la victoria ferrolana en el bolsillo). El nivel de la plantilla de la Deportiva, el liderato que ostentaba y que no conociese todavía la derrota; ninguna de esas menudencias fueron impedimento para que los verdes hiciesen la machada de batir al equipo berciano sobre el insufrible barrizal del Manuel Rivera. Remontando el gol con el que se adelantaban los blanquiazules. Plantándoles cara cuando éstos consiguieron hacer tablas. Y echándole lo que ya saben, y un poco más, para acabar ganando el partido. Los goles de mi amigo Javi Montero, Miguel Ángel y Jaime Agulló (que marcó dos, el último de penalty) hicieron vibrar a los aficionados del Manuel Rivera en uno de los Racing-Ponferradina más intensos y emocionantes de la historia.

Una imagen del Racing-Ponferradina de la temporada 1989/90, saldado con victoria ferrolana por 4 a 2. (foto: Ardá)


1992/93: PRIMERA VICTORIA DE LA PONFERRADINA EN FERROL (0-1)

Por no romper con la tradición, Racing y Ponferradina retomaron rivalidad liguera en otra campaña de cambio de categoría para los nuestros. El equipo de Fernando Vázquez, inmerso en los últimos años en una dinámica ascensorista, había pasado dos en Tercera, el último preñado de fútbol, goles y éxitos. Pero el reencuentro competitivo con los bercianos no pudo ser más decepcionante. Fue el 1 de mayo de 1993, en el segundo partido disputado en el actual campo de A Malata (estrenado el mes anterior). Manolo marcaba para los visitantes en el minuto 87. Pero en el anterior Luis Alberto había tenido en sus botas la opción de batir a Javier.

Marca (Madrid), 02-05-1993.


1999/2000: FESTIVAL VERDE (5-0)

La temporada 1999/2000 fue especial porque al término de la misma el Racing regresó a la Segunda División, donde no jugaba desde 1978/79. El choque contra la Ponferradina en A Malata, verificado el 26 de septiembre de 1999, puso en evidencia ya de forma temprana (era la 5ª jornada del campeonato) el poderío de un plantel, dirigido por el inolvidable José Ramón Arteche, ganador que, no obstante, hubo de conformarse al concluir la liga regular con el tercer puesto tras dos cuadros ya desaparecidos, Universidad de Las Palmas y CD Ourense. Manel (hoy entrenador del Racing juvenil), Deus, Manu Miranda -marcó dos, uno de ellos de penalty- y Mendiguren doblegaban aquella tarde con sus goles a los bercianos, situándose en la tercera posición de la tabla tras los universitarios canariones y el Mensajero.

Marca (Madrid), 27-09-1999.


2008/09: UN TRIUNFO DE CORAJE (2-0)

Como casi siempre, otro choque entre Racing y Ponferradina en temporada de cambio de categoría para los nuestros, que habían descendido a Segunda B en el ejercicio anterior. En esta oportunidad lograban aquel 12 de abril de 2009 una victoria para demostrar qu seguían teniendo opciones de colarse en la fase de ascenso. El Racing hizo el mejor partido de la campaña ante una Ponferradina que acudía a Ferrol como tercera del Grupo. A base de mucha presión a la salida del balón de los blanquiazules, mucha movilidad y enorme concentración, los nuestros saldaron el complicado envite con nota. Un gran Reguero bajo los palos y un Lamatina muy incisivo (y autor del primer gol a los siete minutos) y bien conectado con Manolo Pérez, fueron algunas de las claves. Tras un primer tiempo primoroso, Míchel Alonso, entrenador verde, guardó en los “cuarteles de invierno” a los suyos en el segundo. Y en él, Carlos, que había sido duda para este choque por una lesión en la nariz, marcaba el segundo y definitivo tanto poco antes del pitido final. De aquel bonito partido sobrevive en la plantilla actual Nano.

Lamatina, autor del primer gol verde en el Racing-Ponferradina de 2008/09. (foto: Luis Polo)


2009/10: MAL COMIENZO, PRESAGIO DE TEMPORADA PARA OLVIDAR (1-2)

Por segunda vez en la historia de los Racing-Ponferradina ligueros el choque de Ferrol abría una temporada. Fue en la matinal del 30 de agosto de 2009 en A Malata. Los verdes, dirigidos por Juan Veiga en su tercera etapa al frente del Racing, empezaban bien con el gol tempranero del francés Carlier. Pero la Ponferradina, con la que se estrenaban la friolera de doce futbolistas, supo remontar (con tantos de Rubén Vega) y ser mejor, llevando a los verdes a remolque. Medio millar de ponferradinos acudieron a Ferrol a presenciar el choque, que tuvo una afluencia de aficionados ferrolanos más escasa de lo que era costumbre en esa época. La idea de Isidro Silveira de poner los partidos caseros al mediodía fue un rotundo fracaso y no se retomó. Los de Preferencia, eso sí, volvían a contar con la cubierta de su localidad por fin arreglada siete meses después de que el ciclón Klauss la dejase echa unos zorros la tétrica noche del viernes 23 de enero de 2009.

Un momento do Racing-Ponferradina de 2009/10, saldado con vitoria berciana. (foto: Luis Polo)

 

2016/17: UN GRAN RACING, UNA DECEPCIONANTE PONFERRADINA (2-1)

El último partido liguero disputado por verdes y blanquiazules en Ferrol tuvo lugar el 8 de abril de 2017. El Racing de Miguel Ángel Tena se daba con un canto en los dientes de haber reaccionado a tiempo para evitar lo que en la presente campaña es una seria amenaza y ya solo aspiraba a colarse en plazas coperas. Venía de ganarle al Osasuna B y en Tudela y repitió triunfo, con tantos de Adrián Armental y Nano en la primera media hora, ante una Deportiva que lucía su vitola de ex Segunda pero sin demostrar prácticamente nada durante la temporada. En A Malata solo hubo un equipo, el Racing, que sin la presión de luchar por la permanencia daba por esas fechas su mejor versión. El equipo de Álvarez Tomé marcó su gol a un minuto del pitido final. Y los Diablos Verdes celebraban por esos días su cuarto aniversario como peña racinguista.

El once inicial verde ante la Ponferradina en la temporada pasada. (foto: Mero Barral)


Por Jorge Deza para muchacalidad.com #FutbolFerrol