Inicio Fútbol Ferrol OPINIÓN – Cuestión de motivación… y algo más

OPINIÓN – Cuestión de motivación… y algo más

530
Compartir
Foto: Bruno Penas


Con el comienzo del nuevo año se abre nuevamente el telón de la competición. Lo hace coincidiendo con el arranque de la segunda vuelta. Ideal para luego poder comparar, aunque muy mal lo tiene que hacer el equipo para igualar la nefasta primera vuelta o incluso empeorarla. Desde luego el primer tramo de liga es para olvidar. Falló absolutamente todo, empezando por la planificación. El equipo a todas luces está desequilibrado. Hasta tal punto que muchos jugadores no han podido mostrar su valía al no poder actuar en sus posiciones naturales. Bien es cierto que en muchos partidos el equipo rozó el ridículo y en otros tantos dejó claros síntomas de dejadez. Eso debe terminar desde ya. La falta de actitud es intolerable en un equipo profesional.


Llegó un nuevo técnico. Por ello, aún sin resultados a la vista, el equipo sube un escalón. El escalón que supone a nivel anímico un cambio en el banquillo. La llegada de Ricardo López debe suponer una variante importante en la motivación de los jugadores, aunque solo sea por intentar agradar y luchar por un puesto en el equipo. Eso ya da un plus. Tanto los que jugaron más como los que participaron menos, deben entender que esto, aunque sea a mitad de liga, comienza de cero para todos. Estoy seguro que futbolistas que hasta ahora no contaron, tendrán su oportunidad y hasta alguno se ganará el puesto.


Si tenemos en cuenta lo visto hasta el momento, hasta el más optimista tiene claro que los refuerzos son necesarios. Alguno llegará. Igual no tantos como nos imaginamos o quisiéramos. Seguramente uno por línea, a excepción de la portería. Bien es cierto que por cada alta que se produzca  conllevará una salida. Esto, aunque miremos hacia otro lado es difícil de asumir. Hay que pagar al que se va y al que llega, y hay que recordar que el presupuesto del Racing es de solo 750 mil euros. Aunque parezca demasiado, no da para hacer demasiadas florituras. Yo estoy complemente seguro que este equipo, aún sin incorporar muchas caras nuevas, es capaz de salir de abajo e incluso acabar la liga sin complicaciones.


Hay que recordar que el equipo de Rivera no tenía pensado meterse esta temporada a trabajar en el club. Ni a nivel administrativo ni a nivel deportivo. El único movimiento previsto no era otro que el de cerrar la compra de acciones. De ahí la ausencia de representantes de Rivera en el Consejo de Administración, al menos hasta que concluya la temporada. La mala situación deportiva del equipo es la que obliga a Carlos Mouriz a meterse de lleno en la actividad contratando a un entrenador y a los jugadores que puedan venir finalmente. Hay que recordar que Mouriz lleva meses trabajando en la próxima temporada. Nadie pensaba que esta fuera como va de mal y que los planes tuvieran que ser modificados por el camino, de ahí la dificultad y la lentitud en cuanto a noticias sobre nuevas contrataciones.


Para terminar, decir que hace tiempo me contaron que Mouriz ya tiene entrenador para la próxima temporada. Se dice que José Manuel Aira volverá a sentarse en el banquillo de A Malata. Ahora llegó Ricardo para enderezar el rumbo en el equipo, y el que solo firmara hasta final de temporada y que no se hablara nada de que en caso de salvar al equipo renovaba automáticamente, casi que refuerza esta teoría. En todo caso, Mouriz no se pronuncia sobre este particular, por tanto, la posibilidad de que Aira sea entrenador la próxima temporada, la vamos a dejar en “cuarentena”, aunque todo apunta hacia ello.

Por cierto, el Racing va a ganar este fin de semana al Coruxo. 


Por Juan Galego @juangalego para muchacalidad.com   #futbolferrol