Inicio Fútbol Ferrol OPINIÓN | Emilio Larraz, un señor de los banquillos

OPINIÓN | Emilio Larraz, un señor de los banquillos

2441
Compartir
Emilio Larraz a punto de cumplir 3 meses al frente de la escuadra naval. MUCHACALIDAD.COM

” Cuando el Racing me llamó con su proyecto, no dude en ningún momento en embarcarme con mi familia para Ferrol”. Así se presentaba Emilio Larraz en el estadio de A Malata pocos días después de comenzar el verano. Atrás dejaba una etapa maravillosa en el CD Ebro del barrio de La Almozara de su Zaragoza natal, donde consiguió dejar al humilde club aragonés nada más y nada menos que en puestos de clasificación para jugar la Copa del Rey o visto de otra forma, la mejor temporada de la historia del CD Ebro. Con ofertas de Segunda B encima de la mesa y cercanas a su hogar, es un gesto de alabar bajar una categoría y sin más dilación hacer 800 kilómetros dirección Ferrol junto a tu mujer e hijos. El reto apasionante, intentar devolverle la ilusión a un club marcado por los disgustos en los últimos años. El técnico de Zaragoza sabe mejor que nadie lo que es ascender a la liga de bronce, lo hizo con La Muela, Sariñena y Zaragoza B, que se unen a un puñado de playoffs de ascenso que relucen en su currículum. El desafío que le presentó el director deportivo Carlos Mouriz es ambicioso, reto que puede hacer que tanto club como entrenador crezcan juntos en el mundo del fútbol.

Emilio Larraz en el túnel de A Malata. MUCHACALIDAD.COM

Exigente en el día a día, Emilio trabaja intensamente en el Anexo de A Malata para que la plantilla crea en su manera de ver el fútbol; mentalidad positiva, gen ganador, ser ordenados y serios en todo momento, en definitiva conseguir hacer un bloque con este grupo de jugadores. La filosofía del técnico zaragozano; que el entrenador se amolde a sus futbolistas, con el objetivo de que estén lo más cómodos posibles de cara a dar un buen rendimiento, proponer y no imponer, con matices tácticos y emocionales, fundamentales en el equilibrio individual y colectivo del vestuario. Con una pretemporada de lo más inusual con déficit de jugadores, el equipo sufrió un resbalón en el partido inaugural en Somozas. Emilio Larraz con buenas formas y sensatez declaró a los medios ” me sabe muy mal que mis jugadores estén con el dolor de una derrota tan abultada”. El palo en Somozas ha servido para cada día que pasa ver un equipo en constante crecimiento, que se comenzó a gestar tan solo 48 horas después, en el Trofeo Concepción Arenal. El clásico torneo veraniego ubicado en una fecha bastante molesta para la recuperación del equipo, después de un fin de semana de desgaste en lo físico y en lo anímico, fue aprovechado por  los pupilos de Larraz que plantaron cara dignamente a todo un Deportivo de La Coruña de dos categorías por encima de los departamentales.

Emilio Larraz dando instrucciones durante una sesión de entrenamiento. muchacalidad.com

Desde el patinazo de la primera jornada hasta día de hoy, dos días después de empatar en un partido loco contra el Céltiga y al menos rescatar un punto jugando una hora con uno menos. Emilio Larraz ha transmitido al equipo; aplomo, unión, sencillez, naturalidad y siempre cabeza fría ante la adversidad. Vayamos al choque del pasado fin de semana, con el equipo en inferioridad numérica y el marcador adverso al descanso, el técnico maño decide retirar un defensa e incorporar un hombre de ataque, Villarejo por Armental formando una defensa de tres, o dicho de otra forma valentía y mentalidad ganadora con el partido cuesta arriba. Un movimiento  arriesgado si, pero también osado, y eso gusta, si se muere que sea con las botas puestas. El mismo técnico declaraba en rueda de prensa post partido  “cuando aspiras a ser campeón estás con uno menos y vas perdiendo, no queda otra que luchar”. Lo que demanda el respetable un Racing que pelea en todo momento, con amor propio, que quiere ser campeón, pero siempre con los pies en el suelo y con detalles todavía por pulir, sobre todo en la parcela defensiva, pero con paciencia, nadie exhibe un fútbol perfecto en la jornada cuatro. Existe el potencial y el trayecto adecuado marcado por el club, en el cual hay que estar preparado para afrontar que la Tercera División no es un camino de rosas, si no una larga travesía donde no hay rival fácil en ningún momento. Prudencia y esfuerzo siempre por delante, como bien sabe el actual preparador del Racing en sus más de 25 años de experiencia en el mundo del fútbol. Así es Emilio Larraz un trabajador nato de los banquillos y ante todo ” entrenador de fútbol y padre de familia “. Llamado a llevar al Racing por lo pronto de vuelta a la Segunda B, quién sabe si también en un futuro juntos al fútbol profesional, buena suerte Emilio. La tuya será la de todo el racinguismo.


Juanma Codesido    muchacalidad.com    #FutbolFerrol  


Emilio Larraz dirige durante un partido en A Malata. Foto: Sandy López / muchacalidad.com