Cristóbal Parralo: «No podemos regalar cuarenta y cinco minutos»

Cristóbal Parralo en A Malata | Bruno Penas

El técnico se marchó decepcionado debido a la derrota y por la imagen tan pobre ofrecida por el equipo sobre todo en el primer tiempo

El Racing volvió a mostrar su cara más endeble, esta vez ante su homónimo de Santander que con poco consiguió dejar a los ferrolanos de vacío en su visita a El Sardinero. El primer tiempo el conjunto naval estuvo ausente y su única presencia en área contraria fue una internada de Héber que terminó derribado por un rival y el árbitro decretó la pena máxima, penalti que Joselu no pudo materializar al ser detenido por el meta local. La segunda parte los ferrolanos pusieron una marcha más a su juego y consiguieron generar ocasiones y llegadas de peligro en el área cántabra, pero todas con un denominador común: falta de acierto.

Cristóbal Parralo abandonó la que fue su casa hace dos temporadas decepcionado con su equipo. «Cuando pierdes nunca te vas contento ni satisfecho. La primera parte no hemos estado, con muchas pérdidas en salida de balón y no hemos ganado los duelos. Sin sufrir demasiado, el Racing de Santander fue mejor esta primera parte. Creo que hemos logrado rectificar hacer unos cambios y mejorar en la segunda parte, donde hemos merecido empatar, pero el fútbol se trata de materializar las ocasiones que tienes»

En la jugada del gol, el equipo mostró falta de contundencia al ser incapaz de despejar la pelota en una maraña de piernas en el área pequeña. «No lo he visto bien. Sé que estaba el balón muerto y al final han terminado empujándolo, pero tengo que analizarlo y verlo con tranquilidad para ver lo que ha ocurrido. En la primera parte merecimos poco porque no he visto al equipo que viene siendo el Racing, aunque en la segunda, generamos ocasiones para poder conseguir empatar»

Penalti fallado

Al Racing le cuesta un mundo marcar y antes del descanso, desaprovechó su mejor ocasión con un penalti errado por Joselu. «Nos hubiéramos ido al descanso con empate pero eso no cambia mi análisis de la primera parte. Las sensaciones viendo a mi equipo en la primera mitad es para no estar nada contento. En la segunda hemos sacado orgullo y carácter y hemos tenido más el balón en zonas cercanas al área del Racing de Santander»

El cambio ha sido sustancial entre la primera parte y la segunda, en donde los de Cristóbal Parralo, mostraron caras bien distintas pero no pudieron compensar su cambio al estar desacertados de cara a puerta y de eso tiene bastante culpa el meta local. «Miguel Pareda ha realizado muy buenas intervenciones, con un mano a mano con Nathan demostrando que es un gran portero. El cambio ha sido que en la primera parte, no estábamos siendo nosotros porque normalmente somos mucho más ambiciosos con el balón y no lo perdemos tantas veces. En la segunda hemos sacado el orgullo para buscar el empate pero no podemos regalar cuarenta y cinco minutos», concluye el técnico cordobés.