El Celta B se toma la venganza ante el Athletic B

Lucha por la pelota entre dos rivales | Redes Sociales @AthleticClub
Lucha por la pelota entre dos rivales | Redes Sociales @AthleticClub

Los celestes vuelven a sumar tres puntos tras un partido muy sólido, sobre todo en defensa

El Celta B acaba de volver a ganar por la mínima (0-1), esta vez ante el Bilbao Athletic. Un auténtico golazo de Gabri Veiga le sirvió a los celestes para imponerse en este duelo de filiales. Los vigueses se toman una pequeña venganza tras la derrota del año pasado en el playoff de ascenso a Segunda División, donde los leones se impusieron por 2-1.

En Lezama se vio un partido muy atractivo entre dos equipos con muy buen trato de balón. Ambos tuvieron oportunidades para agrandar el marcador, pero el buen hacer de las defensas lo impidió. Al final, resultado justo y tres puntos más para un Celta B que asalta posiciones de playoff. Actualmente, a falta de disputarse el resto de encuentros, los vigueses se sitúan en cuarta posición con 13 puntos, los mismos que el Dépor, principal favorito.

PRIMER TIEMPO: NINGUNO DOMINA LA POSESIÓN, PERO MÁS DETERMINANTE EL CELTA B

Los primeros minutos del encuentro sirvieron para ver lo que sería el devenir del partido. Tanto celestes como rojiblancos buscaron la portería contraria con mucha decisión, con un estilo de juego más directo que en otras ocasiones, pero sin olvidarse de su fuerte, que no es otro que el control de la pelota.

Los vigueses fueron capaces de adelantarse en el marcador al inicio del partido gracias a un golazo de Gabri Veiga. La joven promesa celeste recibió el balón escorado en banda izquierda, lejos de la portería, y con una brillante conducción consiguió plantarse en la frontal del área, donde sacó un disparo igual de trastabillado que eficaz, para así batir al meta bilbaíno.

Le estaba costando horrores sacar el balón jugado al Celta B, pero a raíz del gol, la tendencia cambió y fueron capaces de hilvanar varias jugadas consecutivas, que bien pudieron acabar en gol. De hecho, en una de ellas se le anuló un gol a Diego Pampín por una mano bastante dudosa. El capitán celeste la protestó con gestos de asombro, pero el colegiado no cambió su decisión.

Con el gol, los celestes fueron creciendo en el partido, siendo un equipo muy sólido y contundente en defensa y generando ocasiones constantemente. Sin embargo, el problema principal se sostenía en la superioridad numérica del Athletic en el centro del campo, lo que generaba dificultades para parar los contragolpes de los leones.

Los últimos minutos de esta primera mitad fueron un asedio de los locales a la portería de Gaizka Campos. El guardameta, que hoy jugaba en casa, tuvo que realizar varias paradas de gran nivel.

Así se llegó al descanso, después de una primera mitad muy divertida de ver.

SEGUNDO TIEMPO: EL CANSANCIO PROVOCÓ QUE BAJASE EL NIVEL DE JUEGO

La primera parte había sido brillante, con múltiples ocasiones y buen juego. Sin embargo, en esta segunda mitad el cansancio hizo mella, provocando más parones. Aún así, los locales tuvieron oportunidades para empatar, y los celestes para aumentar su renta.

Esta segunda mitad comenzaba con un Athletic muy metido en el encuentro, imprimiéndole más ritmo a los movimientos de balón y llegando con más efusividad a la portería defendida por Gaizka. El empuje del Athletic en estos primeros minutos fue continuo, y llegaron a reclamar un penalti por mano de Javi Castro que no vio el colegiado, aunque en la repetición se ve claramente que el balón impacta en el brazo del jugador celeste.

Con el paso de los minutos, la intensidad y el ritmo de juego bajaron considerablemente. Los celestes limitaban sus ataques a buscar a Fabricio en largo, mientras que se defendían de incursiones por banda de los bilbaínos. Cualquiera de los dos dispuso de ocasiones para mover el marcador, pero no fue así y el Celta B sumó su segunda victoria consecutiva.

SE ACABARON LAS PROBATURAS, 4-4-2

Con el anuncio de los onces, todo parecía indicar que Onésimo volvía al 5-3-2 con el que había comenzado esta campaña. Sin embargo, la disposición de los jugadores en el terreno de juego sorprendió a todos. El técnico vallisoletano mantuvo el 4-4-2 que venía implantando en los últimos encuentros, situando un doble lateral, con Pampín por delante de Medrano en banda derecha.

A pesar de algunos desajustes en ciertas zonas del campo, el esquema funcionó realmente bien, ya que se vio un equipo muy sólido atrás y capaz de generar peligro arriba. En definitiva, en estos dos últimos partidos se ha visto a un Celta B más parecido a lo que quiere Onésimo.

FICHA

VIERNES 08/10/2021 (19:00) Campo: LEZAMA

ATHLETIC CLUB B 0 – 1 CELTA B (0-1)

ATH: Iru, A. Núñez, Paredes (Jaso 67′), Lorente, Oier López (Sillero 83′), Prados, Diarra, Cabo (Goti 67′), Kepa Uriarte (Aguirre 76′), Serrano (Ibai Sanz 83′), Artola

CEL: Gaizka, Pampín, Castro, Carlos Domínguez, Carrique (Fabricio 62′), Carbonell, Holsgrove, Medrano, Gabri Veiga (Beitia 73′), Iker Losada (Alfon 62′), Javi Gómez (Miguel Rodríguez 73′)

Goles: 0-1 Gabri Veiga 14′

Árbitro: Antonio Monter Solans (Comité aragonés)

Amonestaciones: TA – Prados (ATH) 36′, Paredes (ATH) 61′