El Racing entre los equipos más amonestados de la Liga

Acción de partido en A Malata | Mijanphoto

Solo superado por el Celta B con 25, la escuadra ferrolana ha recibido 22 tarjetas en las seis jornadas disputadas de competición hasta el momento

El Racing se encuentra en los puestos más alto del grupo I de Primera RFEF en cuanto a amonestaciones se refiere. Los de Cristóbal Parralo reciben una media de 3,66 tarjetas por partido que se resume en seis partidos con veinte amarillas y dos rojas, cifra tan solo superada por el Celta B y que igualan en la Liga Cultural Leonesa y Tudelano. Llama la atención que sea la escuadra de la urbe naval la que ocupe posiciones de cabeza de este ranking, cuando por el juego ofrecido, no se considera un equipo agresivo que busque con faltas cortar continuamente el transcurso del partido.

Tan solo en el encuentro disputado en Almendralejo, el Racing vio menos tarjetas que su rival en las seis jornadas ya disputadas de competición. El caso más llamativo ha sido el pasado domingo, donde el conjunto departamental recibió siete tarjetas amarillas que conllevaron entre ellas la doble amonestación a Juan Viacava que desembocó en su expulsión. Desde el club sobre todo en el vestuario se han levantado ampollas por el trato recibido desde el colectivo arbitral, aunque matizan que no lo pretenden utilizar como una excusa tras un arranque de curso irregular. «Me pareció excesivo que el equipo hiciese en la primera parte tres faltas y se llevase cuatro tarjetas. Al margen de eso tampoco hay que excusarse en el árbitro, aunque sí que es cierto que no estuvo bien y podría haberlo hecho muchísimo mejor«, apunta Jon García.

La actuación arbitral está siendo muy discutida aunque después de las quejas vertidas por Cristóbal Parralo y David Rodríguez tras el choque, el equipo trata de pasar página y poner todos sus sentidos en la próxima jornada ante el Badajoz. «El árbitro fue riguroso en la primera parte con algunas faltas que sacó tarjeta y en la segunda cuando hay que sacar, conlleva a una expulsión. Parecía con ese arbitraje que estábamos jugando fuera de casa con tantas tarjetas. No podemos achacarle al árbitro el resultado y tenemos que hacer bueno el punto con una victoria en casa otra vez y a seguir trabajando», resalta Fernando Pumar.

Corrigiendo errores

El Racing ha mejorado notablemente en los dos últimos encuentros, el equipo no comete los errores de las primeras jornadas donde encajaba pronto, cometía fallos que costaban puntos a la hora de estar atentos en las marcas a balón parado y se mostraba frágil cuando trataban de ser protagonistas con la posesión para salir con el cuero jugado desde atrás. Con el paso de las jornadas, el Racing va macerando su estilo de juego con el objetivo de que cada vez se vea un bloque más reconocible, aunque ante el Racing de Santander, pecó de falta de presencia sobre todo en la faceta ofensiva en un partido en donde tan solo consiguió disparar dos veces a puerta. «La salida de balón fue bastante segura y quizá nos faltó en campo rival buscar algo más entre líneas, salvo a Joselu en pocas ocasiones, nos costó encontrar espacios entre líneas y ser más verticales. Al final el rival también juega y saben cuales son tus virtudes para ponértelo difícil«, destaca Pumar que saltó al terreno de juego en los últimos minutos del choque.

El Badajoz otro hueso en A Malata

El conjunto pacense que visitará el próximo domingo al Racing, es otro de los equipos llamados a estar en la lucha por el ascenso con jugadores de la talla de Sergio Benito, David Concha o un viejo conocido como es el ex racinguista Aitor Pascual. «Pienso que son importantes todos los partidos y no solo cuando viene un club grande. Cualquier equipo te puede poner las cosas difíciles y tienes que estar preparado para que el domingo salgan bien las cosas. Luego la semana que viene hay otro partido igual de importante y ya sabemos que la competición es larga y exigente por lo que cualquier rival es complicado«, concluye Jon García.