El Racing no da con la tecla

Instante de partido | @Mijanphoto

El equipo no consigue encontrar una regularidad en su juego que le permita encadenar buenos resultados. De 21 puntos posibles, solo ha sumado 8 en siete partidos

El Racing volvió a tropezar y su inicio liguero ya se confirma como insuficiente. El equipo es fiel a una idea de juego que Cristóbal Parralo instauró a las mil maravillas la temporada pasada, pero en la actualidad, le está costando dar con la tecla para que su estilo de juego se transforme en buenos resultados. Con muy poco los rivales hacen daño a la escuadra verde que ante el Badajoz, recibió tan solo dos tiros entre los tres palos y uno de ellos terminó perforando la escuadra. Cierto que fue un severo castigo, pero el equipo no fue quien de darle la vuelta o al menos sumar un punto demostrando que los hombres más adelantados no pasan ni mucho menos por su mejor momento.

Cristóbal Parralo admite que su equipo debe mejorar y sobre todo en una línea de ataque que no acaba de ser eficaz y decisiva a la hora de terminar las llegadas que generan. «Lo que nos ha faltado hoy y el día de Unionistas es en el último tercio tener más desequilibrio, poder generar más situaciones y acabar jugadas. Por lo demás el equipo en líneas generales ha estado bien y hemos tenido paciencia con el balón, pero en ataque nos falta desequilibrio«, apunta el técnico del Racing que seguirá insistiendo en su idea para buscar soluciones.

El preparador andaluz que a pesar de que su equipo no ha firmado un buen arranque de competición, está satisfecho con la entrega de sus jugadores de los que destaca que no han sido inferiores en ninguno de los siete partidos disputados hasta el momento. «Estoy contento por la entrega de los jugadores pero no por el resultado. No han sido superiores a nosotros y el problema es si pierdes el partido y ves que el otro equipo te pasa por encima, que no ha sido el caso. Con un poquito más podríamos hablar de otro resultado»

Evolución en el juego

El Racing con el paso de las jornadas ofrece una elaboración en su juego más fiable y fluida con el balón, destacando a una línea defensiva contundente y segura, solo con el punto negativo de que arriba peca de falta de puntería y mordiente. Esa mejoría por el momento no se puede traducir en buenos resultados regularmente, que en siete jornadas disputadas son muy pobres viendo el potencial de la plantilla que a su favor hay que decir que está siendo muy condicionada por las lesiones. «El equipo va cogiendo confianza y cada vez nos atrevemos a más cosas. Al final es lo que quiere el míster pero los resultados no están llegando y eso no es porque no queramos o porque no seamos capaces, nos falta esa pizca de suerte que tenemos que seguir buscándola«, apunta un Kevin Presa recuperado y que realizó un notable partido ante el Badajoz.

El equipo no funciona y en parte es debido a las lesiones que actualmente son de ocho jugadores que se encuentran con problemas físicos y que lastran en muchos aspectos a la plantilla como por ejemplo, el nivel de los entrenamientos sin gente suficiente para determinados ejercicios. «Es cierto que se nos tiene que exigir resultados y que no están llegando, pero son muchas cosas los que nos están lastrando. Una de ellas son las lesiones que el tener que entrenar en cuatro o cinco campos distintos cada semana, que no podamos juntarnos 22 o 23 jugadores no nos afecta solo para la competencia si no para la línea de trabajo. Siguiendo e insistiendo en este camino estoy convencido de que los resultados van a llegar», concluye el mediocentro de Ponteareas.