El Rayo Majadahonda mide el potencial del Racing

Instante de partido en A Malata | Mijanphoto

Invicto como local y el mejor visitante del grupo, el conjunto madrileño será un examen de altura para el Racing que quiere convertir las buenas sensaciones en puntos

Estar en la lucha por el ascenso, implica ganar en campos como el Cerro del Espino ante rivales de la talla del Rayo Majadahonda. Esa es la intención del Racing que desprende esperanza y buenas sensaciones en su juego, pero que no se están traduciendo de la manera esperada en su casillero de puntos. Cristóbal Parralo lidera la expedición racinguista, que espera que siga en la buena línea de resultados lejos de A Malata.

Después de nueve partidos, el equipo ha mostrado su mejor versión de visitante, aspecto que da a entender que la escuadra de la urbe naval se siente más atrevido y menos presionado cuando no juega delante de su gente. Cristóbal Parralo disiente, y no está de acuerdo que su bloque esté más cómodo fuera de casa que jugando en su feudo. «Si les decimos a los jugadores dónde querrían jugar dirían que en casa siempre. El equipo juega igual en casa que fuera. Vamos a buscar el partido haciendo nuestro fútbol sea donde sea. A veces salen cosas mejor y otras peor, pero todos coincidiremos que en casa merecimos haber tenido algún punto más. Intentamos ser nosotros mismos, tanto en casa como fuera«, indica el técnico cordobés que esta semana recupera a Alex López y tan solo queda en la enfermería Pep Caballé y Jaime Alvarado que entrena en solitario en vistas a poder reincorporarse con el grupo proximamente.

En cómputo general el equipo compite de tú a tú con todos sus rivales, la única pega que tiene este Racing, es la toma de decisiones adecuada para materializar las ocasiones que genera por partido. «Siempre hay que analizar cosas y siempre queremos más. Seguimos trabajando para crecer juntos. Estoy contento de cómo está afrontando el equipo los partidos y veo que cada día está mejor. Al final esto tiene que repercutir en puntos, tiene que ser una consecuencia en los resultados y eso es lo que buscamos«, indica Cristóbal Parralo que no podrá contar con Íñigo Alayeto y Alfonso Candelas por sanción.

El Rayo Majadahonda, un hueso

El conjunto madrileño que actualmente ocupa el segundo puesto de la clasificación, viene de ganar al Valladolid B y es otro de los favoritos a conseguir el ascenso de categoría. Sus números hasta el momento lo avalan, es el equipo que más gana con cinco triunfos, el mejor a domicilio y hasta el momento, invicto en el Cerro del Espino. «Es un equipo bien trabajado y equilibrado. Tienen gente determinante arriba y jugadores que le dan solidez al juego. No es un equipo que se suela meter atrás, aprieta arriba y si el rival tiene la posesión, sabe juntarse. Es un equipo difícil como lo son todos en esta categoría», avisa Cristóbal Parralo sobre el rival.

Abel Gómez maneja un equipo asentado habitualmente en el 4-2-3-1 pero que varía de sistema en función del tipo de partido que afronten. Su referencia arriba es Rubén Sánchez y cuenta con jugadores experimentados en categorías superiores como el meta Champagne o el extremo Néstor Susaeta, combinados con jóvenes talentosos como Raúl Sánchez o Jesús Bernal. Partido que medirá el potencial y las aspiraciones de dos conjuntos que quieren pelear por todo, desde el Cerro del Espino viernes 21:00, Rayo Majadahonda – Racing Club Ferrol.

Posibles alineaciones:

Rayo Majadahonda: Champagne; Borja González, Cristián Pérez, Casado, Osei; Juanjo, Jesús Bernal, Javi Gómez, Mario, Raúl Sánchez; Rubén Sánchez

Racing: Gazzaniga; Loureiro, Fornos, David Castro, Pumar; Manzanara, Kevin Presa, Luis Chacón, Héber; Joselu, Nathan Palafoz