Gazzaniga, un portero de garantías para el Racing

Gazzaniga en A Malata | Mijanphoto

El meta italoargentino ha ofrecido una buena puesta en escena en los siete partidos oficiales que suma con la camiseta del Racing

Gianfranco Gazzaniga está siendo una de las piezas que mejor rendimiento están ofreciendo en el Racing a pesar de que el equipo no ha comenzado la Liga de la manera esperada en cuanto a resultados. El meta que llegó este pasado verano desde la Ponferradina para pelear el puesto junto a Diego Rivas, demuestra ser un portero ágil, con buenos reflejos y que su fuerte está en el juego aéreo combinado con una resolución positiva cuando el balón pasa por sus pies. El conjunto ferrolano ha recibido siete tantos en siete partidos, con dos últimos goles en los que el meta poco pudo hacer ante la gran definición primero por parte de Álvaro Bustos ante el Racing de Santander y de Zelu el pasado fin de semana en la derrota en casa frente al Badajoz.

El meta se siente contrariado y admite que en todos los goles aunque algunos sean prácticamente imparables, siempre hay algo más que se puede hacer. «Cuando recibo un gol siempre pienso que podría haber hecho más o si tuviera las piernas de un saltador olímpico a lo mejor llegaría, pero siempre busco que se puede hacer algo. También los rivales juegan y la pasada jornada he visto tres goles iguales al que me hace el Badajoz, cuando tienen la calidad de hacer gol desde 30 metros y meterla por la escuadra solo queda felicitar al rival. Aunque siempre estoy fastidiado cuando me hacen un gol a pesar de que no pueda hacer mucho«, indica Gazzaniga.

La tónica habitual del Racing en los últimos choques es que los rivales le llegan poco a zonas de peligro y recibe castigos demasiado severos, aspecto que penaliza al equipo ya en ataque le cuesta conseguir finalizar las ocasiones que genera. «Es algo que me enfada muchísimo que te lleguen una vez y te hagan un gol. Para mi situación y como soy yo de la cabeza me molesta. Los rivales cuando tienen media ocasión nos marcan. El equipo está fastidiado y yo más todavía y esto servirá para que cada duelo que tengamos en ataque o en defensa lo ganemos y reventemos al rival para que se acerquen menos a nuestra portería», subraya el meta.

Pocos puntos en casa

A Malata está siendo un estadio en donde regularmente los equipos consiguen llevarse un botín muy preciado ante un Racing que resume sus partidos como local hasta el momento, con tan solo cuatro puntos de doce posibles, un balance muy pobre si quiere pelear por estar en la parte alta de la clasificación. «Si se analiza solo resultados el análisis es ese, pero no podemos quedarnos solo con eso. Creo que habrá partidos en los que merezcamos menos y consigamos llevarnos los tres puntos. Es cierto que hay que hacer autocrítica, mejorar cosas y tampoco decir que todo está mal. Recibimos los dos últimos partidos a dos equipos de muy alto nivel, y creo que en ninguno de los dos fuimos inferiores a ellos. Trabajamos bien y tenemos que seguir insistiendo para sacar buenos resultados«, apunta Miguel Loureiro.

Otra oportunidad en Tudela

Tras dos partidos en casa el Racing vuelve este fin de semana a la carretera con la oportunidad de volver a la senda del triunfo. Enfrente estará el Tudelano, farolillo rojo de la Liga y que tan solo ha sumado un punto en siete partidos. Desde el vestuario no se fían del conjunto riojano que ha hecho bastantes más méritos en sus partidos de los que refleja la clasificación. «Estuve viendo el Tudelano – Unionistas y creo que será un partido muy difícil porque el Tudelano va último y Unionistas primero y no se vio que el partido reflejase en ningún momento la situación clasificatoria. No debemos mirar la tabla si los rivales van abajo o arriba porque todos los partidos van a ser complicados y estamos preparados para enfrentarnos a cualquiera«, avisa Miguel Loureiro que está siendo el dueño del lateral derecho del Racing.