Héber Pena: «No tenemos la regularidad que todos queríamos en casa»

Héber en una acción de partido | Mijanphoto

El Racing ha vuelto a perder en casa donde solo ha conseguido ganar tres partidos en toda la primera vuelta

El conjunto verde parece volver a caer en la situación que tantos puntos le hizo perder hacia el inicio de temporada. El equipo mostró su versión más inofensiva con tan solo un tiro a puerta en los noventa minutos ante la UD Logroñés, rival que tampoco fue extremadamente notoria en su versión ofrecida en A Malata, pero fue quien de conseguir aprovechar su oportunidad en un desajuste defensivo de los locales para volver a reencontrarse con el triunfo cinco jornadas después. «Otra vez nos pasa lo mismo en casa. Fuimos superiores de principio a fin y ellos en la primera parte tuvieron un tiro y en la segunda la opción del gol y poco más. Nos están penalizando demasiado las veces que nos llegan, tenemos que seguir mejorando y si queremos estar ahí arriba, tenemos que dar un pasito más en casa», indica Héber Pena tras el choque.

El conjunto ferrolano no tuvo en ningún momento la lucidez suficiente para romper las dos líneas de cuatro de la UD Logroñés que durante todo el partido, y sobre todo tras conseguir adelantarse en el marcador, fueron un muro para los hombres más ofensivos del Racing. «Ellos también juegan y tenían dos líneas de cuatro bien plantadas con las que vinieron más a defender que a atacar. Al final cuando los equipos se encierran y son del nivel como el Logroñés, es complicado. Tuvieron dos opciones aprovecharon una y nosotros tuvimos alguna más, pero si no la metes, no vale para nada«

Sin capacidad de reacción

Ni los cambios fueron capaces de darle una marcha más al Racing que tras encajar el gol, incluso tuvieron veinte minutos finales en donde el conjunto de la urbe naval no presentó ni siquiera atisbos de poder darle la vuelta al marcador. «Todos queremos ganar y quizá no hemos tenido ese orden en ataque. Al final lo que importa es que todos vamos hacia adelante y que nadie para ni un segundo. Hoy no ha podido ser y esperemos que el miércoles contra el Racing sea del revés«, indica el extremo naronés.

A diferencia de otras semanas, el Racing tiene la oportunidad el miércoles de darle la vuelta a la situación ante otro de los huesos de la competición, el Racing de Santander, club donde Héber disputó dos temporadas. «Es un partido especial para mí porque es un sitio en el que estuve muy feliz y guardo muy buen recuerdo. Ojalá les ganemos pero sí es un partido diferente». Tras la derrota ante la UD Logroñés los ferrolanos abandonan la zona de playoff y ocupan la octava posición a dos puntos de la zona que permite disputar la fase de ascenso. «Lo importante es estar la última jornada en el playoff y si puede ser primeros mejor, pero es un reto difícil. Estoy seguro que con la entrega de todos el equipo estará entre lo elegidos y a ver si podemos conseguir el ascenso»

Balance de la primera vuelta

El campeonato llega al ecuador y el Racing actualmente a pesar de estar cerca del playoff y de tener tramos de buen rendimiento durante la primera vuelta, la irregularidad del equipo sobre todo cuando juega ante su público, penaliza a los verdes. «Estamos en el camino. Es cierto que no tenemos la regularidad que todos queríamos en casa, pero la estamos teniendo fuera. Los números están ahí y esperemos seguir en esta línea o un poquito mejor para seguir sumando en casa que es lo que nos está faltando»

Vuelta a la titularidad

Tras dos meses sin degustar la titularidad en Liga, Héber volvió ante la UD Logroñés al once, en un partido en el que a pesar del resultado negativo final, fue uno de los jugadores con más ímpetu para tratar de superar la zaga riojana. «Estoy contento de poder ayudar al equipo y es cierto que llevaba mucho tiempo sin jugar, por eso noté los primeros minutos que me costó entrar en el partido. Luego he ido mejorando con el ritmo y fue una pena el resultado, pero ojalá me valga para seguir jugando«

Ante el DUX el extremo naronés hizo un gran esfuerzo para estar junto a sus compañeros debido a una situación personal que en principio no le iba a permitir viajar. A pesar de ello, Héber se sacrificó para estar en Madrid con el resto de sus compañeros y tuvo el premio merecido de jugar todo el partido ante la UD Logroñés. «Cuando las cosas mejoran un poquito alegran a uno. Lo que me hace feliz es jugar y con el equipo de mi ciudad. Estoy contento de poder ayudar al equipo porque a mi familia le va bien y gracias a Dios espero que siga todo en este camino», concluye Héber.