Lío en la previa del Racing – Nastic

A Malata no acogerá los partidos del Racing en el play off

La designación del estadio de Balaídos para la disputa de la semifinal del play off de ascenso a la segunda división entre Racing C. Ferrol y Nastic de Tarragona, llega con polémica.

El lío tiene ya tintes de monumental, con el Concello de Ferrol y la Xunta de Galicia reclamando que el partido se juegue en A Malata por un lado y llamando a la Federeción Gallega a que tome cartas en el asunto por otro; el Racing dando normalidad y la RFGF sin pronunciarse hasta el momento de escribir estas líneas.

La RFEF estableció un rocambolesco sistema de concesión de estadios para la disputa de los play off por el que el partido con más demanda de entradas por parte de los clubes se jugaría en el estadio con más capacidad.

El Racing de Ferrol no solicitó entradas a la RFEF, si lo hizo el Nastic de Tarragona que pidió cerca de mil quinientas. El partido con más solicitudes fue el Deportivo – Linares que se jugará en Riazor; el que menos el Villareal B – UD Logroñés que se jugará en A Malata. Por eso el Racing – Nastic de Tarragona se disputará en Balaídos el próximo domingo.

Lío lío

A partir de ahí, comenzó el lío. La afición ferrolana, comenzó a mostrar su asombro en las redes sociales por tener que desplazarse hasta Vigo para empujar a su equipo, el Concello ferrolano por medio de su regidor Angel Mato, alzó la voz acusando a la RFGF engaño y estafa al no respetar un acuerdo verbal por el que el Racing jugaría en A Malata. El club verde salió al paso de la polémica en boca de su director deportivo Carlos Mouriz para afirmar que «las reglas que estaban puestas desde aquél momento son claras» y lo último conocido en este lío es la posición que ha adoptado la mismísima Xunta de Galicia que através de la Secretaría Xeral para o Deporte pide a la Federación gallega que interceda para que el Racing pueda jugar su partido en A Malata.

Mientras tanto las peñas del Racing se organizan para desplazarse a Vigo y anuncian que el club de A Malata pondrá a disposición del público entradas de la zona de Preferencia en Balaídos al precio de 18 €. El Concello por su parte ha anunciado que fletará autobuses gratuitos para que «ningún racinguista se quede sin poder ir a Balaídos», tal como afirmó el Alcalde Angel Mato.