Onésimo y Celta B separan sus caminos

Onésimo durante un partido en Barreiro | as.com

El técnico no seguirá al frente del filial celeste tras dos temporadas y media en las que ha cumplido con los objetivos marcados a su llegada

Onésimo dejará de ser el entrenador del Celta B en las próximas fechas y no cumplirá el año restante en su contrato. El técnico vallisoletano y la plantilla ya eran sabedores de la posibilidad de su cese antes de disputar la última jornada y la entidad celeste ha tomado esta decisión después de la debacle del equipo en los últimas encuentros, lo que llevó al filial vigués a quedarse fuera del Playoff de Ascenso.

De esta forma, la aventura de Onésimo Sánchez en Vigo llega a su fin tras dos temporadas y media en las que pasó de salvar al equipo del descenso a clasificarlo para una fase de ascenso como la que disputaron el pasado año. Una etapa en la que ha tenido más detractores que defensores, pero en la que ha superado los objetivos marcados a pesar del varapalo vivido en Las Gaunas este pasado fin de semana.

Su marcha se hará oficial en los próximos días, tiempo en el que se conocerá a su sucesor en el cargo. Un puesto para el que ya hay negociaciones avanzadas con el candidato principal, tal y como apunta el Diario As.

Razones de una ruptura anunciada

El principal argumento para la salida del técnico ha sido la no consecución del Playoff. Un objetivo que a medida que pasaban los partidos se iba haciendo más real, pero que finalmente ha acabado enterrado por los malos resultados del equipo en el tramo final de liga. Así pues, el cuadro celeste terminó la temporada en sexta posición, quedándose a un punto de clasificarse a las eliminatorias por el ascenso, al hacer un 2 de 9 en las últimas tres jornadas.

Otra de las razones que apresuran la marcha de Onésimo del club son las continuas disputas que ha mantenido con Eduardo Coudet. La gestión de las jóvenes promesas del filial, generalmente centradas sobre la figura de Carlos Domínguez, pero donde también han entrado jugadores como Gabri Veiga, Holsgrove o Fontán en su momento, ha causado que la relación entre ambos entrenadores haya sido de todo menos cordial.

Futuro del filial

La marcha de Onésimo no deja de ser la primera de las muchas salidas que se esperan este verano en Casa Celta. Un periodo que promete ser movido en los despachos, donde se tendrán que tomar decisiones muy importantes, empezando por la contratación del nuevo técnico, puesto para el que todavía se desconocen los candidatos que maneja el Celta.

Más allá de eso habrá que tener en cuenta la realización de nuevos fichajes, la promoción de los jugadores que terminan su etapa juvenil y que se les vea nivel para estar en el Celta B, el nuevo rol que desempeñará el Celta C en esa 3ªRFEF, y otros muchos temas que determinarán la plantilla celeste de cara al próximo año.

Sin duda alguna, la figura de Onésimo ha sido fundamental en el éxito logrado en esas dos temporadas y media que ha estado en Vigo. Un tiempo en el que ha entrenado y desarrollado a aquellos jugadores que representan el futuro del club.