Pep Caballé: «Volveré y volveré mejor para darle muchas alegrías al racinguismo»

Pep Caballé celebrando el tanto del triunfo ante el Dépor el curso 20/21 | Bruno Penas

La sonrisa vuelve a ser protagonista en el rostro de Pep Caballé (Mahón, 1990). Desde su desgraciada lesión el pasado mes de septiembre, su lugar en el Racing cambió de la banda derecha del césped, al quirófano y a una larga recuperación que hasta la temporada 22/23, no le permitirá volver a ponerse la camiseta de la escuadra verde.

Mentalidad de acero, estabilidad en los momentos difíciles y altas dosis de oscuro trabajo para recuperar su rodilla en una lesión que ya sufrió en 2014. Pep resta días para volver, con una idea principal que retumba día tras día en su cabeza: «Solo tengo entre ceja y ceja el volver a jugar con el Racing»

Pregunta: Antes de nada, ¿cómo llevas la recuperación de la lesión?

Respuesta: La verdad que muy bien. Estoy en un momento importante de la recuperación a punto de hacer seis meses desde el día que me operaron. Me siento fuerte y con ganas. Ahora estoy ya corriendo, tocando balón y cogiendo de nuevo el tono físico. Lo más importante es coger buenas sensaciones en la rodilla para volver más fuerte que antes.

P: Podemos decir que después de seis meses, ¿ves ya la luz al final del túnel?

R: Han sido meses a nivel personal muy duros. Al lesionarme no he podido debutar en la nueva categoría en la que tenía puesta mucha ilusión, por lo que esto fue un percance importante. Llevo ya más de la mitad de la recuperación y entre los seis y los ocho meses creo que cumpliré los plazos de esta lesión. Cada vez estoy haciendo más cosas y viendo la luz al final tunel.

P: ¿Cómo ha sido el momento de caer lesionado y el saber que no ibas a poder pisar el terreno de juego en un año tan ilusionante para el Racing?

R: Al final el fútbol lo peor que tiene son las lesiones y nunca esperas tener una lesión, sobre todo la de ligamento cruzado que es de las más temidas para los futbolistas. Fue muy duro además en la pretemporada me sentía en un buen momento, siendo el máximo goleador y estaba muy fino. La vida te da estas cosas y el fútbol te da mucho y también te quita. Me ha tocado vivir la cara más amarga de este deporte y lo he afrontado como soy yo, positivo y haciendo un ejercicio de superación. Solo tengo entre ceja y ceja volver a jugar con el Racing y sobre todo viendo como estamos, me gustaría más que nunca estar disponible.

P: ¿Te has sentido arropado todos estos meses o en algún momento notaste el olvido y la soledad que suelen comentar los deportistas cuando sufren lesiones tan duraderas?

R: La verdad es que no. En todo momento me he sentido arropado por el club y por los compañeros. He tomado la decisión de operarme aquí y de no irme a recuperarme a mi casa. He estado en todo momento con los médicos del club con mis fisios y he tomado esa decisión para básicamente no sentirme excluido. Esta lesión ya la viví y en ese momento tuve esa sensación de soledad y de estar alejado de lo que es el fútbol. Estando aquí en Ferrol, todos los días iba a entrenar, con las muletas iba también a los entrenos y he sido uno más pero en la oscuridad, no jugando los domingos que es cuando la gente nos ve. Pero sí he estado todos los días con los compañeros y ahora ya estoy viajando con ellos también. Me he sentido muy arropado por el club y en ese sentido le doy las gracias porque en todos los sentidos se han portado de diez conmigo.

P: Carlos Mouriz tras tu lesión ha decidido renovar tu contrato, imagino que fue algo muy importante para ti

R: Carlos Mouriz a los cinco minutos que se supo que me había roto la rodilla, me llamó y me dijo que estuviera tranquilo de cara al futuro. Eso demuestra la calidad humana que hay en este club, priorizando antes una lesión y a la persona que cualquier otra cosa. Para un futbolista romperse y no poder jugar en toda la temporada que te surja esa duda al final de no saber donde vas a estar es complicado. Saber que tengo la tranquilidad de que me puedo recuperar bien con todo el tiempo que necesite, dice mucho lo que es el Racing de Ferrol y estoy orgulloso de pertenecer a este club.

P: Hablando del equipo, actualmente está pasando el momento más dulce de la temporada, ¿hay ilusión en el vestuario?

R: Sinceramente, sí. Estamos haciendo una temporada muy regular bajo mi punto de vista. Es cierto que pasamos un bache después de navidad pero los tropiezos fueron contra equipos complicados como UD Logroñés o Racing de Santander. Seguimos siempre una línea muy recta y ahora hemos cogido esa racha que casi todos los equipos tienen durante la temporada. Es momento de seguirla y veo al equipo muy motivado y con ganas de conseguir el objetivo que sabemos que es difícil, pero lo tenemos en nuestras manos ahora mismo.

P: Son 20 de los últimos 24 puntos en el casillero y ocho jornadas sin perder, ¿hasta dónde puede llegar esta racha?

R: Veo al equipo muy bien y te diré más, no he visto a ningún equipo esta temporada que haya sido en líneas generales superior a nosotros. Ni tampoco Racing de Santander y Deportivo que son los que van por delante. Ningún partido he visto al Racing decir que no puedo con cualquier rival a los que nos hemos enfrentado. Confío mucho en el equipo y los jugadores y creo que tenemos una plantilla muy buena que afrontará con todo los diez partidos que quedan a cara de perro. Sabemos que será difícil, pero tenemos que darlo todo para al menos conseguir meternos en playoff.

P: Podemos decir que el objetivo de esta temporada es estar en los playoffs y luego… ¿Lo que venga?

R: Es muy difícil subir a Segunda, obviamente. He vivido tres playoffs y es muy difícil ascender. Es cierto que con el modelo que hay para subir son solo dos partidos, 180 minutos. Primero tenemos que amarrar el playoff y después ya metidos ahí a soñar.

P: Mucho del mérito de la buena temporada que estáis haciendo es del trabajo de Cristóbal y su teoría del vaso medio lleno, que hasta en los malos momentos, siempre confió en el grupo a pesar de que existían voces que no creían en vosotros. ¿Estáis contentos con el entrenador?

R: Es un gran entrenador. Cristóbal Parralo ha entrenado a muchísimos equipos y está haciendo un trabajo espectacular con nosotros. Me encanta como entrenador y también el cuerpo técnico que tiene con Manjarín, Pablo y todos los que están en su círculo hacen un gran trabajo. Siempre ha confiado en nosotros porque él veía que eramos un buen equipo y solo faltaba que llegase esa racha que estamos teniendo ahora.

P: ¿Crees que le ayuda a comprenderos el hecho que haya sido jugador profesional y de élite?

R: Fue jugador del Barcelona y del PSG con eso ya lo dice todo. Sabe lo que hay, nos entiende y sabe llevarnos. Cuando estábamos peor Cristóbal siguió viendo el vaso medio lleno y eso dice mucho sobre él.

P: Hablando de buen momento, Joselu con el doblete en Logroño igualó a Pablo Rey como máximo goleador histórico del Racing, ¿crees que quizá no se le reconoce lo suficiente y que es un jugador puesto a menudo en entredicho a pesar de sus grandes cifras? 

R: Sí a ver, Joselu es muy amigo mío y soy su taxista particular (risas). A parte tenemos muy buena relación y yo lo quiero mucho. Es un jugador como la copa de un pino y creo que no tiene que demostrar nada. Lleva aquí ocho años, sabe y ha mamado lo que es el racinguismo. Lleva 109 goles y como compañero, no entiendo las críticas hacia él. Cada uno es soberano y puede opinar lo que quiera, pero Joselu es historia viva de este club. Me acuerdo cuando yo jugaba en el Cornellá, escuchaba hablar de Joselu y siempre lo he visto como un jugador top. Tiene unos valores muy bonitos y es un compañero de diez. Le tengo máximo respeto al capitán, es y será historia de este club y creo que se merece todo el respeto.

P: Otro de los nombres propios del equipo es Héber, su superioridad es aplastante en los últimos meses

R: Héber está a un nivel espectacular. Pocas veces he visto un extremo izquierdo que desborde de esta manera. Está a un nivel de otra categoría. Hace unos partidos brutales y ojalá siga así. Yo soy muy fan de Héber tanto como jugador y también como persona.

P: Siempre has sido un jugador querido en Ferrol, pero tu gol al Deportivo el curso pasado, te ha hecho ser especial para el racinguismo que sacó tu nombre a la palestra en las previas de los derbis de este año. ¿Qué sentiste al ver que la afición se acordaba de ti y el hecho de no poder estar en esos partidos con el ambiente tan bonito que se generó?

R: Lo primero de todo agradecer a la afición que antes de esos partidos se acordó de mi. He pasado un año muy difícil y agradezco a la gente esto. Esos días fueron emocionantes porque vi imágenes del gol que metí con ese espíritu y ganas que siempre le hecho. Me gustó mucho ese recuerdo. Aunque en parte también me sentí mal, por no poder estar en el campo y seguir realizando buenos partidos, porque este año ha sido en blanco en lo personal. Volveré y volveré mejor para darle muchas alegrías al racinguismo como dí alguna la temporada pasada.

P: Llegaste desde Ibiza y te has vuelto un enamorado de Ferrol, ¿qué es lo que te ha arraigado tanto a la ciudad y al club?

R: Ferrol es una ciudad que me encanta y todos sus alrededores. Las playas son un paraíso y la ciudad y su gente me encanta. He hecho muchas amistades y Ferrol siempre estará en mi corazón. Algún día no estaré, pero estoy seguro de que volveré. Aquí voy a dejar amigos, buenos momentos y los que me quedan todavía por vivir. Es una ciudad que a mi novia también la ha marcado y está enamoradísima de lo que es Ferrol. Ahora a disfrutar de lo que nos quede aquí.

P: La afición está ilusionada con vosotros, ¿algún mensaje de cara a esta recta final decisiva de la temporada?

R: Mi mensaje para ellos es que nos apoyen en estos últimos partidos que quedan y sobre todo en los cinco de casa que nos vengan a animar, porque tendremos muchos momentos buenos pero seguro que alguno malo también. En los malos que nos apoyen porque nos quedan diez finales para ponerle el broche a una temporada bonita y que vengan los máximos posibles que será muy importante para nosotros.