Quique Fornos: «Tiene que ser la Malata vestida de verde y no de azul»

Los ferrolanos preparan el partido ante el Deportivo con el objetivo de romper la racha de dos encuentros consecutivos con derrota. El Racing ha vendido a día de hoy jueves un total de 2500 entradas sumando las 900 a la afición visitante

Las sensaciones de juego ofrecidas por el Racing en los dos últimos encuentros han sido positivas, pero no consiguieron refrendarlo con triunfos. Tras caer eliminado de la Copa después de una prórroga y una manera de perder inmerecida y cruel en los últimos minutos del choque, el Racing centra todos sus sentidos en el partido del sábado ante el Deportivo. Quique Fornos pide tranquilidad con el equipo ya que están en línea ascendente y que jugando de la manera que lo vienen haciendo el fútbol le dará sus frutos de manera justa.

La línea del equipo es positiva y ante el Deportivo buscan conseguir el tercer triunfo del curso en A Malata. «Hay que tener confianza en el equipo porque la línea de trabajo es buena. Perdimos los dos últimos partidos en la recta final y sin merecerlo. Lo más justo sería no perder ninguno de los dos y tenemos que seguir con tranquilidad en el vestuario para seguir confiando en nosotros mismos. Estoy seguro de que cambiaremos esta dinámica y los tres puntos se quedarán aquí el sábado igual que el año pasado», subraya Fornos.

Sobre la polémica generada por el precio de las entradas el defensa pontés no se mojó pero animó a que acudan al estadio la mayor cantidad de gente posible. «Es un partido atractivo de dos equipos cercanos y al final muchos aficionados quieren venir. Mucha gente protestó por todo el rebumbio de las entradas y al final nosotros los jugadores no nos podemos meter. Cada uno lo hace de la mejor manera posible»

Una de las pegas es la no apertura del Fondo Norte, debido a la inoperancia del Concello al no habilitar esa parcela del estadio sabiendo de antemano de la repercusión de aficionados que tendría este partido. «Llevamos todo el año quejándonos que el ayuntamiento no le deja hacer al Grupo Élite lo que realmente quiere y eso tiene consecuencias. Ahora llega un partido como este que puede estar abarrotado de gente y que los aficionados te pueden dar ese aliento para ayudarte a ganar y resulta que no puedes abrir un fondo. Fastidia porque es impotencia y no pedimos nada que no puedan hacer. Tenemos que estar contentos con lo que tenemos en la grada que comparado con el año pasado ya es mucho«, resalta el defensa verde.

Fornos, criado en Abegondo

Desde muy joven el futbolista de As Pontes recaló en el Deportivo y se crió en la factoría de Abegondo. Hace cuatro temporadas que defiende la elástica del Racing y destaca que para él no es un partido más. «Para las ciudades de Ferrol y Coruña y para mí, no es un partido más. Es un partido especial y que tienes marcado en el calendario, pero hay que tener la cabeza fría porque son noventa minutos y son tres puntos y las matemáticas dicen que es un partido normal. Mi pasado en la cantera del Deportivo me lleva a que sea un partido más especial»

Mensaje a la afición

Quique Fornos invita a que cuanta mayor gente acuda al estadio a animar al Racing será un empujón para los jugadores de cara a poder ganar el encuentro. Se espera un buen ambiente en las gradas para las que ya se han vendido un total de 2500 localidades incluyendo en esa totalidad las 900 para la afición del Deportivo. «Cuantos más puedan venir mejor. Es nuestra casa y se tiene que notar. Tiene que ser la Malata vestida de verde y no vestida de azul, cuanta más gente venga más no va a animar. Equipo y afición pueden ir de la mano y eso se puede notar en este partido y en muchos otros. Al final no nos podemos quedar solo en este sábado, tenemos que quedarnos en una temporada regular que puede ser muy ilusionante con afición y equipo de la mano yendo hacia adelante», concluye Quique Fornos.