Emilio Larraz, tras ascender al Deportivo Aragón: «Las felicitaciones más especiales son las que me han llegado desde Ferrol»

Emilio Larraz dirigió al Racing durante tres temporadas | Cedida

El técnico aragonés logró el pasado fin de semana el quinto ascenso de su carrera tras ser campeón con el filial del Real Zaragoza

Tras el éxito de ascender al Racing y asentarlo en la antigua Segunda B, Emilio Larraz logró el pasado domingo el ascenso del Deportivo Aragón a Segunda RFEF. Orgulloso y feliz de ser profeta en su tierra, el que fuera entrenador del Racing entre 2018 y 2021, asegura estar satisfecho con el trabajo de esta temporada ya que ascender, nunca es fácil independientemente de la categoría que sea. Emilio cuenta con contrato para la próxima temporada con el objetivo de seguir formando jóvenes que con su veteranía y experiencia en el banquillo, pueda ayudarles a moldear su talento para nutrir de juventud de la casa al primer equipo del Real Zaragoza. Las felicitaciones por el éxito han llegado a borbotones a su teléfono, pero las más ilusionantes para el entrenador aragonés fueron las recibidas desde Ferrol, su segunda casa, donde la familia Larraz dejó muchas amistades y su granito de arena para que el Racing tras un amargo descenso en 2018, sea esta campaña un serio candidato a volver a saborear las mieles de la categoría de plata.

Pregunta: ¿Cómo te encuentras tras conseguir el quinto ascenso de tu carrera?

Respuesta: Estoy muy feliz de haber vuelto al Real Zaragoza por tercera vez y volver a conseguir un éxito deportivo. También estoy muy orgulloso por el grupo. He trabajado con un equipo de chavales muy jóvenes que son excelentes. Hacía tiempo que no trabajaba con gente tan joven y la verdad ha sido una experiencia muy positiva disfrutar junto a ellos en el día a día.

Emilio Larraz abrazando a uno de sus jugadores | RZCantera

P: Os ha costado el principio de Liga, pero la segunda vuelta ha sido impecable. ¿Qué destacarías de este equipo caracterizado por su extrema juventud?

R: Es un grupo que la mayoría de ellos terminaron juveniles de División de Honor la temporada pasada y llevan una gran preparación a nivel de cultura del trabajo, son muy generosos en el esfuerzo y muy fuertes físicamente. A principio de año han pagado un poco el peaje de salir del juvenil, pero en casa hemos conseguido no perder ningún partido en todo el año empatando solo tres y ganando el resto, aunque fuera durante toda la primera vuelta no sé si hemos ganado algún partido. En Tercera RFEF hay campos de todo tipo y cuando salíamos de nuestro campo que es de hierba natural y grande, nos costaba mucho adaptarnos. En la segunda vuelta crecieron en esto y prácticamente lo ganamos todo.

P: ¿Qué es lo que te ha animado a volver a entrenar en tu tierra y a un filial?

R: Una oportunidad de continuar en el fútbol profesional que aunque sea Tercera RFEF, estás en la estructura profesional del club. Que te vuelvan a llamar para trabajar en clubes en los que ya has estado y en este caso el Real Zaragoza que es el equipo de mi ciudad, siempre te llena de satisfacción al ver que de alguna manera tus pasos anteriores, han dejado un cierto buen recuerdo para que te vuelvan a llamar.

P: ¿Te sientes más cómodo dirigiendo un filial con gente joven o a un primer equipo?

R: He disfrutado más del día a día este año que los seis anteriores que he estado entrenando en Segunda B y en Tercera una de las temporadas en el Racing. Los chavales digamos que no tienen experiencia y se dejan llevar mucho más fácil por el camino por el que los guías. Todo es más dócil. Cuando estás con primeros equipos hay veteranos, gente más joven y eso hace un poco más duro el día a día. También el estar en un primer equipo la exigencia es mucho mayor. Un primer equipo tienes el seguimiento de la ciudad, afición y medios que te están apretando en el día a día. En un segundo equipo, todo es más tranquilo.

P: ¿Cuáles son tus planes de futuro tras conseguir este ascenso?

R: Tengo contrato el año que viene aquí. Estoy ilusionado con este grupo de chavales porque les quedan dos y tres años de sub 23 a casi todos. En los próximos años manteniendo este bloque de jugadores se puede hacer algo bonito con el filial.

P: Has recibido muchas felicitaciones estos días, ¿alguna te ha hecho especial ilusión?

R: Especialmente de alguna de gente que quieres mucho, pero de forma especial todo lo que ha llegado desde Ferrol. Han sido muchos mensajes de muchos aficionados y amigos que dejamos allí. Luego el mensaje de felicitación de la cuenta oficial del club te hace una enorme ilusión que de alguna manera, se me considera un poco parte del club. Eso me enorgullece mucho y me hace sentir muy feliz porque mi etapa en Ferrol y en el Racing siempre será especial.

P: ¿Cómo valoras la temporada que está realizando el Racing?

R: Veo el Racing siempre que puedo y creo que tuvo los lógicos titubeos al principio, después de otra vez hacer unas diez incorporaciones nuevas, creo que el equipo está en el buen camino y pienso que es el mejor junto al Racing de Santander. En la primera vuelta el Deportivo estuvo fuerte, pero luego la segunda ha bajado un poco. Creo que el Racing está entre las tres mejores plantillas de Primera RFEF y lo demuestran con solvencia en cada partido.

P: ¿Empaña tu paso por el Racing tu salida a mitad de la temporada pasada?

R: Yo tengo muy claro que en el Racing cumplí una etapa y que hice el trabajo que había que hacer en un momento determinado del club. Se consiguió sacar al equipo de Tercera División que siempre parece muy fácil cuando se consigue, pero es la primera vez en la historia del Racing que se consiguió en el primer intento. Los años de Segunda B fueron años que se fueron asentando bases para trabajar de forma más profesional y para tener más herramientas de trabajo en todos los aspectos. Fueron los años Covid que también fueron años raros que no fueron ligas regulares al uso. Todo esto fue generando grandes desgastes que al final provocaron mi destitución. A parte de la pena que me da, siempre he comentado con Carlos Mouriz e Ignacio Rivera que el plan era ir todos de la mano. Igual que van cayendo jugadores a lo largo de estos años, también hubo un cambio de entrenador y hay que aceptarlo de forma normal, aunque me hubiera gustado llegar hasta el final, no pudo ser. Con la mayor honradez y profesionalidad del mundo, creo que se cumplió el objetivo de la etapa inicial de esta nueva era Racing y mano a mano con Carlos Mouriz se asentaron bases y se tomaron decisiones que en el momento no fueron buenas para mí, pero sí buenas para el Racing.

Larraz en A Malata ante el Jaén

P: ¿Ves muchas diferencias en el Racing actual al que te encontraste tras tu llegada a Ferrol?

R: Cada año se van dando pasos hacia adelante con un mejor equipo, una plantilla más amplia y unas mejores condiciones de entrenamiento, pese a que ahora, sigo viendo quejas al respecto, pero nosotros siempre trabajábamos en el Anexo y no teníamos más. Cada vez todo lo que rodea al primer equipo es mejor con jugadores más determinantes en la categoría. Todo son pasos al frente que tienen que llevar al club a cumplir el objetivo de llegar al fútbol profesional.

P: ¿Crees que hubo decisiones que tomaste que te perjudicaron personalmente pero que ayudaron al Racing a estar hoy en día peleando por volver a Segunda?

R: Es muy evidente. Hay muchas cosas que se han conseguido que se reclamaron en aquel momento: el tener más campos de entrenamiento que el Anexo, el tener un cuerpo técnico amplio… Nunca fue el cuerpo técnico de Emilio Larraz, fue el cuerpo técnico para el Racing de Ferrol. Emilio se marchó y eso cambió. También el hecho de cambiar de mentalidad en el trabajo diario que en eso Carlos Mouriz y yo fuimos de la mano. Sinceramente había un club con muy poca mentalidad de trabajo y a eso se le dio la vuelta. Ahora el día a día de trabajo del equipo es muy profesional y esta cultura de trabajo se fue cimentando desde entonces.

P: ¿Entonces ves ahora al Racing capacitado para dar el salto a Segunda?

R: A nivel deportivo, sí. En cuanto a potencial de plantilla y capacidad de trabajo, sin ninguna duda. A nivel de instalaciones es algo que se debe resolver cuanto antes, porque se puede conseguir sin ellas, pero un club que esté en la Liga de Fútbol Profesional necesita unas condiciones de trabajo mejores. Ahí creo que hay que dar un paso adelante.

P: Para terminar, ¿qué significó para ti la ciudad de Ferrol y el Racing?

R: Fueron tres años inolvidables de mi vida y luego mi familia ya lo considera casi como su ciudad. En cuanto tenemos vacaciones mis hijos y mi mujer quieren ir allí porque tenemos Ferrol como nuestra segunda casa y creo que con eso se dice todo.