El Compostela vence y convence ante el Móstoles

Los jugadores del Compos celebrando uno de sus goles | @mijanphoto
Los jugadores del Compos celebrando uno de sus goles | @mijanphoto

La ‘Esedé’ rubricó una victoria cómoda (3-1) ante un casi inoperante Móstoles, con una excelente primera parte que recuerda al mejor Compos de la pasada campaña.

El Estadio Vero Boquete de San Lázaro acogía hoy el encuentro que enfrentó a la SD Compostela con el Club Deportivo Móstoles, correspondiente a la tercera jornada de competición de la nueva Segunda RFEF. El equipo santiagués llegaba al choque con 4 en su cuenta particular tras la contundente victoria conseguida el pasado domingo ante el Palencia Cristo Atlético (3-0). Por su parte, el conjunto mostoleño sólo contaba con un punto en su casillero tras su agónico empate a dos ante el Pontevedra en el Municipal El Soto.

El equipo dirigido por Rodri Veiga formó con una 4-1-4-1, esquema similar al presentado en la reciente victoria como local, pero con ligeras rotaciones. Las principales novedades en los once elegidos por el valdeorrés son Vesprini, que sustituye a Guille Torres, y Rafa Mella, que ocupa el lugar de Parapar, fuera de la convocatoria. Por su parte, Víctor González varía ligeramente su esquema hacia una 4-3-3, con Salomón Obama como referencia ofensiva.

Fútbol de salón

Si bien el Compostela fue el primero en contar con una oportunidad clara en los primeros compases de encuentro gracias a un remate de Primo, los minutos iniciales fueron de dominio compartido. Esta igualdad se rompió hacia el minuto 8 de partido, cuando un error en la entrega de un centrocampista visitante favoreció que Primo se adentrase en el área y forzase el contacto con un defensor, que terminó cometiendo penalti sobre el ariete cántabro. El monterrosino Pablo Antas fue el encargado de ejecutar de forma efectiva la pena máxima y adelantar a los picheleiros antes de que se cumpliesen los primeros diez minutos de juego.

Tras el rápido tanto del equipo entrenado por Rodri Veiga, el Móstoles adelantó ligeramente sus líneas, realizando una presión más alta sobre el Compostela y subiendo una velocidad en la creación de juego. Los madrileños contaron con una peligrosa oportunidad de Toni que bien pudo poner las tablas en el marcador, pero se perdió levemente por la derecha de la meta defendida por Pato Guillén. Encontrándose por encima en el electrónico, la ‘Esedé’ fue muy incisiva en sus llegadas, apoyadas en la velocidad de Mella y Escudero en los costados.

La primera mitad continuaba con un ritmo muy alto por parte de los locales, que no cesaban de atacar el área del conjunto madrileño, mientras que el Móstoles iba quedándose relegado a mantenerse encerrado en su campo y a aprovechar jugadas aisladas que no terminaban por materializarse. La insistencia y el juego combinativo del conjunto picheleiro dieron sus frutos. En esta ocasión, fue Josiño quien colgó un balón al punto de penalti, que el cántabro Primo fusiló ante un Tejero que no pudo hacer nada para evitar el tanto. El Móstoles estuvo a punto de recortar distancias gracias a un saque de esquina en el tiempo de descuento, pero no pudo convertir.

Segunda mitad

La ventaja con la que el Compos terminó el primer tiempo no provocó cambio alguno en su forma de jugar, aunque sí que influyó en el modo en que los mostoleños salieron al campo de nuevo. Una gran oportunidad de Portilla estuvo a punto de acercarlos en el electrónico, pero el meta uruguayo de la ‘Esedé’ la detuvo sin problemas. Los locales continuaban tomando la iniciativa y manteniendo la presión contra los madrileños en pos de aumentar su ventaja.

La entrada de Samu y Fer Beltrán en sustitución de Jordan y Josiño le dio al equipo dirigido por Rodri un equilibrio en el centro del campo, con Samu uniéndose a Antas en el doble pivote y Fer como único mediapunta. El Móstoles contó de nuevo con más oportunidades después de algunos errores de la zaga compostelanista, pero Pato Guillén volvió a ser un seguro de vida para los picheleiros.

Recta final

El Compostela contó con oportunidades importantes para ampliar su renta en el marcador; entre ellas, un remate de cabeza de Primo que se estrelló en el palo derecho de la meta defendida por Tejero, o un remate raso del recién incorporado Pablo Durán que no encontró portería. El desempeño de este último en los 20 minutos finales del encuentro fue muy aplaudido por la parroquia compostelana.

El potencial ofensivo de la ‘Esedé’ sirvió para culminar el trabajo gracias a un certero remate de Salado, que batió a media altura a Tejero después de una fulgurante contra. El Móstoles anotó el gol del honor en el minuto 90 por mediación de Álvaro Sánchez, que ajustó su remate a la escuadra derecha del equipo santiagués. El Compos tuvo la oportunidad de ampliar su ventaja en el descuento, pero el meta mostoleño detuvo un remate a bocajarro de Primo, estableciendo el 3-1 como el marcador final.

El conjunto compostelano termina la jornada con 7 puntos, todavía invicto en la competición y a la cabeza del Grupo I de la Segunda RFEF. Por su parte, el Móstoles continúa con un sólo punto en su casillero, penúltimo en la tabla clasificatoria. En su próximo encuentro, el Compostela tendrá que viajar a tierras madrileñas para enfrentarse al filial pepinero, que actualmente se encuentra al borde de los puestos de playoff.

Ficha

Domingo 19/09/2021 – Vero Boquete (Santiago de Compostela)

SD COMPOSTELA 3 – CD MÓSTOLES 1 (2-0)

SDC: Pato Guillén; Salado, Vesprini, Casas, Roque (Saro, 81′); Antas (Baleato, 81′); Escudero, Jordan (Samu, 59′), Josiño (Fer Beltrán, 59′), Mella (Durán, 71′); Primo.

CDM: Tejero; Gassama (Guito, 62′), Alexander, Mantovani, Jordán (Recalde, 76′); Toni, Ledesma, Romera (Fernando, 76′); Chupe (Irizo, 76′), Obama (Álvaro Sánchez, 69′), Portilla.

Goles: 1-0, 8′: Pablo Antas (de Penalti); 2-0, 35′: Primo; 3-0, 86′, Salado, 3-1, 90′: .

Árbitro: Martín Carlos Agudo Daza (comité asturiano), asistido por Eduardo Suero Rodríguez y Enrique Astra Fernández. Amonestó a Primo y a Salado (Compostela) y a Alexander, Mantovani e Irizo (Móstoles).

Incidencias: Encuentro disputado en el Vero Boquete de San Lázaro (Santiago de Compostela) ante aproximadamente 1000 espectadores.