PREVIA | Arenteiro, a despedirse con una victoria

El Arenteiro confiará en Raúl Blanco, mejor jugador de Abril, para despedirse con una victoria // Redes Sociales del Arenteiro

El conjunto orensano, que jugará su último partido en Espiñedo, quiere despedirse de la temporada con un triunfo

El Arenteiro recibe, mañana a las 12.00 horas, al Navalcarnero para cerrar la temporada regular en Espiñedo. El conjunto orensano quiere despedirse de su público logrando tres puntos que les permitan seguir soñando con los playoff, aunque estén muy complicados. El Navalcarnero, por su parte, también quiere el triunfo para intentar lograr un imposible y acabar como segundo clasificado.

Pocas opciones

El equipo de O Carballiño afronta su último partido en casa con la ilusión de dedicar un triunfo a su afición, que se espera que llene Espiñedo, y así agradecer todo el apoyo mostrado en esta temporada de emociones fuertes. Los orensanos, que tienen la permanencia prácticamente conseguida, quieren sumar y si es posible los tres puntos, para intentar lograr un imposible: meterse en los playoff.

El conjunto de Fran Justo agotó prácticamente sus opciones la semana pasada cuando cayó contra el Unión Adarve, tras unos malos primeros minutos que le acabaron condenando. A pesar de los esfuerzos posteriores, el Arenteiro no fue capaz de darle la vuelta al marcador y acabaría perdiendo.

Por este motivo, los de Espiñedo quieren olvidar ese mal partido y quieren hacerlo en casa para dedicarle los tres punto a una afición entregada. Sin embargo, para lograrlo y despedirse de la mejor manera, los orensanos deberán superar al Navalcarnero, tercer clasificado, que busca otro milagro, acabar segundo en la clasificación. Con todo, desde el club local confían en que se puede lograr la victoria para cerrar un gran año como local.

En busca del milagro

El Navalcarnero, por su parte, llega a O Carballiño con la satisfacción del trabajo bien realizado, conseguir clasificarse para los playoff. Una vez logrado ese objetivo, el equipo visitante buscará lograr un imposible, acabar como segundo clasificado. Para ello, los madrileños deben despedirse del año con dos victorias y que el Unión Adarve pierda los dos encuentros. Una tarea complicada pero no imposible.

Además de ese pequeño objetivo, el equipo de Pablo Álvarez quiere aprovechar estos dos partidos restantes para prepararse, de la mejor manera posible, de cara al playoff de ascenso, pues es una meta marcada por el club madrileño desde principios de año. Para intentar lograrla, el Navalcarnero debe jugar su mejor fútbol y no ofrecer una versión como lo hizo contra el Bergantiños, donde estuvo algo errático y cometiendo errores de bulto. Con todo, desde el club visitantes confían en su nivel y en sus esperanzas de cara a los partidos de eliminatoria por el ascenso.

Posibles XI

Arenteiro: Iago Domínguez; Víctor Eimil, Germán Novoa, Vitra, Joseca Márquez; Raúl Blanco, Adrián Cruz, Renan Zanelli, Álex Fernández, Markitos Alonso; José Sobrido.

Navalcarnero: Aitor González, Hernández, Muñoz, Uña, Fratelli, Núñez, Miki, Rodríguez, Beneit, Gil y Mendes.