PREVIA | El Compos «hiper» concentrado para ganar al Llanera

El Compos buscará la victoria ante el Llanera | SD Compostela
El Compos buscará la victoria ante el Llanera | SD Compostela

El técnico compostelanista Rodri avisa de la dificultad del partido en el Pepe Quimarán, un encuentro en  el que los duelos individuales serán muy importantes. Los suyos se encuentran «hiper» motivados para ganar al Llanera.

Tras cuatro empates consecutivos, la SD Compostela encara este sábado la visita a la UD Llanera  (16.15 horas) con el objetivo de regresar a la senda triunfal. En el Pepe Quimarán, un estadio  con características totalmente opuestas al Vero Boquete, los santiagueses quieren quitarse de  encima las igualadas y volver a sumar de tres para seguir en la parte noble de la tabla. 

Rodri analizó en rueda de prensa las claves para el encuentro, destacando  la importancia de las disputas, los duelos individuales y la concentración durante los noventa  minutos para poder regresar con el triunfo para Santiago. 

Parte médico y bajas seguras

El técnico pasó revista a la enfermería: «Está descartado Jordan y mañana decidiremos con Roberto Baleato y Fer Beltrán,  pero está la cosa complicada, porque llegaríamos muy justos y tampoco es plan de arriesgar.  Veremos mañana que sensaciones tienen, pero no somos muy optimistas». 

«Es gente que, por capacidad física, viendo el campo donde vamos a  jugar, nos deberían aportar muchas cosas, pero no nos sirve de nada lamentarnos, hemos  planteado un plan de partido esta semana y vamos intentar ejecutarlo con las piezas que  creemos que mejor se adaptan a ese tipo de partido», señaló Rodri.

La importancia de los tres puntos

Ganar. Es importante ganar esta semana, pero también lo fue en las cuatro anteriores. Repito  lo mismo, mientras yo sea entrenador el equipo no va a salir a empatar. Después, por las  circunstancias, no hemos sido capaces de ganar y tenemos que seguir trabajando esas cosas para ser capaces de hacerlo. 

No perder. Estás fastidiado porque van cuatro empates seguidos, pero con el Avilés somos los  únicos que todavía no hemos perdido. Eso quiere decir que algo hacemos bien. Tenemos que  seguir trabajando con humildad, ser conscientes de lo que somos, que las cosas cuestan mucho  y hay que darle mérito a lo que estamos haciendo, pero tampoco nos queremos poner límites.  Mi objetivo es ganar todos los partidos.  

No encajar. Es importante, pero una de las cosas en las que estamos trabajamos es ser verticales y eso a veces haces que pierdas el equilibrio por dentro. Hubo partidos que generamos mucho,  pero que cuando perdíamos la pelota no estábamos organizados como nos gustaría. Eso lleva  un tiempo, tenemos que seguir trabajando en ello y una de las cosas importantes para todos  sería dejar la portería a cero, pero también hay que resaltar, por ver el vaso medio lleno, que, a  pesar de haber encajado, somos de los equipos menos goleados de la categoría. 

La táctica en función de los disponibles

Posición de Escudero. Ahora mismo tenemos el hándicap de las lesiones de dos futbolistas para  una posición clave, por el perfil, Fer Beltrán y sobre todo Jordan, que es la persona llamada a  llevar el control del juego, cuando queremos jugar más combinado, y tenemos que buscar  soluciones. El otro día creímos conveniente retrasar un paso a Josiño y meter a Escudero para  dentro para tener ese control y tener gente por dentro de calidad y con las ideas claras. Me  gustó en los minutos de los que dispuso y lo que hizo ahí, y es una opción más, pero ya lo  estábamos valorando. Evidentemente, para que Escudero se venga para dentro, tenemos que recuperar también gente por fuera. Son opciones y vamos a tomar las decisiones para intentar  acertar y, sobre todo, para sacar el máximo rendimiento de todos. 

El Compos que quiere ver. Evidentemente, tenemos que hacernos fuertes y todo empieza por  los duelos individuales y las disputas. Evidentemente, me gustaría un equipo dinámico y que  compita, pero no vamos a correr ciertos riesgos, sobre todo en la zona 1. 

Control del juego. En ese campo, donde tienes que tener posesión es en campo contrario. Lo  normal, en campos pequeños, es correr menos riesgos, porque de una pérdida, si aquí nos costó  un gol, en un campo pequeño todavía es más fácil, porque estás más cerca de la portería.  Queremos tener balón, pero en campo contrario. Igual que cuando haces juego combinativo  intentas llevarlo a determinadas zonas, cuando juegas directo o ganas el segundo balón,  tenemos que intentar llevarlo a determinas zonas lo más rápido posible, porque es donde  nosotros creemos que podemos hacer daño. 

El escenario y el rival

El Pepe Quimarán. El campo condiciona todo, porque estuvimos buscando información por ahí y dicen que es 90×56, pero viendo las imágenes del campo debe ser 90×50. Es un campo muy  pequeño, va condicionar el juego y el desarrollo de los noventa minutos. Es un campo que de un  despeje puedes dejar a un jugador delante del portero contrario. Hay que estar muy  concentrado durante los noventa minutos, ir a las disputas, hacer coberturas, las vigilancias… es  un partido que exige una concentración altístima y después ganar los duelos individuales. 

El Llanera. Les fui a ver a Pontevedra y es un contexto totalmente distinto. La salvación del  Llanera pasa por hacerse fuerte en casa. Allí, la mayoría de los equipos vamos a jugar partidos  distintos a lo que estamos acostumbrados, mientras que ellos van a jugar ese partido cada  quince días. Por ello, entiendo que su salvación va a pasar por ganar en casa. Si son capaces de  rascar algo fuera, pues mucho mejor, pero lo que tengo claro es que, a pesar de ir de colistas, es  un rival que nos va a exigir y un campo que todavía más. Tenemos que ir hiperconcentrados, seguramente más que nunca, porque, por las dimensiones, de un despeje se puede generar una  ocasión de gol y a competir al mejor nivel que podamos para intentar traernos los tres puntos  para Santiago. 

Potencialidades del rival. La capacidad física de los dos delanteros, que para ese campo son muy  apropiados, tienen las ideas muy claras de lo que hay que hacer y después tienen dos o tres  futbolistas que, si son capaces de coger ese segundo balón, están adaptados a las dimensiones,  a dónde tienen que dar el pase y con qué fuerza, y lo hacen bien. Me parece un rival incómodo.  Les he visto el partido contra el Salamanca y Langreo, han perdido uno y empatado otro, pero  para mi el resultado fue injusto en los dos casos. 

Ojo con el colista

Posición del Llanera. No por ser el colista me obliga a ganar. Siempre que salimos a competir,  salimos a ganar. El tema de colista me parece anecdótico, sobre todo porque es un partido que  va a estar muy condicionado por las características del campo en el que vamos a jugar. Es un  campo en el que uno de los goles que encaja el Llanera, contra el Langreo, es una ocasión  clarísima suya en el 93, el portero va a sacar, se mete el delantero a estorbarlo, pero es capaz  de sacar, bota, bota otra vez, rematan y encajan el empate. Lo que quiero decir es que en 5  segundos pasa la ocasión de una portería a la otra. Por ello, lo que me preocupa es estar los  noventa minutos concentrados y que el equipo compita al nivel que exige el campo. 

Dificultad de afrontar este tipo de partido. Me parece muy complicado. En primer lugar, porque  ya no me gustaba como futbolista y como entrenador me pasa lo mismo. El plan de partido lo  tengo claro, pero son partidos que son feos porque hay muchas disputas, muchos contactos, golpes… pero es un rival más de la categoría, tenemos que competir allí y si eres capaz de ganar puntos en estos campos, son los que te van a meter arriba.