Misión Viveiro: salvación 2.0

Cabezazo de Álex Meitín al larguero, tras cuyo rechazo marcará el 1-0

Mantener la categoría una temporada más será el principal reto del conjunto celeste. La campaña pasada consiguieron este logro tras terminar como uno de los equipos más fuertes de la liguilla por la permanencia en Tercera RFEF. Nuevo curso futbolístico, pero mismo objetivo.

Todos los integrantes del equipo tienen presente y clara esta situación. Muestra de ello son las palabras de su entrenador Chusky y de dos de sus jugadores, Marino y Nico Madero.

CHUSKY, EL CAPITÁN GENERAL DESDE EL BANQUILLO

  • Objetivos. «El principal es la salvación. Mantener la categoría e intentar superar lo que hicimos la temporada pasada sería algo fantástico. En cuanto a puntuación, será una temporada distinta. Este año la liga tendrá 17 equipos y el formato parece que no será el de la temporada pasada, asimilándose mucho más a la habitual liga de toda la vida.»
  • Forma de afrontar la temporada. «La preparación será igual a la que haríamos antes de la pandemia. La temporada pasada fue distinta porque tuvimos pocos partidos de pretemporada. En este curso jugaremos partidos amistosos ante conjuntos de la zona que también inician competición dentro de pocas semanas. Nos han trasladado que la competición será de 17 equipos, jugándose a doble vuelta en el tradicional formato de todos contra todos. Habrá 5 descensos, 1 ascenso directo y del segundo al quinto clasificado lucharán por una plaza que da acceso a un playoff estatal. Pero ya sabemos que depende todo del número de equipos y sobre todo de la situación sanitaria. De todas formas nuestro objetivo está claro y no es otro que quedar por encima de los 5 últimos puestos de la tabla clasificatoria.»
  • Relación con los jugadores. «Quiero inculcarles el valor del equipo como medio para lograr los objetivos. Para ser un buen conjunto son necesarios ciertos valores como el sacrificio, el esfuerzo o el compañerismo. Esta es la filosofía del Viveiro y lo que queremos que comprendan nuestros jugadores. Y, por supuesto, pasarlo bien y disfrutar de la categoría.»

NICO MADERO, UNA GARANTÍA URUGUAYA EN DEFENSA

  • Galicia. «Mis abuelos eran de Galicia. Cuando llegué a España, Galicia fue el lugar al que vinieron mis padres. Es cierto que el hecho de irme de mi país siendo tan joven ha hecho que me sea complicado arraigarme a una tierra en concreto, pero en Galicia está mi mujer, mis hermano y mis padres. Este es mi lugar en el mundo.»
  • Pasado en ligas profesionales. Recuerdos, anécdotas. «Guardo muchos grandes recuerdos. De lo que más me acuerdo no es un momento puntual, pero sí el sentir esa sensación y satisfacción de ser futbolista profesional. Me estaba dedicando a lo que yo quería desde niño, y esto lo recuerdo con mucha estima. Competir con gente y equipos de gran nivel, jugar con el estadio a rebosar son momentos únicos. Pero al final los momentos pasan y lo que perdura son las sensaciones que se experimentan en esos instantes. Lo que sentía en ese momento es que vivía las 24 horas por y para el fútbol, todo lo que hacía era en orientación al fútbol. La presión de los estadios, ver noticias a diario en los periódicos o en la tele, es una sensación única y la guardo con gran cariño en mi memoria.»
  • Llegada al Viveiro y renovación. «Fue una vía de escape. La temporada pasada estaba en el Paiosaco. A mitad de temporada tenía que venirme para Lugo por motivos personales. Fue uno de los clubs que más interés mostró y el que más se adaptó a lo que yo necesitaba. Ya había jugado contra ellos en la primera vuelta y me parecieron un equipo muy atrevido para ser un recién ascendido. La manera de jugar me gustó. Creía que era un equipo en el que podía ser importante gracias a la cuota de oficio y experiencia que puedo ofrecer. Este año no he tenido ofertas para irme fuera y tampoco para saltar de categoría. Si me quedaba en Tercera tenía claro que sería aquí. Nos pusimos en contacto con el club y llegamos a un acuerdo de renovación ya que esta era la voluntad de ambas partes. Estoy muy agradecido por como me trata la gente en Cantarrana. Es un lugar especial para jugar. Estoy muy cómodo aquí. Espero seguir dando la talla y ayudar al equipo a lograr cosas importantes.»
  • Próximos retos como futbolista. «Volver a jugar profesionalmente. Hace un año que decidí volver a Tercera porque quería probarme. Deseaba ver si realmente estaba listo para un nivel de exigencia alto. La falta de motivación fue uno de los motivos que me llevó a alejarme del fútbol profesional. Si no estás al 100%, no puedes estar en él. Considero que la temporada pasada fui capaz de pasar con nota la prueba y esta temporada quiero demostrar que sigo a ese nivel. A ver si puedo aprovechar el currículum que hice en su momento y hacer una gran temporada para hacer ruido y poder saltar de categoría.»

MARINO, EL COMANDANTE VELOZ

  • Vuelta al Viveiro tras pasar la temporada pasada en A Magdalena. «En el momento en el que me volvieron a llamar de Viveiro no dudé. Acepté la oferta ya que este fue uno de los clubs en los que más disfruté. Conozco gente espectacular y tengo grandes amigos en este vestuario.»
  • Nueva temporada. «Esperemos que todo vuelva pronto a la más absoluta normalidad. Queremos que la gente disfrute del fútbol y que nosotros los jugadores disfrutemos también de la gente.
  • Objetivo del club. «Salvarse. Lucharemos para conseguirlo.»
  • Nivel de la Tercera RFEF. «Es una categoría exigente. Todos los clubs se refuerzan muy bien para no pasar apuros e intentar conseguir la permanencia lo antes posible. Este año hay equipos muy fuertes como el Barco, Somozas o Villalbés. Cualquier equipo te puede hacer daño en esta liga.»
  • Objetivo individual. «Quiero volver a disfrutar como ya lo hice en mi anterior etapa en el club. Todo lo que venga a mayores de la salvación, será bienvenido y bueno para el club y para mí.»