Primer gol en propia meta de la temporada

Fuente de la imagen: Getty Images

Hubo que esperar al comienzo de la segunda vuelta para consignar el primer gol en propia puerta de la temporada en la tercera gallega.

Podríamos considerarla la suerte negativamente más extrema del fútbol. Probablemente, una de las peores sensaciones que pueda recibir un futbolista es la de batir a su propio portero. Es por ello que uno de los protagonistas de la jornada fue el estradense Óscar López. Se produjo a punto de cumplirse la hora de juego del partido de los de A Estrada contra el Racing Villalbés. Los rojos ganaban con cierta solvencia por un doblete de Raúl antes del descanso. El tanto no impidió que los puntos quedasen en el Novo Municipal. Poco después, su compañero en la retaguardia, Ander Bellido, restableció la distancia, el equipo se metió en zona de fase de ascenso y rebajó al tercer lugar al cuadro chairego.

La pasada campaña se anotaron catorce tantos en propia portería. El último de ellos, en la jornada de cierre, lo firmó Nico Rodríguez (Juvenil), frente al Silva (0-1) en el último minuto del partido de Pardellas. El cuadro de Ponteareas consumó su descenso matemático en dicha jornada. De haber adelantado al Noia hubiese corrido la misma suerte por el descenso del Arosa a Tercera Federación.