El Villalonga suma su cuarta victoria y Valladares y Pontevedra B no fallan en su persecución

Lance del partido entre Valladares y Xuventú Sanxenxo | Valladares

Los tres equipos punteros vencieron sus respectivos encuentros ante Céltiga, Sanxenxo y Ribadumia, mientras que el Portonovo venció al Moaña. El Umia-Beluso y el Cambados-Gran Peña finalizaron con empate en el marcador

Pontevedra B 2-1 Ribadumia

 El Pontevedra B no pierde la estela del Villalonga luego de remontar al Ribadumia con dos goles en el descuento. Los de Luismi comenzaron perdiendo después del gol de Víctor Prado en el 73’ pero un gol de Valentín Jaichenko y otro del goleador, Antón Guisande en el tiempo añadido dieron la victoria al filial granate. El conjunto aurinegro queda muy tocado tras esta derrota ya que solo suman cuatro puntos de doce posibles y los equipos punteros se le empiezan a alejar. Además, pierden el duelo directo ante un rival al que le tenían ganado el partido en el minuto 90.

Umia 1-1 Beluso

 Umia y Beluso empataron en un encuentro matinal en A Bouza que tuvo oportunidades para ambos y que finalizó con 1-1. Hugo Jiménez ponía a los de Bueu por delante a los 27 minutos de partido pero Jonás Caride igualaría el marcador en el tramo final del partido tras un buen remate a gol. Los locales suman así otro punto más que los coloca en mitad de tabla con cinco puntos, mientras que el Beluso se sitúa dos puntos por encima en puestos de clasificación al grupo de ascenso.

Portonovo 4-2 Moaña

 El Portonovo necesitaba ganar y lo hizo ante otro equipo muy necesitado de puntos como es el Moaña. Los de José Vecoña comenzaron por debajo en el marcador tras el gol de Fran Ríos para el Moaña pero Hugo Soto empató el partido tres minutos después. El Moaña se puso de nuevo por delante con un gol de Roberto Pastoriza pero el delantero del Portonovo volvió a empatar el partido, esta vez de penalti. Juan López y Marcos Prado dieron la victoria a los de Baltar con dos goles en los últimos quince minutos. El Portonovo suma seis puntos con esta victoria, mientras que el Moaña aún no ha puntuado.

Juventud Cambados 2-2 Gran Peña-Celta C

 En Burgáns se produjo uno de los empates de la jornada, donde Cambados y Gran Peña empataron dos a dos en un partido lleno de oportunidades para ambos. Fran López abría el marcador en el minuto 13 para los visitantes pero un autogol de Carlos Pérez ponía el empate en el marcador tres minutos después. Roberto Diz completaría la remontada para los de Pénjamo tras la expulsión de Pedro Blanco pero Darío Martínez anotaría el definitivo dos a dos en el 65. Álvaro Tavares sería expulsado también y ambos equipos terminaron con diez el partido. Cinco puntos suma el Juventud Cambados, por los cuatro que suman los vigueses.

Valladares 3-2 Xuventú Sanxenxo 

 El Xuventú Sanxenxo estuvo a punto de dar la sorpresa en A Gándara pero un gol en el descuento de Enrique Veras privó a los de Nel Blanco de sumar sus primeros puntos. Aarón Paredes adelantó a los visitantes en una de las primeras jugadas del partido pero Cristian Rois primero y David Costas después pondrían por delante a los de Vigo. Pablo González hacía el empate a cinco minutos del final y cuando todo parecía que acabaría con empate Veras daría la victoria a los locales tras un gol anulado minutos antes. Con este gol, el Valladares sigue dos puntos por detrás del Villalonga en la segunda posición, mientras que el Sanxenxo acumula varios partidos rozando los puntos pero sigue con 0 unidades en la clasificación.

Vilalonga 3-0 Céltiga

El líder sigue intratable y venció por cuarta jornada consecutiva, esta vez ante un buen Céltiga que poco pudo hacer ante el magnífico juego local de la primera parte. De hecho, los de Ricardo Fernández finiquitaron el partido en la primera mitad con tres goles que impidieron a los visitantes tener posibilidad de rascar algún punto. Héctor Méndez, Marcos Blanco y Eloy Fariña fueron los encargados de convertir los goles locales que ya suman doce puntos en cuatro jornadas. El Céltiga, por su parte, suma cuatro puntos y ya piensa en el próximo partido con la intención de volver a ser fuerte en casa.