Lío entre directiva y plantilla en el CJ Cambados

Lance de un choque disputado en Burgáns la temporada pasada | Ángel Martínez

La directiva dimite tras problemas con un director deportivo que es apoyado por toda la plantilla

 El Club Juventud Cambados debía haber empezado a entrenar este miércoles para preparar el curso 22/23 donde volverán a competir en Preferente. Pero diversos enfrentamientos entre la directiva y el director deportivo, Daniel González “Fol”, han propiciado que la plantilla, a favor del director deportivo, no haya comenzado a entrenar debido a esta situación de incertidumbre que deja al club sin directiva tras su dimisión.

 “Fol” fue el primero en dimitir tras no estar de acuerdo con varias decisiones de la directiva, que encabezado por Jesús Manuel Fontán habían firmado seguir tras la celebración de la asamblea anual. El miércoles, el club presentó a Edu Charlín, ex entrenador del equipo o de otros como el Céltiga, como nuevo director deportivo lo que hizo plantarse a una plantilla que no apoya al anterior director deportivo y que no quería volver a negociar sus contratos con Charlín.

Tensión y explicaciones

 En ese momento la situación se puso al rojo vivo y desde la directiva lanzaron graves acusaciones tanto a Fol como a la plantilla, dimitiendo en el mismo instante tras no contar con el apoyo del equipo. Fol explicó que el trabajo con este presidente es muy difícil y que varios padres que habían entrado a la directiva salieron por no encontrarse cómodo. Además, respondió a las acusaciones de la directiva y explica que los jugadores se plantaron porque son un grupo muy unido.

 Estos jugadores comentan que no han empezado a entrenar debido a la situación de incertidumbre que vive el club y que piensan esperar a que se solucione todo antes de dar un paso en falso. Además, cuentan que no están de acuerdo con una serie de cambios, de los cuáles no se enteraron hasta el primer entrenamiento, y que desean la vuelta de “Fol” y del delegado Suso, rechazando la posibilidad de negociar con el nuevo director deportivo. 

Por último, la plantilla insiste en que ningún jugador ha firmado aún la ficha y que económicamente no están perjudicando al club ya que rechazaron ofertas de equipos de la zona con más inversión. Lo cierto es que al club está situación no le esta viniendo bien ya que pierden tiempo respecto a otros rivales en liga y no aprovechan oportunidades como el Albariño para recaudar dinero ante la falta de directiva, a la cuál se presentará un grupo de padres para hacerse cargo, pero no antes del día diez.