CUANDO EN VEZ DE JUGAR AL FÚTBOL, SE JUEGA AL ESCONDITE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El invierno se acerca. Atrás va quedando un otoño seco de temperaturas suaves, que nos dejaba unas condiciones climatológicas óptimas para empezar la temporada de fútbol base. Pero ahora llega la lluvia, el frío, el viento y a las 18:00 ya es noche. Empiezan un montón de problemas, que se pueden solucionar con paraguas, abrigos, con luz y con mucha voluntad propia. ¿Pero qué es lo que pasa cuando no hay luz ni voluntad externa?

El problema de la iluminación en dos de las instalaciones referencia de la ciudad de Ferrol como son los complejos deportivos de La Gándara y de Caranza viene de muchos años atrás. Ya cuando los terrenos de juego eran de arena existían esos focos amarillos similares a los de las farolas de cualquier calle escondida de la urbe naval. Al menos antes la luz reflejaba en la arena y algo se veía. Pero desde la llegada de la hierba artificial (que no trajo consigo mejoras en el resto de las instalaciones) la cosa ha ido a peor. El Galicia de Caranza excusa de jugar sus partidos a nivel gallego por la noche, y el Racing de Ferrol lo hace como es habitual en el campo de hierba de La Gándara donde el alumbrado es potente. ¿Pero que pasa con todos los participantes de las ligas locales que juegan los viernes y sábados nocturnos en los campos de hierba artificial de La Gándara o Caranza?. Juveniles, cadetes, infantiles y si me apuras fútbol – 8 donde tampoco es que la luz sea muy sobrante.

Pero centrémonos en el fútbol – 11 de base. 22 jugadores, cuerpo técnico y 1 árbitro. Los 22 tienen la ventaja de poder “camuflarse” muy bien en el campo o de esconderse detrás de un defensa. También envían con facilidad “misiles” totalmente invisibles para los sufridos porteros. Es complicado divisar a un delantero desde la defensa propia, por no hablar de los riesgos que entrañan los balones aéreos. Un meteoríto en forma de balón baja del oscuro y friío cielo ferrolano y dos jóvenes cabezas luchan por hacerse con él en medio de la nocturnidad.

Por suerte los chavales son nobles y prudentes y no suelen combinar la nocturnidad con la alevosía evitando así muchos malos golpes y lesiones en los balones aéreos o divididos. Los entrenadores apenas distinguen bien a sus 11 jugadores. Gritan al lateral y al extremo allá a lo lejos, pero muchas veces confunden a Juan con Jose y a Jose con Juan. Algo lógico en la oscuridad por otra parte. Los árbitros hacen un ejercicio de vista milimétrica para adivinar si el balón sale o no sale fuera del campo en la oscuridad, o bien intentan distinguir que jugador le dio al balón de último. Si un equipo lleva camiseta oscura o las medias de ambos equipos tienen el mismo tono de color el arbitraje nocturno se convierte en un ejercicio de superación y supervivencia. Además como de costumbre en Ferrol la lluvia hace acto de presencia lo que complica aún más la disputa de estos partidos nocturnos para todos los protagonistas. Bueno, una vez al mes hay quien tiene suerte de que no llueva y de que la luna llena ilumine el verde y la cal. ¡¡¡Unos afortunados del juego¡¡¡

Es una pena escuchar ciertas opiniones de participantes y espectadores del fútbol local: “Yo llevo 40 años en esto, y la verdad no se en que invierten el dinero”. Gente que viene de ayuntamientos más humildes y bastante más apartados que comentan: “¿Este es uno de los campos principales de Ferrol? Estoy alucinando, hay prados en mi aldea con mejor iluminación para los animales que este campo de fútbol base”. Pues eso. Nada más que decir. Los que pasaís los viernes y sábados por algunos campos de fútbol base nocturnos sabéis bien de lo que hablo en este pequeño rincón de la red. ¡¡¡Ánimo y al toro que en el fondo disfrutamos¡¡¡

A quién proceda, si la crisis lo permite y la buena voluntad de mejorar las condiciones de vida de nuestra infancia y de nuestra juventud lo autoriza; por favor, arrojen un poco de luz al fútbol base, un alumbrado a la altura de la ilusión y compromiso de todas esas personas que semana a semana hacen posible que Ferrolterra tenga fúbol base. ¡¡¡No dejemos todo en manos de la luna llena¡¡¡ Y si no es posible, pues nada seguiremos disfrutando de nuestro deporte y ya nos vemos cuando haya que entregar y recibir trofeos, ponerse medallas y salir en las fotografías. Esos días sabemos que ustedes no fallarán a la cita.

“Ser buenos que sé que os cuesta”


M.V.J. para www.muchacalidad.com

Últimas Noticias

Categorías

Categorías

Hazte premium por menos de 1€/mes

Por sólo 10€/año o 1€/mes accede a todo el contenido premium de muchacalidad.com

Fotos, vídeos inéditos, entrevistas, reportajes exclusivos y mucho más…

A %d blogueros les gusta esto: