Diego Rivas: «Lo que nos queda serán partidos a cara de perro»

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El portero de Narón fue el mejor de su equipo en un día para olvidar para el Racing que volvió a caer en A Malata por tercera vez esta campaña

El cuadro ferrolano dio la peor imagen de la temporada en un encuentro que se decidió tras un córner, en donde Iván Casado remató solo sin oposición, para hacer el único gol del choque que sirvió para que el Racing siga con su particular maldición en A Malata. Cinco puntos de dieciocho posibles de local, hacen que la posibilidad de estar entre los tres primeros para los ferrolanos cada se complique más. «No fue un buen día. La primera parte fue un partido disputado, intenso y con mucho ida y vuelta. El gol tempranero de ellos al comienzo de la segunda mitad hizo que cogiesen confianza, se reforzasen atrás y eso nos costó mucho para generar ocasiones de gol», índica el meta naronés.

Sin posibilidad de ganar los balones divididos, con problemas para encontrar a los jugadores de ataque por medio de balones en largo, el conjunto ferrolano sufrió un bloque general que le impidió aprovechar una oportunidad de oro para meterse entre los mejores. «Lo intentamos pero no de la mejor forma y con la paciencia necesaria. Eso es el problema que estamos teniendo porque no es normal que saquemos tan buenos resultados de visitantes y tan pocos en casa. De local tenemos un exceso de ansiedad de querer hacer muchas cosas y ahí nos estamos equivocando, generando muchas pérdidas absurdas, sin conseguir poner al equipo rival en serias dificultades».

No es la primera vez esta temporada que el Racing desaprovecha la oportunidad de ganar y dar el salto a las posiciones de privilegio, dejando la sensación en el ambiente de que es algo repetitivo y que el equipo no le encuentra solución. «Sinceramente a nivel particular eso es lo que más me preocupa. No es la primera ni la segunda oportunidad que dejamos pasar. Estamos unidos llevando un buen trabajo pero está claro que no es suficiente con lo que estamos haciendo y hay que dar un paso más«, subraya el meta.

Sin margen de error

Al Racing le restan seis partidos para terminar la primera fase, seis encuentros en donde no se admiten más fallos. La primera estación pasa por ganar al Compostela, próxima cita del cuadro departamental el domingo a las 19:00 en el Vero Boquete. «Sabíamos que de ganar al Salamanca ganábamos una bala extra o un posible error, pero al perder sabes que van a ser partidos a cara de perro. Vamos a tener que ir a Santiago a ganar, al Deportivo ganarle, también al Celta B que serán equipos con los que nos disputaremos esas plazas de ascenso».

Este grupo ya pasó momentos delicados en la Liga, por lo que no tienen otra opción que responder con el cuchillo entre los dientes en lo que resta de competición para cumplir el objetivo. «En situaciones límite el equipo siempre dio un paso adelante. Nos falta responder en las situaciones de ser un equipo ganador que se quiere meter arriba. Cuando estás con el agua al cuello sí que estamos dando ese paso, pero cuando tenemos que darlo para engancharnos arriba, nos está costando», apunta Diego Rivas que fue el mejor de su equipo con manos fundamentales que salvaron al Racing de perder por goleada.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp