El Celta reina en la locura del Villamarín

comparte

El cuadro de Carvalhal suma su segunda victoria consecutiva en un partido que tuvo de todo: siete goles, una expulsión, tangana en los banquillos y emoción hasta el final

Lo del Villamarín ha sido una oda al fútbol de la que el RC Celta salió victorioso por 4-3 en su duelo ante el Real Betis Balompié. Un partido que arrancó con arrancó con protagonismo en ambas áreas, y terminó con el mismo, pero en el área técnica, donde se formó una tangana que ensució los minutos finales del encuentro.

Gabri Veiga por partida doble, Larsen abriendo la lata y Aidoo arreglando su propio error defensivo, fueron los goleadores del Celta en este partido. Además, encuentro en el que los celestes no tuvieron problemas de cara a gol, mientras que si los tuvieron el la otra zona del campo, encajando tres tantos en contra.

La victoria deja a los vigueses en la 11ª posición con 23 puntos en su casillero. Hace escasas dos jornadas, el cuadro celeste se encontraba en puestos de descenso, y ahora, su progresión le permite mirar a cotas más altas, sin olvidarse de que los puestos de peligro están acechando a cuatro puntos.

La próxima semana, el equipo de Carvalhal recibirá al Atlético de Madrid en Balaídos. Un partido que se disputará el domingo 12 de febrero a partir de las 16:15 de la tarde.

Primer tiempo de ida y vuelta

El partido arrancó con fuerza, ya que se verían dos goles en los primeros 10′ minutos. Abrió el marcador Strand Larsen gracias a un centro de Carles Pérez por la derecha. El remate de volea y al primer toque del noruego salió con tanta potencia que sorprendió a Rui Silva por el primer palo. Segundo tanto del delantero celeste en liga, días después de que el club le fichara más competencia para la punta de ataque con el suizo Seferovic.

Sin embargo, las sonrisas en las caras de los jugadores celestes se apagarían a los pocos minutos. El Betis sacaría un córner que fue despejado por la zaga viguesa, mientras que Andrés Guardado se lanzó a por un balón dividido, que salió rebotado y terminó en los pies de Juanmi, que, de primeras, definió a la perfección ante Iván Villar.

Con el 1-1 en el marcador llegaría uno de los primeros errores de Joseph Aidoo esta temporada. El central ghanés se equivocó en un pase horizontal cerca de la frontal de su propio área, provocando el contragolpe del Betis, que con pases al primer toque terminó encontrando a Canales para que este mandase el balón al fondo de la red.

A pesar del 2-1, el Celta se encontraba muy bien plantado sobre el terreno de juego, donde Iván Villar también apareció unos minutos antes de que Gabri Veiga igualase el partido de nuevo. Pase de espuela de Luca de la Torre para el de Porriño, que se llevó el balón y la picó ante la salida de Rui Silva. Sería el primero del partido del canterano celeste, que volvería a mojar en la segunda mitad.

Gabri y Aidoo le dan los tres puntos al Celta

En el segundo tiempo, el Celta mostraría su mejor versión de la temporada. Una imagen que se completaría con el tercero para el casillero celeste. Larsen recibió un balón filtrado en el interior del área y al primer toque vio la entrada de Gabri Veiga desde atrás, que le ganó la partida a todos los zagueros del Betis para sumar su segundo gol del partido. Una víctima, el cuadro de Manuel Pellegrini, que vuelve a sufrir un gol de la perla de Porriño, quién ya viera portería en el partido de ida.

El empuje del Celta no se quedaría ahí. Borja Iglesias no fue capaz de despejar un córner con eficacia y Aidoo tuvo la oportunidad de arreglar su fallo en el segundo gol del Betis con un cabezazo a la escuadra al que no pudo llegar el guardameta bético. Y sí, el Celta ha vuelto a marcar un gol en una jugada a balón parado, algo que siempre ha sido una de sus debilidades.

Ya iban 6 goles en el partido, y los que se quedaron por el camino. Iago Aspas para el Celta tuvo una ocasión de oro en un mano a mano ante Rui Silva que sacó la defensa del Betis bajo palos, mientras que Abner dejó helada a su propia afición al fallar una ocasión con la portería vacía.

Quedaba el recorte en el marcador del Betis, que llegaría desde el punto de penalti por una mano dentro del área de Óscar Mingueza, quién no acertó en el despeje de cabeza, impactando el balón su brazo. Fekir fue el encargado de materializar la pena máxima, engañando a Iván Villar en el golpeo.

Expulsión de Luiz Felipe y tangana final

Los minutos finales ensuciaron un partido espléndido por parte de los dos equipos. Primero, Luiz Felipe vio la tarjeta roja directa al ir directo contra Iago Aspas que tenía el balón en la mano. Las prisas del central italiano por ganar y la euforia del partido le llevaron a tomar la decisión equivocada, agrediendo al jugador celeste y coronando con su expulsión.

Un hecho que dio paso a la trifulca en los banquillos, que se saldó con alguna que otra tarjeta roja para miembros del cuerpo técnico de ambos equipos. Aún así, no fue a mayores y se pudo terminar el partido con normalidad, donde el Betis tuvo la ocasión de empatar, pero no logró ver portería.

Finalmente, segundo triunfo consecutivo del Celta ante rivales que pelean por entrar en competiciones europeas. Gran nivel y despliegue futbolístico del equipo desde la llegada de Carvalhal, aunque hoy la solidez defensiva haya quedado a un lado.