El Celta resucita al Valencia y se mete en un lío

comparte

Alberto Mari en el 88′ dio la estocada final a Carvalhal y los suyos que ven como el descenso se sigue acercando peligrosamente

El RC Celta suma su tercera derrota consecutiva en Liga, después de caer por 1-2 ante el Valencia en Balaídos. El cuadro celeste volvió a pecar del poco olfato goleador de los hombres de ataque, pero también de la escasa contundencia defensiva, hoy agrandada por las bajas de Aidoo y Javi Galán.

Una situación que provocó un cambio en los planes habituales de Carlos Carvalhal. El técnico portugués apostó por Tapia como central y con Cervi en el lateral izquierdo. Papel clave el que tuvo el argentino, que falló en el primer gol del conjunto che. Cervi no despejó bien un balón a la altura del centro del campo, lo que se convirtió en contragolpe de libro para los valencianistas traduciéndose en gol de Justin Kluivert a pase de Diego Lopez. El extremo ganó línea de fondo y se la puso atrás al holandés que de primeras mandó el balón al fondo de la red.

A partir del gol en el minuto 8′ de juego, el Valencia empezó a jugar con el reloj, cortando cualquier acción prometedora del Celta y rascando minutos en cada saque de puerta, falta o córner. Así se llegó al segundo tiempo donde el Celta cambiaría un poco el chip.

Seferovic da esperanzas al Celta

El conjunto celeste salió con otra cara, pero se encontró con un Valencia que mordió y apretó a Iván Villar en los instantes iniciales de la segunda parte. De hecho, el guardameta celeste hizo un paradón con el pie a remate de Diego López.

A pesar de que no estaba haciendo un gran partido, sobre todo porque ganó pocos balones y no ayudó mucho a si equipo, Haris Seferovic se convertiría en protagonista y también en el hombre que generó más peligro. Primero tuvo un ramate cruzado que rozó Mamardashvili para depejar y después lograría el gol del empate. Córner botado por Fran Beltrán que cabeceó el suizo al palo contrario.

Con el gol el Celta siguió buscando la portería rival, donde la más clara fue una falta de Óscar al palo. Sin embargo, en el 88′ Foulquier puso un centro desde la derecha al que no llegó Unai Núñez, pero que si remató Alberto Mari en el primer palo, superando a Iván Villar. El portero de Aldán tocó el balón, aunque sin fortuna en el despeje.

Ya en los minutos finales el Celta protestaría un derribo sobre Larsen al borde del área que se tradujo en amarilla para Gabriel Paulista. Los celestes piden tarjeta roja por considerarlo último hombre. Aún así, el central acabaría expulsado por otra falta minutos después sobre Carles Pérez, cuando este encaraba portería.

Derrota y a mirar a los demás

Con esta derrota el Celta ve como su renta con respecto a los puestos de descenso se reduce. A falta de cuatro jornadas para el final, el cuadro celeste tiene 39 puntos y es 13º, por los 34 puntos del Getafe que ocupa el 18º lugar.

El próximo partido del Celta será ante el Athletic de Bilbao el sábado 20 de mayor a las 16:15. Los vigueses visitarán San Mamés, donde los locales se juegan entrar a competiciones europeas.