El Dépor hace historia y se proclama campeón

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El Deportivo Juvenil completó una temporada histórica proclamándose 26 años después campeón de la Copa de Campeones de la División de Honor Juvenil.

Los coruñeses vencieron por 3-1 al Barcelona en una final que estuvo marcada por el gran acierto blanquiazul. Un tanto de Mario y un doblete de Noel, nombrado MVP del partido, sellaron la victoria coruñesa.

La cálida mañana en Marbella acogía el partido más importante, hasta el momento, para los juveniles del Deportivo La Coruña. Los gallegos se enfrentaban a una de las mejores canteras del país, la del Fútbol Club Barcelona.

Los culés, sabedores de su condición de favorito, quisieron demostrarlo nada más salir al campo pero los blanquiazules no se lo iban a permitir, pues al igual que le sucedió contra el Real Madrid, se mostraban impenetrables en defensa.

Los chicos entrenados por Sergi Milà comenzaban creando las primeras ocasiones por medio de Ilias y Gavi, que realizarían una buena combinación que acabaría en un disparo que detendría sin problemas Brais Suárez.

El Depor, al contrario de lo que le sucedió contra el Madrid, salió con más intensidad, pisando con bastante frecuencia las inmediaciones del área. Mella, cadete de segundo año, era una de las principales amenazas de los coruñeses. La defensa culé no podía con su velocidad ni con sus peligrosos desmarques que permitían a Noel de la Fuente y a Mario Nájera -los delanteros titulares- estar más liberados para llevar el peso del ataque.

Máxima eficacia

El Barcelona, como es habitual en él, mantendría largas posesiones para intentar romper la férrea defensa blanquiazul. Sin embargo, no era capaces de encontrar ningún hueco. Sus acercamientos más peligrosos quedaban en agua de borrajas debido al gran hacer de los defensas deportivistas.

Este buen desempeño defensivo dio confianza a los muchachos de Óscar Gilsanz que realizaron una bonita jugada de combinación entre Alfredo Rodríguez «Fito» y Álvaro Pérez «Trilli», que acabaría avanzando líneas por la banda derecha. Cuando pasó el medio campo, conectó un pase peligroso con Víctor Guerra. Éste vio el desmarque de Noel y le puso un balón medido para que el delantero de Silleda levantase la cabeza e hiciese un pase de la muerte hacia el punto de penalti que aprovecharía Mario Domínguez para perforar la portería defendida por Jorge Carrillo. 1-0 y toda la confianza del mundo.

Sin embargo, el Barça, como gran equipo que es, no se dejó amedrentar y salió a buscar el empate nada más sacar de centro pero sin mucha suerte. No obstante, cinco minutos después, Ilias -el mejor jugador culé en la primera parte-, acabaría marcando de rechace tras una buena parada de Brais Suárez. Volvía la igualdad al marcador, en un partido con muchas alternativas y muchas emociones.

A pesar del tanto encajado, el Depor no se rindió y siguió con su plan aunque le ocasionó alguna acción peligrosa a favor del Barça. En una de estas jugadas, Ilais se fue por banda y puso un centro raso a la frontal del área que conseguiría despejar la defensa blanquiazul. Noel, se adelantó a la defensa culé y fue a buscar el balón. Lo recogió en campo propio y realizó una cabalgada espectacular que le llevaría a enfrentarse en un uno contra uno con Moussa N´Diaye. El de Silleda haría una bicicleta y saldría hacia su lado izquierdo, sin pensarlo, lanzó un chut con su pierna menos hábil que se acabaría colando por la escuadra. Nueva ventaja del Depor que estaba mostrando la máxima eficacia posible. Dos disparos y dos goles.

El Barça acusó más este gol e hizo que el Depor se lanzase al ataque para buscar el tercer tanto. Sin embargo, el luminoso no se movería y llegaríamos con 2-1 al descanso.

Mismo guion

A la vuelta de vestuarios, el guion de la primera parte se iba a repetir. El Barcelona teniendo grandes posesiones sin demasiado peligro y el Depor demostrando una férrea defensa y lanzando peligrosas contras.

Mella, junto a Nájera y a Noel, seguían llevando el peso del ataque coruñés. La defensa culé no era capaz de parar las internadas del joven jugador. Tampoco sabían como impedir que los dos delanteros entrasen en contacto con el esférico y así dejar de crear peligro.

Por su parte, la defensa blanquiazul, a pesar del gol encajado, seguía demostrando un solidez de primer nivel. Los catalanes no eran capaces de pisar el área. Simplemente podían crear peligro a través de disparos lejanos.

Aire fresco

Los blaugranas, para romper las líneas defensivas del Depor, introdujeron hombres de refresco para que les diesen más movilidad y les permitiese crear más oportunidades con las que inquietar la portería defendida por Brais Suárez. Esta medida tomada por Sergi Milà funcionó porque los culés comenzaron a arrinconar a los coruñeses. Sin embargo, no conseguían marcar el tanto del empate y el tiempo se les iba acabando.

Pasaban los minutos y el Barcelona seguía siendo incapaz de marcar. Los chicos de Óscar Gilsanz seguían aguantando las embestidas culés e intentaban lanzar algunas contras con las que hacer daño. Este plan daría resultados pues un lanzamiento de Fito pasaría el medio campo y llegaría a Noel que se marcharía solo contra la portería blaugrana. El de Silleda, con una calma más propia de un veterano que de un futbolista de su edad, batiría por bajo a Jorge Carrillo para poner el 3-1 en el luminoso. Solamente quedaban quince minutos para alcanzar la gloria.

Un final feliz

El Barça se volcó aún más al ataque. Necesitaba marcar cuanto antes para meterse otra vez en el partido pero la suerte no les sonreía. No estaban acertados ni con los centros ni con los tiros. El Depor estaba cómodo en esta situación, pues seguía creando peligro en las contras por lo que obligaba a los culés a hacer un esfuerzo titánico para bajar a defender las posibles ocasiones coruñesas.

En los últimos minutos, con el resultado a favor, los blanquiazules se animaron más al ataque con jugadores como Trilli que realizó un partido excepcional o el recién incorporado Do Carmo. Sin embargo, habían perdido esta excelente puntería que habían mostrado en los tres goles que habían anotado.

El Depor seguía fallando ocasiones claras pero el Barcelona estaba tan cansado que ya no tenía fuerzas para llegar con mucho peligro al área coruñesa. Finalmente, a pesar de sufrir durante buena parte de la segunda parte, los chicos de Óscar Gilsanz se harían con la Copa de Campeones, título que no se lograba desde el año 1996. Además, les permitirá jugar la Champions Youth League.

FICHA TÉCNICA

DOMINGO 27/06/2021 (12,00) Campo: Marbella Football Center

Copa de Campeones de la División de Honor Juvenil


REAL CLUB DEPORTIVO DE LA CORUÑA :3 – FÚTBOL CLUB BARCELONA : 1


RC DEPORTIVO DE LA CORUÑA : Brais Suárez; Álvaro Pérez, Alfredo Rodríguez (Hugo Urdiales 90’), Daniel Barcia, Guillermo Bueno; Victor Guerra, Brais Val, Mario Domínguez (Raúl Gómez 77’), David Mella (Hugo Padín 90’); Noel López (Carlos Do Carmo 81’) y Mario Nájera (Nicolás Clouston 90’). Ent. Óscar Gilsanz.


FC BARCELONA : Jorge Carrillo; Marc Alegre (Txus Alba 76’), Diego Almeida, Moussa N´diaye, Álex Valle (Miquel Juanola 76’); Álex Rico, Jaume Jardi, Franck Angong (Zacarías Chailan 65’); Ilias Akhomach, Diego López y Gavi. Ent. Sergi Milà.


Goles: 1-0 Mario Dominguez 21’; 1-1 Ilias Akhomach 25’; 2-1 Noel López 29’; 3-1 Noel López 72’.


Árbitro: José David Martínez Montalbán.


Amonestaciones: TA: Noel López del Deportivo.


Foto portada: Noel celebra uno de sus goles | RC Deportivo La Coruña

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp