El VAR hace al Celta batir un récord negativo

comparte

Por milímetros, y por el VAR, el Celta ha batido el récord de partidos consecutivos sin marcar, en casa, desde un inicio de cualquier competición en la que haya estado inmerso.

Todo sería diferente si Díaz de Mera Escuderos, a instancias de Jaime Latre y Sobrino Magán, en el VAR, no hubiese anulado el gol de Larsen ante el R. Madrid por un contacto más que cuestionable y que el colegiado, a la vista natural de sus ojos, había entendido como legal.

https://muchacalidad.com/el-celta-naufraga-en-balaidos/

En el último partido, contra el Mallorca, una jugada de Iago Aspas, continuada de un centro para la entrada de Bamba, facilitó el golpeo del francés, que mandó la pelota a la parte baja del larguero y a un bote, que Munuera Montero, el árbitro, y Prieto López de Cerain, el auxiliar que vigilaba esa parcela del campo, entendieron como gol. Sin embargo, el VAR, compuesto por Prieto Iglesias y Fernández González, alertó a Munuera, que acabó anulando el gol al sustentarse en el infeliz acierto de la tecnología.

Más que por milímetros en el no gol de Bamba, o por centímetros en el remate al palo de Starfelt, lo cierto es que el VAR ha condenado al Celta a perder dos goles en Balaídos que hubiesen impedido a los celestes sumar un dato desagradable que se produce por primera vez en cien años.