Quince minutos le bastaron al Celta para resolver un partido cómodo frente al Avilés

El equipo celeste fue superior a la escuadra asturiana y sigue como líder en solitario | M. Dopazo

Al cuarto de hora los de Claudio Giráldez ya habían anotado tres goles que ampliaron a un cuarto antes del descanso y en la segunda mitad completaron la goleada: 7-0

El Celta se impuso al Real Avilés en un partido con poca historia y que dominó los noventa minutos. Al cuarto de hora de juego ya habían anotado tres tantos. Los celestes siguen sin conocer la derrota a falta de tres jornadas para el final de la primera vuelta y siguen liderando en solitario la tabla clasificatoria.

Al conjunto olívico le bastaron cuarenta y cinco minutos para resolver su partido ante el Real Avilés. Los de Claudio Giráldez dominaron de principio a fin y como consecuencia de ello fueron llegando las ocasiones y los goles. Hasta cuatro anotaron los vigueses con un doblete de Hugo Álvarez más el de Damián y Fer López.

En la segunda parte se mantuvo el guión ante un rival que ya había bajado los brazos con anterioridad y con ello llegarían tres goles más para completar el amplio marcador en acciones de Fer López, Damián y Jesús.

FICHA TÉCNICA

RC Celta (7): Brais, Diego Rodríguez, Martín Conde (Stasy, m.46), Manu Fernández (Javi Rodríguez, m.46), Tobías, Yoel Lago, Damián, Hugo Álvarez (Jesús, m.67), Antañón, Roi Tato (Henok, m.56) y Fer López (Álvaro Santos, m.56).

Real Avilés (0): Bleyd, Rubén, Joaquín, Carlos, Rodri (Miguel Gómez, m,.56), Oriol Ruíz, Diego Augusto (Miguel Menéndez, m,.75), Mel, Loren Busi (Raúl, m.67), Pau (Kike, m.67) y Daniel Estéves (Daniel Miñano, m.56).

Árbitro: Extremadura Hernández (Comité Gallego). Amonestó a Miguel Gómez (m.80) y Raúl (m.81) en los visitantes.

Goles: 1-0, m.2: Hugo Álvarez. 2-0, m.10: Fer López. 3-0, m.14: Damián. 4-0, m.34: Hugo Álvarez. 5-0, m.47: Fer López. 6-0, m.82: Damián. 7-0, m.86: Jesús.

Incidencias: Partido de la decimocuarta  jornada de la División de Honor Juvenil. Instalaciones Deportivas de A Madroa en Vigo.