FUTBOL FERROL | Juáncar ya es de Primera

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Por Manu Amor


Exjugador, exentrenador y ex director deportivo, Juáncar Fernández (Ferrol, 1972) forma parte ahora de la secretaría técnica de un club de Primera División: el Levante UD.

Su aventura en el Alcorcón terminó pronto, tras el cambio de poder en la entidad alfarera y la salida de David Navarro y Manu Fajardo, sus grandes valedores. “Hoy en día los equipos funcionan como empresas al uso. David (director deportivo) y Manu (secretario técnico) firmaron por el Levante y me propusieron formar parte de su grupo de trabajo, algo que agradezco y que, creo, no debía rechazar”, asegura quien fuese el encargado de fichar en el Racing durante seis años.

En un momento “perfecto” para sumarse al proyecto granota, Juáncar desgrana cómo rastrea el mercado un club de la élite más absoluta. “En estos meses se trata de ver a muchos futbolistas e ir haciendo filtros. Yo me ocupo de la zona norte de España y Portugal, además de algún visionado de ligas internacionales. A finales de mes se emite un informe de jugadores interesantes para seguir observándoles o recomendar su fichaje. Más adelante ya se enfoca a futbolistas en concreto, o a esos que han sido aconsejados, y se acude a los campos con los objetivos definidos”, afirma.

Esfuerzo y recompensa

Después de toda una vida ligado al fútbol, el ferrolano nunca pudo imaginar que su esfuerzo sería recompensado con una oportunidad de tal calibre. “Sinceramente, tenía asumido que nunca trabajaría para un equipo de Primera. Supone una satisfacción enorme”, asevera, y recalca su gratitud por etapas anteriores: “Aunque esto no hubiese sucedido estaría igualmente contento por dónde he trabajado en el fútbol. Estoy muy agradecido a todos los clubs en los que estuve por las oportunidades que me dieron, que me hacen estar donde estoy, y, por supuesto, a David y a Manu por algo que nunca olvidaré: la primera oportunidad de poder trabajar para un equipo de la máxima categoría. Y me llega en una edad ideal, de madurez en lo personal y en lo deportivo, ya no tengo la necesidad de encabezar proyectos. Creo que sin esas “prisas” se trabaja mejor, más cómodo y con menos errores”.

Plataformas como Wyscout, cada vez más importantes dentro de las secretarías técnicas, facilitan en gran medida el seguimiento de futbolistas. “La primera fase es la observación bruta, tratar de ver muchos partidos. En mi caso me funcionan bien las primeras impresiones. Es raro que cambie de opinión si veo a un jugador dos o tres veces y no me gusta. Después estudio sus datos y trayectoria. Saber de dónde viene alguien ayuda a conocer su presente y da una idea para el futuro. La tercera parte, y definitiva a la hora de emitir un informe positivo, es el haberlo visto un gran número de encuentros, y a poder ser alguno en vivo.

Es fundamental y reduce el error en un tanto por cien muy alto”, confiesa Juáncar, que concede relativa importancia al aspecto personal: “Son muchas las cosas a valorar, todos los datos son importantes… aunque si el futbolista se llama Ronaldo o Romario lo quiero igual. Ya no me importarían tanto otras cosas”.

Carretera y manta

Los kilómetros a realizar un fin de semana “varían en función de la zona y los calendarios”, pero Juáncar los cifra “entre 500 y 1.000”. “Si me toca ir a Portugal aumentan un poco. Veo entre dos y cuatro partidos, depende de cómo coincida la ruta. Mi trabajo está enfocado al equipo de Primera, pero también miro algo de base para observar a algún jugador juvenil o sub-23 para el filial. Y, fuera de mis obligaciones, me gusta ver fútbol base de la comarca. Quiero tener controlados a los chavales que puedan ser interesantes a corto plazo”, afirma.

Él fue, por ejemplo, quien captó a un chaval llamado Jason Remeseiro para el juvenil del Racing: “Todos tenemos nuestro ego, y más en este mundillo. Muchas veces tratamos de erigirnos en descubridores cuando los que realmente triunfan son los jugadores, pero es evidente que gusta que aquellos en quienes creíste en un momento dado lleguen arriba. Es gratificante ver como llegan a Primera futbolistas que has conocido cuando estaban muy lejos de la élite: Dani Rodríguez, Adrián Dalmau, Manu Barreiro, el propio Jason…”.

Foto: racingcluferrol.net

El talento

La apreciación del talento es clave a la hora de ahuyentar el marcaje de las agencias de representación. “Son una parte fundamental de esto. Hay muchas que controlan un gran número de jugadores, con lo cual ya te condicionan, porque a veces sus intereses chocan con los de los clubs. Por eso son tan importantes las secretarías técnicas, tienen que estar preparadas para saber si un jugador que te ofrecen es interesante o no. Si se conoce al futbolista la negociación es más ágil; si no, pasa un tiempo en el que hay que seguirlo (normalmente en vídeo, porque ya no hay Liga) y en ese período en el que recabamos datos otros equipos pueden adelantarse”, admite.

Una aventura apasionante para un enamorado del ambiente que le rodea. Informes, vídeos, preparación previa, desplazamientos, partidos en vivo… y todavía queda tiempo para mucho más. “No me dedico exclusivamente al fútbol. Me gusta viajar con mi familia, salir con los amigos y tratar de hacer entre 45 y 60 minutos de deporte al día durante cuatro o cinco veces a la semana”. El niño que comenzó pateando balones en el San Rosendo ha llegado a Primera.

Últimas Noticias

Categorías

Categorías

Hazte premium por menos de 1€/mes

Por sólo 10€/año o 1€/mes accede a todo el contenido premium de muchacalidad.com

Fotos, vídeos inéditos, entrevistas, reportajes exclusivos y mucho más…