La apuesta del Racing es por la madera verde

Disputa de un balón durante el Racing - Val Miñor | Sandy López
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cuando Benito Rubido por entonces director de metodología del Racing de Ferrol y Antonio López «Stili» como técnico del equipo juvenil en la división de honor echaron a andar la temporada, la apuesta fue confiar en los jóvenes de la casa para conformar el equipo que esta campaña compite en la máxima categoría del fútbol base nacional y buscar a medio y largo plazo conformar un método y una filosofía basada en el trabajo con la gente de la casa, con la madera verde, fuese cual fuese la categoría. Generar activos propios que puedan convertirse en el futuro en activos para el club o para otros equipos de Ferrolterra que pudieran verse beneficiados parece el camino escogido por los responsables en la materia dentro del club departamental.

Con el visto bueno de Carlos Mouriz desde la dirección deportiva del club verde, se tomó la decisión de forjar un plan a medio plazo con una generación de futbolistas que con un pasado de formación de varios años en las categorías de base del club, puedan llegar a conformar un grupo competitivo que garantice la continuidad en la categoría si no en la presente, si en el futuro. 25 jugadores de los que 19 volverán a competir en la categoría juvenil en la próxima temporada.

Así se formó un grupo de trabajo integrado por jugadores que provenían del equipo juvenil de liga gallega en la temporada pasada (dos divisiones por debajo) y del cuadro cadete en la división de honor, en una clara apuesta por los jugadores de la casa, la madera verde. Sin refuerzos ni fichajes de jugadores foráneos a excepción de Iago Carracedo que retornó del Deportivo pero también con pasado en las filas verdes, el Racing afronta una dura temporada en la que los resultados les han llevado a la última plaza de la tabla sin haber conseguido todavía la primera victoria, pero que tras unos inicios y una pretemporada titubeantes, han resultado en una mejora evidente en la progresión de sus futbolistas y en la propia competición que ha llevado al equipo a enfrentar de tu a tú a plantillas de los grandes clubes como Celta o Deportivo ante el que consiguieron uno de los 5 puntos en su haber tras igualar con los coruñeses a un gol en A Gándara. El Racing ha conseguido 5 puntos cosechados en 5 empates, tres como local y dos cómo visitante, unas cifras que en nada beneficiarán a los ferrolanos en segunda y decisiva fase por salvar la categoría pero que sin embargo y aún a costa de que posiblemente el equipo pudiera perder la categoría tras la disputa de la segunda fase, Stili se muestra satisfecho con el trabajo realizado y seguro de que se están cumpliendo los objetivos:

«Desde el primer día les pusimos claro a los jugadores que nuestra realidad no estaba en la clasificación, que se olvidaran de mirarla y trabajaran día a día y esto lo están aceptando muy bien, por eso el equipo no se viene abajo, y cada vez mejora más. Ver los entrenamientos del inicio de temporada que tenemos grabados y verlos ahora, la diferencia es brutal, de como trabajan los chicos. La única espina que nos queda pero que estoy seguro que pronto lo vamos a conseguir, es un victoria que refrende todo ese trabajo. Vamos a ser los mismos con ella que sin ella, pero por como trabajan y como se esfuerzan, la merecen».

La valoración del técnico sigue siendo positiva cuando se trata de la mejora grupal e individual de su equipo. Stili destaca en este sentido que, «cada vez tenemos más jugadores cerca del nivel de la categoría. Al principio teníamos uno o dos, ahora podemos tener ya cinco o seis y tenemos que seguir trabajando y entrenando para ser más estables y compactos en el campo con más acciones de finalización y eso pasa porque cada vez tengamos más jugadores al nivel de la competición».

El jugador del Racing Luis Dopico frente al capitan del Val Miñor | Sandy López

La última derrota

El Racing perdía su último partido en A Gándara ante el Val Miñor (0-3) en un encuentro jugado de tu a tu ante el tercer clasificado y en el que los chicos de Stili compitieron por la victoria hasta que una injusta expulsión con el 0-0 en el marcador y ofreciendo una muy buena imagen, los dejó con un hombre menos sobre el campo . El míster verde resumía así el partido de su equipo tras el encuentro: «El equipo está cada vez más cerca del nivel de la competición, el proceso en tiempo y trabajo nos está acercando a los rivales. Jugamos una primera parte de tu a tu, atacando al rival y siendo capaces de defender en campo rival, de juntarnos ,cada vez el equipo es capaz de hacer mejores cosas y ante un rival yo creo que el tercer mejor equipo de la categoría«. Quizá la actuación arbitral privó al Racing de un mejor resultado y ahí el técnico quiso ser claro en su valoración: «Yo creo que los errores arbitrales son una parte del juego, pero el arbitro no estuvo acertado en esta ocasión aunque sin mala intención por su puesto. Fue una lástima porque en la expulsión de Leo la primera tarjeta no lo es y la segunda tampoco me lo parece y con el 0-0 hay dos situaciones muy claras que nuestro jugador encara al portero y nos pitan fuera de juego que repasando las imágenes se ve que no lo son claramente». La conclusión en base a las opiniones de Stili podría ser la de que hay madera. Una madera verde que habrá de ir madurando y endureciendo a base de tiempo, trabajo, buenas herramientas y los mejores artesanos.


Foto portada: Mario Vázquez disputa un balón ante el Val Miñor | Sandy López

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp