La campeona del mundo Teresa Abelleria, agasajada por el fútbol femenino gallego

comparte

Teresa Abelleira recibió el cariño y la admiración del fútbol gallego en un acto en un acto en el que la RFGF le dio el nombre de la campeona del mundo al salón de actos de la Delegación de Pontevedra.

Rafael Louzán le entregó una camiseta de la Selección Galega y un obsequio conmemorativo a una agradecida Teresa Abelleira, que trasladó a los asistentes su agradecimiento “por el apoyo recibido”.

Teresa Abelleira llegó a Galicia y, como era de esperar, las muestras de cariño y admiración por parte de la afición gallega no se hicieron esperar. Tere se desplazó directamente desde Peinador hasta la sede de la Delegación de Pontevedra de la Real Federación Gallega de Fútbol, donde la esperaban los representantes de la mayoría de los clubes gallegos con equipos de fútbol femenino. También niñas y jóvenes de estos equipos que algún día sueñan con ser como Teresa y en cuyos ojos se reflejaba la admiración que sentían por estar al lado de una campeona del mundo. Porque la pontevedresa es ya un auténtico referente para las muchas niñas que cada año se introducen en el mundo del fútbol, gracias, en gran medida, a futbolistas como Teresa.


La recepción comenzó con el plato fuerte. Teresa recibió un regalo muy especial. La RFGF bautizó con su nombre el salón de actos y aula de formación de la Delegación de Pontevedra. Sala utilizada diariamente por entrenadores, árbitros y clubes y que a partir de hoy se denomina Salón de Actos «Teresa Abelleira». Su nombre y una imagen de la futbolista vistiendo la camiseta de la selección española aparecen en la puerta de entrada de la sala.

RFGF

Orgullo de todo el fútbol gallego y espejo para las más jóvenes

El presidente de la RFGF, Rafael Louzán, no escatimó elogios para una jugadora que lleva con mucho orgullo  el nombre de Galicia allá donde va. Una jugadora que defendió los colores de la selección gallega de fútbol y  fútbol sala en diferentes categorías y que siempre presume de sus raíces. Sin ir más lejos, en el propio Mundial. «Eres un orgullo para todo el fútbol gallego y un espejo en el que se miran todas las niñas que  empiezan a jugar al fútbol», afirmó Louzán. «Gracias por ser la futbolista que eres. Gracias por ser la persona  que eres”, agregó el presidente. Al mismo tiempo, le ha agradecido que haya aceptado esta visita a pesar del  cansancio acumulado y sin siquiera pasar por casa «para compartir su éxito y su medalla de oro con todo el  fútbol femenino gallego». 

La pontevedresa agradecida

Teresa agradeció el apoyo recibido y remarcó que “en Australia, a tantos kilómetros de distancia, sentí  vuestro ánimo”. Dijo estar muy orgullosa de representar a Galicia y ayudar a que el fútbol femenino siga su  progresión en Galicia y España, además de estar sorprendida por el impacto de su llegada.

Louzán entregó a Tere una camiseta de la Selección Gallega con su nombre y su inseparable número 3 y  también una placa conmemorativa del recibimiento. El presidente de la RFGF también agradeció a la madre  y familiares de Tere, en especial a sus abuelos, que «son una parte muy importante de sus éxitos». Y Tere  también ha querido dejar un recuerdo para el fútbol gallego, una camiseta suya de la Selección Española ya  con la estrella conquistada en Australia. 

La firma de camisetas por parte de la jugadora gallega puso el punto y final a un acto que dio paso a la reunión  con los clubes de fútbol femenino de Galicia, a los que se les informó del plan competitivo para la temporada 23-24.