La primera piedra del proyecto de Rubén de la Barrera

https://www.rcdeportivo.es/
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La primera piedra del nuevo proyecto del Deportivo de la Coruña ya está puesta en el camino. En el estreno de Rubén de la Barrera como técnico deportivista, su equipo no logró pasar del empate ante el colista de la liga, un Salamanca UDS que también estrenaba entrenador y que mostró una imagen de equipo sólido en defensa pero sin garras en ataque para hacer daño al Deportivo, que tampoco mereció la victoria en el debut del joven entrenador coruñés.

La puesta en escena del Deportivo de la Coruña fue bastante buena a pesar de las gélidas condiciones del Estadio Helmántico, monopolizando casi por completo la posesión de la pelota y acercándose peligrosamente a la meta del Salamanca, aunque con poca claridad de ideas en los metros finales sobre un área que era hielo puro. El “Depor”, considerado una de las mejores apuestas deportivas online para el ascenso de categoría, se encontraba otro escollo que superar además de su rival, y es que el césped, igual para ambos conjuntos, perjudicaba más al modelo de juego de Rubén que al pragmatismo de Lolo Escobar.

La base de todo

Uno de los objetivos que se ha marcado el técnico del Deportivo de la Coruña de aquí a final de temporada es demostrar ser superior al rival en cada partido, independientemente de las condiciones climatológicas, del estado del terreno de juego o de la entidad del club al que se midan. Con la premisa de cuidar el balón, este propósito se puede convertir en una hazaña según que estadio se visite, y en su debut fue un factor demasiado determinante para poder ver claramente las intenciones de este nuevo Deportivo. Apenas 4 brochazos se pudieron intuir de lo que Rubén de la Barrera pretende construir en su equipo, pero un punto fuera de casa es un buen comienzo para seguir dando pasos en el proyecto deportivista.

Un tropiezo para muchos

Aunque para muchos medios de comunicación el primer partido del Deportivo de la Coruña con Rubén de la Barrera al frente ha sido considerado como un tropiezo, no deja de ser el primer compromiso tras su llegada a un club en mala dinámica, frente a un equipo histórico con ilusiones renovadas y en un terreno de juego en el que era difícil mantenerse en pie.

La realidad es que el equipo coruñés dio la sensación de ser un bloque bien construido desde atrás, al que la falta de pegada le negó llevarse la victoria. El trabajo de Rubén se empezará a valorar a partir de ahora, cuando de verdad se pueda ver si el equipo responde a las expectativas de la afición y de la historia de un club que vive sus horas más bajas de sus últimos tiempos.

El tiempo es sabio, y el Deportivo de la Coruña se lo dará a un técnico de la tierra que ha cogido el testigo de Fernando Vázquez en un momento complicadísimo, una decisión valiente que esperamos traiga buenos resultados consigo.


Foto portada : RC Deportivo La Coruña | www.rcdeportivo.es

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp