Empate a uno en el Anxo Carro

Formación del CD Lugo ante el Zaragoza en el Anxo Carro | CD Lugo

El CD Lugo regresaba al Anxo Carro con el único objetivo de regresar a la senda del triunfo ante su público.

Partido de altura, con un CD Lugo que saltaba al choque con su once tipo, exacta formación de la vista en el último duelo en Cartagena. Bloque firme y compacto para medir fuerzas ante uno de los favoritos al ascenso de categoría, con los Zapater, Nano Mesa, Francho o Jair, como elementos más destacables de la formación. Partido precedido del saque de honor a cargo del olímpico Adri Ben, que pronto iba a cargarse de intensidad y ritmo. Primeros minutos frenéticos, con ambos equipos gozando de ocasiones claras de gol, y llegadas constantes al área rival. Los locales legaban sus tentativas en las incorporaciones de Gerard Valentín y Chris Ramos por carril exterior, mientas que los maños tenían en la acción entre líneas de Nieto e Iván sus mejores bazas. Los dos equipos mostraban armas suficientes para imponerse en el intercambio de golpes, y el ritmo del juego sobre el verde lucense crecía minuto a minuto.

La igualada

El paso de la primera mitad ofrecía la imagen de un CD Lugo más seguro en su propuesta que el rival, más incisivo en ataque, y firme en defensa. Así, en la enésima incorporación de Gerard Valentín por derecha, Chris Ramos iba a encontrar el camino del gol merced a un genial testarazo ante el que nada pudo hacer Álvarez. Gol merecido, aunque de efecto reducido, ya que en la siguiente jugada, un penalti cometido sobre Iván, iba a permitir a Borja Sáinz empatar el partido. La igualada no mermó los ánimos de un CD Lugo que siguió llegando con eficacia en ocasiones claras de Señé, Barreiro, y del propio Ramos, que remataba con potencia excesiva un buen centro de Valentín, convertido de nuevo su mejor socio. Con mejores sensaciones que resultado, los de Albés enfilaban vestuarios al término de los primeros cuarenta y cinco minutos, en espera de cristalizar todo lo sugerido.

Segundo acto, ocasiones y empate final

La segunda mitad iba a contemporizar la velocidad del juego, colocando la estrategia y el rigor táctico por encima del impulso. Batalla por el control de los espacios en zona medular, y corsé posicional para tratar de imponer opciones. Rama dejaba su sitio a Seoane, y el centro del campo albivermello rearmaba argumentos en busca de la ventaja. Las ocasiones seguían sucediéndose del lado local, con un imperial Señé en carriles centrales, bien apoyado por Xavi Torres en el pivote, y por Barreiro ejerciendo de referencia en el balón directo. El bloque adelantaba metros, y Lebedenko ganaba interacción por banda izquierda, liberando a Chris Ramos en su faceta más llegadora. Potencial ofensivo a raudales que, sin embargo, no correspondía a los amurallados en una segunda mitad un tanto rígida en lo táctico.

El tramo final de encuentro iba a convertirse en un correcalles, con opciones para ambos equipos, y con la más clara para el CD Lugo, de nuevo en la cabeza de Ramos, cuyo gol iba a ser anulado por el colegiado. La entrada de Ricard, Canella, Carrillo y Cuéllar, dotaba a las filas albivermellas del último cartucho en busca de una más que competida victoria. La segunda mitad se diluía entre balones directos, multitud de duelos por escasos metros, y mucho control de las líneas de ambos bloques, que buscaban el avance sin perder fuerza en retaguardia. Pese a los esfuerzos dispuestos, el empuje del conjunto amurallado iba a tener que corresponderse finalmente con el punto de la igualada, devolviendo la senda positiva al casillero local, y dejando sensaciones más que positivas en los de Rubén Albés.


Comunicación CD Lugo