Derrota del CD Lugo en su tercer amistoso de la pretemorada

Once inicial del CD Lugo ante el Burgos CF | Comunicación CD Lugo

Tercer compromiso de la pretemporada para el CD Lugo. En esta ocasión, la expedición albivermella viajaba hasta Astorga para enfrentarse al Burgos CF.

Hernán Pérez disponía con el siguiente once: Whalley en portería; Torrado, Fernández, Lozano y Lebedenko en defensa; Clavería, Juanpe y Moyano en la medular; Cuéllar, Baena y Barreiro en ataque.

Enfrente, los de Calero plantearon un encuentro de gran intensidad desde el inicio. El conjunto albivermello respondió de gran forma a la propuesta del equipo burgalés y demostró la buena progresión en el tono físico de sus jugadores. Llegadas de ambos bandos, siendo destacables ocasiones como la de Jaume Cuéllar, cuyo disparo raso desde fuera del área detuvo in extremis el guardameta visitante Dani Barrio. La igualdad durante el primer acto fue máxima, hasta que Javi López adelantó al Burgos CF desde dentro del área. A partir del gol visitante, los blanquinegros se sintieron más cómodos sobre el verde y, en el minuto 29, Malbasic ponía el 0-2 tras aprovecharse de un rechace venido de una gran intervención de Óscar Whalley. Fue el meta albivermello quien, minutos más tarde, volvería a realizar una intervención vital para los intereses albivermellos.

Tras el segundo gol burgalés, los chicos de Hernán Pérez se rehicieron y recuperaron sensaciones. La línea de ataque encontraba espacios y lograba llegar a zona de finalización con relativa facilidad. Fue así como llegó el gol albivermello. Una gran jugada de Sebas Moyano remató con el 7 local siendo derribado dentro del área, provocando la señalización de la pena máxima. Fue ahí desde donde Manu Barreiro recortaba distancias al filo del descanso. A raiz del gol, el equipo amurallado aumentó el ritmo y mostró mejores sensaciones, buscando igualar el marcador, aunque sin éxito. Así se iban ambos equipos a vestuarios, con la convicción de que el segundo acto seguiría la misma línea ascendente mostrada en los últimos minutos de encuentro.

Mereció más el cuadro de Hernán Pérez en la segunda mitad

La segunda mitad traería numerosos cambios, como es habitual en este tipo de encuentros amistosos. Hernán Pérez disponía una alineación conformada por: Sequeira en meta; Torrado, Fernández, P. Castrín, Lebedenko en defensa; Carbó, Juanpe y Baena en el centro del campo; Thiam, Ramos y Rojo en línea de ataque. Un equipo repleto de jugadores del filial albivermello que plantaría cara al combinado burgalés. Las balanzas se volverían a equilibrar durante los primeros minutos, hasta que, en el minuto 59, Andy Rodríguez ampliaba distancias desde el punto de penalti. Los amurallados buscaron recortar distancias con gran insistencia, pero las llegadas no lograban transformarse en goles. Destacables son las ocasiones que tuvieron en sus botas Ángel Baena y David Rojo, que no pudieron estrenarse como goleadores en esta pretemporada. 

En el minuto 60 saltarían al campo Zé Ricardo y los canteranos Expósito, Vidal, Damián y Fidalgo, que añadirían más savia nueva sobre el terreno de juego. Durante los minutos finales, el número de ocasiones se minimizó y el ritmo de juego cayó, fruto también de la altura de pretemporada en la que ambos equipos se encuentran. Sin embargo, los chicos de Hernán Pérez lo siguieron intentando a través de llegadas como la de Marc Carbó, que tras una gran internada dentro del área no logró conectar entre los tres palos. De esta forma, el partido concluía con una derrota por un tanto a tres, un resultado que podría haber sido más ajustado a tenor de lo que se vio sobre el terreno de juego. La próxima parada de la pretemporada albivermella será Taboada, donde el CD Lugo medirá fuerzas en su cuarto compromiso veraniego al Ourense CF, un encuentro en el que los de Hernán Pérez seguirán mejorando prestaciones de cara al inicio del campeonato liguero.

Comunicación CD Lugo