ANÁLISIS – SD COMPOSTELA | El valor de la perseverancia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Iñigo Caínzos Achirica (@icainzos93) analiza para muchacalidad.com a la SD Compostela, próximo rival del Racing C. Ferrol en A Malata.

. . .

La SD Compostela de Yago Iglesias ejemplifica el valor de la perseverancia, de la constancia, del trabajo duro. La creencia en una idea, una filosofía que es marca de la casa y que ha devuelto a Santiago a la categoría de bronce del fútbol español

El sello de Yago Iglesias

En el fútbol actual, que devora entrenadores, que antepone los resultados a proyectos de cocción más lenta, es poco habitual encontrar a equipos que cuenten con un cuerpo técnico que suma un lustro en el banquillo. El Compos es un caso excepcional, entregado a la figura de Yago Iglesias y sus hombres desde el descenso a Tercera División. Ni los varapalos que supusieron las crueles eliminaciones en los Playoffs de Ascenso a Segunda B, alteraron la hoja de ruta compostelanista. Desde la secretaría técnica y desde la directiva tenían claro que Yago era el hombre, y la confianza ha sido total, construyendo un proyecto a imagen y semejanza que les permitió tocar el cielo en Balaídos el 25 de julio.

El míster Yago Iglesias en sala de prensa de A Malata | muchacalidad.com

. . .

Crecimiento con la pelota

Durante los cuatro años en Tercera y en estas primeras semanas en Segunda B, la filosofía ha sido la misma. Hay una máxima: el protagonismo en los partidos es innegociable. Cruyffista y Guardiolista, Iglesias plasma esas ideas en el campo. San Lázaro se ha convertido en un fortín, y el Compos ha intentado plasmar su idea de juego en todos los campos, de césped y de hierba artificial. No siempre ha sido fácil. No  siempre ha salido bien. Y costó buena convencer a buena parte de la afición de que llevar el fútbol de salón a los campos de Tercera era buena idea. El trabajo, la constancia y la fe en un modelo dieron sus frutos.

En cuatro partidos en Segunda B, el Compos ha demostrado que no piensa cambiar su discurso, aunque sí adaptarse a los diferentes escenarios que plantea una liga más exigente, especialmente con este formato de competición exprés. Olvidado el tropezón en Salamanca, en un partido disputado en el siempre incómodo césped artificial, los santiagueses demostraron que iban a ser un hueso duro de roer.

Incomodaron y pudieron tumbar al Deportivo, se sobrepusieron al pesado césped de O Vao en una mañana de lluvia intensa, y barrieron al Guijuelo en la última jornada antes del parón. Con el paso de las semanas, y pese a las bajas, la SD Compostela le va tomando el pulso a la categoría.

Armazón defensivo, faltaba el gol

La SD Compostela acumula tres jornadas consecutivas sin recibir un gol. Y no solo por la suerte (con el balón al palo de Nacho en el duelo contra el Depor) o por las paradas de Pato Guillén. Yago Iglesias ha armado un armazón defensivo que sabe capear los momentos de temporal y que concede muy pocas ocasiones. Dos claras tuvo el Deportivo, un par de ellas se le recuerdan al Coruxo, y apenas dos disparos con peligro realizó el Guijuelo, uno de ellos ya en el ocaso y con 3-0 en el marcador.

El Compos sabe defender bien, con el escudo Casas – Soto  en el eje de la zaga, pero se blinda con la posesión. Los santiagueses manejan bien el cuero, con inteligencia, sin riesgos y sin edulcorar la jugada. También sin prisas. Respetando aquella máxima que dice que “cuanto más rápido vaya el balón hacia arriba, más rápido vuelve”. El Compos se protege con el esférico.

La única carencia que había mostrado el equipo en las tres primeras jornadas era la falta de gol. Fallaba la definición pero también el último pase. Contra el Guijuelo los blanquiazules se sacudieron una pesada losa de encima.

Jugadores de la SD Compostela durante un entreno | @SD_Compostela

Continuidad

El once de la SD Compostela es muy reconocible. Prácticamente se podría recitar de memoria. Del bloque titular, diez son jugadores del año pasado. En lo que va de Liga, Yago ha rotado por las lesiones y también en función del contexto de partido. Pero  salvo Juampa Barros, todos los demás jugadores  que han sido de la partida, son los mismos que consiguieron el ascenso la temporada pasada.

Pato Guillén protege el arco, guardameta en fase defensiva, un central más en ataque para construir juego y generar superioridades. El portero tiene un guante en la pierna izquierda, un recurso muy explotado por Iglesias. Saro y Jimmy se mantienen en los laterales. En el caso del zurdo, tiende a proyectarse en ataque, jugando como falso interior, y tiene llegada, como demostró marcando en los playoffs de ascenso. Álvaro Casas y David Soto son los dueños y señores del eje de la zaga.

Pablo Antas es el metrónomo que marca el compás al que baila el equipo. Miki Villar, el rayo de la banda derecha, o Brais Abelenda, el todoterreno del Compos, uno de los jugadores más versátiles de la plantilla, que bien puede hacer las labores de delantero centro, mediapunta o caer a la banda izquierda, de la que ahora es dueño Juampa. Josiño y Bicho son los jugadores que ponen la magia en la posición de 10.

Dos esquemas

En las cuatro primeras jornadas, Yago I glesias ha utilizado dos dibujos. En los partidos disputados lejos de San Lázaro, ha optado por el 4-2-3-1, con  Roberto Baleato acompañando a Pablo Antas en la sala de máquinas, dejando por delante a Miki y Juampa en los costados, con Brais por dentro y Primo en punta.

En casa, en cambio, la propuesta ha sido mucho más agresiva, también contra el Depor. Antas se quedaba como único ancla, y por delante de él se dispone una línea de atacantes en busca de la portería local.

Son esquemas de partida, porque la riqueza táctica del equipo permite ver muchos matices con el transcurso de los partidos.

Las bajas

Hasta ahora la enfermería ha estado poblada de jugadores, muchos de ellos llamados a ser importantes. Joel, lesionado de gravedad, no ha podido estrenarse. Tampoco Samu Rodríguez, titular indiscutible en el centro del campo la pasada temporada, ha podido recuperarse y será baja este fin de semana. Contra el Guijuelo, Bicho pudo jugar sus primeros treinta minutos, pero Iglesias no pudo disponer de Primo, la referencia en ataque, que tampoco estará en A Malata. La última lesión, conocida esta semana, es la de Hugo Sanmartín, titular la pasada jornada, un hombre que suele ser uno de los revulsivos en las segundas partes.

. . .

Foto portada: Celebración de un tanto del equipo // @SD_Compostela

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp