Diego Maceira (ex – Racing de Ferrol) :»No voy ni a las pachangas»

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Diego Maceira Muiños (Mos – 24/03/1990) ex futbolista, ingeniero industrial y ferrolano de adopción, es un caso muy poco común dentro del mundo del fútbol.

Con tan solo 28 años y tras finalizar la temporada 2017-18 con el descenso del Racing de Ferrol de segunda b a tercera, el futbolista vigués decidía colgar las botas de manera definitiva para centrarse en sus estudios y su vida familiar y laboral al margen del fútbol. Si bien en un principio se lo planteó como algo temporal, al poco tiempo de su actividad, Maceira ya había tomado la decisión de que no volvería a jugar al fútbol al menos de manera profesional.

Ahora, asentado con su pareja en la ciudad departamental, continúa estudiando (actualmente cursa un «máster» de ingeniería industrial) y trabajando en empresas de su área de actividad profesional. «La verdad que ya estamos «apalancados en Ferrol», estamos muy a gusto tanto yo como mi pareja y de momento, aunque la terriña tira, no nos planteamos volver«.

No es nada frecuente compatibilizar los estudios de una ingeniería industrial con el grado de implicación que requiere formar parte de un equipo de fútbol en una categoría tan exigente como la segunda b. En ella militó el bravo lateral vigués Diego Maceira durante dos temporadas en el filial del Celta (además una en tercera) y cuatro en el Racing C. Ferrol. «Ahora es más frecuente pero recuerdo que en la época del Celta B, solo yo y Kevin estudiamos a la vez que jugamos».

De esa época en el Celta de Vigo recuerda a muchos de los que fueron sus compañeros y hoy futbolistas profesionales entre la élite. «Tuve la suerte de coincidir con muy buenos jugadores y personas. Borja Iglesias, Jony o los actuales jugadores del primer equipo Rubén Blanco, Brais Méndez, Santi Mina o el propio Kevin.»

Otra de las cuestiones que llama la atención sobre la figura del ex futbolista es su nula relación actual con el mundo del fútbol. «Desde que lo dejé, no voy ni a las pachangas. Creo que la última fue ya hace tiempo y no he vuelto a tocar un balón más que jugando con mi sobrino pequeño, risas….»

Diego Maceira disputando un balón a un jugador del Celta de Vigo en A Malata | www.gettyimages.es

Tanto en el mismo año de su salida del Racing como a día de hoy, los clubes no han dejado de llamar a su puerta, alguno de la zona recientemente. Sin embargo Maceira no se dá por aludido y aunque agradece que se acuerden de él, ni se plantea volver aunque fuera al fútbol aficionado. «Soy de los que cree que si tienes que jugar el domingo, tienes que entrenar para eso y nunca me plantearía otra cosa que no fuese un compromiso al cien por cien con cualquier equipo aunque fuera aficionado». «Esto no es posible a día de hoy y por eso no he querido comprometerme con nadie, además si te digo la verdad y aunque puedo llegar a echar de menos el competir cada domingo, tampoco tengo mono de fútbol como para volver a engancharme».

Sí su decisión de dejar el fútbol fue atípica, la manera en que se extinguió esa temporada su relación con el Racing no lo fue menos. «La verdad que si, fue algo que no me esperaba, se terminó aquella temporada y nadie del club se puso en contacto conmigo para nada, a día de hoy aún no he hablado con nadie del Racing sobre ese tema». Han pasado más de dos años ya desde que Diego Maceira disputase sus últimos minutos vestido de verde. Fue en A Malata y ante el Rayo Majadahonda en el último partido de la temporada 2017-18 que finalizó tristemente con el descenso a tercera del club departamental. Maceira entró para sustituir al juvenil Álvaro Rey en los 9 últimos minutos del partido tras toda una temporada como titular. A partir de ahí, ya conocen la historia. A día de hoy su relación con el Racing se limita a alguno de sus antiguos compañeros que todavía siguen en el club. «Mantengo muy buena relación con algunos, sobre todo con Pablo Rey y Marcos Álvarez que fue con los que más roce tuve en el vestuario y con los que mantengo una buena amistad, dos personas de esas que te llevas del fútbol como amigos para siempre «.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp