Diego Rivas: “El Pontevedra no es que hiciera excesivas cosas para meter tres goles”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El meta vio un partido igualado en donde los pequeños detalles hicieron que la balanza de decantase a favor de los granates

La carta de presentación del Racing esta temporada en A Malata no salió cara. Los ferrolanos cayeron derrotados ante un Pontevedra más engrasado, pero mostrando en todo momento su competitividad, sin perderle la cara al choque a pesar de llegar a ir con dos tantos de desventaja durante un tramo del encuentro. El portero Diego Rivas analiza el derbi que terminó con los tres puntos en la mochila de los pontevedreses (2-3). “Pienso que fue un partido que se decidió por pequeños detalles. Posiblemente esto sea la tendencia de toda la temporada, partidos complicados, muy competitivos que por pequeños detalles se deciden. Hoy terminamos con una sensación agridulce”, asegura el meta que cumple su tercera campaña consecutiva defendiendo los colores del Racing.

La tónica de los pupilos de Emilio Larraz, fue la de tener que remar a contracorriente, con el marcador adverso la mayor parte del encuentro lo que hizo que las opciones de puntuar se redujesen considerablemente. “Entramos bien al partido, pero encajamos un gol prácticamente de rebote, conseguimos empatar y salimos en la segunda parte con las ideas claras de como hacerles daño. Creo que el equipo nunca se fue del partido, y estuvimos ahí hasta el final pero cuando un rival se te pone dos goles por delante es muy complicado en esta categoría”, destaca Diego Rivas.

Una de las diferencias más notables del encuentro, fue la falta de acoplamiento de los ferrolanos. El Pontevedra se mostró como un bloque más rodado y compenetrado entre las piezas que conformaban el tablero del técnico Jesús Ramos. “Sabíamos que mucha gente llegaba muy justa de entrenamientos con el grupo, pero al final sabemos que son gente de fútbol que saben competir en grandes ocasiones como este partido. Pienso que a medida que pasen las semanas estos problemas de acoplamiento los solucionaremos cuanto antes”. Apunta Diego Rivas sobre un Racing que mostró ser un equipo muy poderoso en el aspecto físico pero todavía con mucho margen de mejora en el cómputo global.

Con el empate a un gol el conjunto departamental gozó de alguna oportunidad para ponerse por delante, situación que haría que el partido hubiese sido muy diferente a la hora de saber jugar con el resultado para los verdes. “Estos partidos cambian mucho en caso de ponerse por delante. El Pontevedra no es que hiciera excesivas cosas para meter tres goles, pero está claro que cuando no defiendes como hay que defender y cometes errores es difícil remontar. Hay que seguir, tratar de crecer y de no cometer esos errores”. Asegura el cancerbero de Narón que destaca que derrotas tendrán todos los equipos en esta igualada temporada, por lo que ya piensa en levantarse el próximo domingo en la visita del cuadro naval al Celta B.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp