RFGF | Ayudas para paliar la crisis del Covid-19

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La Real Federación Gallega de Fútbol bonifica las cuotas de la mutualidad con medio millón de euros para paliar los desajustes provocados por la covid-19 en los clubes gallegos.

  • La Delegación Gallega de la Mutua aplica un decuento lineal del 10,5% en todas las categorías tras el acuerdo aprobado por la Mutualidad Española
  • Otra medida de ayuda a los clubes es mantener el pago fraccionado en dos plazos, que esta temporada afecta a las licencias tramitadas antes del 19 de octubre. El segundo plazo podrá hacerse efectivo hasta el 21 de diciembre

La Junta Directiva de la Real Federación Gallega de Fútbol es muy consciente de las dificultades económicas que van a tener que afrontar los clubes una vez que se pueda volver a la práctica deportiva. Es evidente que la prioridad no es otra que la salud de todas las personas y que todos debemos seguir empeñados en combatir esta maldita pandemia que por desgracia continúa entre nosotros. Pero del mismo modo debemos estar confiados en ganar esta batalla más pronto que tarde y por eso tenemos que estar preparados para que el fútbol vuelva a nuestras vidas. Es por eso que en la RFGF se está trabajando en todos los ámbitos para que cuando esa vuelta se pueda llevar a cabo todo esté dispuesto para ello.

Las muchas reuniones llevadas a cabo por el presidente de la RFGF, Rafael Louzán, y su Junta Directiva con los clubes de todas las categorías sirvieron para muchas cosas, y entre ellas para constatar la preocupación que todos los clubes tienen por la realidad económica que se van a encontrar una vez que se pueda retomar la competición. Todos están preocupados por una clara previsión de bajada de ingresos y por eso solicitan la colaboración de la Federación para paliar los efectos de esa crisis económica que es consecuencia de la crisis sanitaria.

Pues bien, la RFGF da respuesta con una primera medida de calado. Una medida que afecta directamente a las cuotas del seguro deportivo de cada federado, la Mutualidad, las cuales representan el principal gasto de un club durante la temporada. La Delegación Gallega de la Mutualidad, en base al acuerdo aprobado por la Mutualidad Española, aplicará este año un descuento lineal del 10,5% en las cuotas a pagar en todas las categorías del fútbol gallego. Un descuento que en términos reales supone una bonificación total de cerca de medio millón de euros que dejara de ingresar la Mutualidad de Futbolistas.

La rebaja en las cuotas no será impedimento para mantener la calidad asistencial que se presta en estos momentos a nuestros asegurados y ello, pese al encarecimiento que tiene que soportar la Mutualidad como consecuencia de los protocolos Covid que deben seguirse, tanto en las clínicas propias, como en los hospitales y demás centros asistenciales externos, y que suponen un incremento de costes importantes de muchos de los actos médicos cotidianos. Así, por ejemplo, una intervención quirúrgica en la que ahora hay que añadir el coste de una prueba PCR; o cualquier consulta ordinaria de revisión o rehabilitación, en la medida que los centros asistenciales repercuten los costes de desinfección y protocolos Covid en los que incurren a la hora de atender a los asegurados.

El Covid supone una nueva prueba de gestión para la actual directiva de la delegación gallega de la Mutualidad, que ya de por sí estaba y estará muy marcada para los próximos años, como consecuencia de la herencia recibida del anterior equipo directivo y de la conocida sentencia Aegon, por la cual se condenó a la Mutualidad al pago de 1,5 millones de euros.

Esta medida de apoyo económico a los clubs no será la única que lleve a cabo la RFGF esta temporada. Para empezar, la planificación de unas competiciones más cortas ya supondrá también un importante ahorro para los clubes y, además, tal y como había anunciado el presidente, la entidad federativa colaborará en la adquisición de material necesario para la aplicación de las medidas sanitarias que exigen los diferentes protocolos de vuelta a la actividad.

Y otra medida importante es la de mantener el pago fraccionado de la Mutualidad. Un fraccionamiento que este año se aplica de un modo más beneficioso para los clubs, puesto que el abono efectivo del segundo plazo (el 40% de la cuota) se podrá realizar hasta el 21 de diciembre, y no hasta el 30 de noviembre como era en las temporadas anteriores. Además, dado que el inicio de la competición se prevé más tardío, el pago fraccionado afectará a todas aquellas licencias que se tramiten hasta el 19 de octubre.

En definitiva, medidas todas ellas que buscan, en la medida de las posibilidades de la RFGF, colaborar con los clubes para hacer frente a los efectos económicos que traerá consigo la crisis sanitaria provocada por la COVID-19.


Nota RFGF

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp