El Celta B acaba con el invicto del Dépor tras ganar en Riazor

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Daniel Esteve | A Coruña


El Dépor afrontaba el último partido oficial de este aciago 2020 recibiendo al Celta B en Riazor, con la idea de mantener el liderato y mejorar su juego, tras el empate en Pasarón. Nacho González era la única novedad en el once de Fernando Vázquez, que entró por el canterano Gandoy. Por su parte, el Celta B jugaba el primer partido de su historia en Riazor, con la ilusión de conseguir un buen resultado, y disipar las dudas tras su derrota, el fin de semana pasado, por 3-0 ante el Compostela.

El partido comenzó con un Dépor dominante. Durante los primeros 10 minutos, los blanquiazules controlaron el esférico, plantearon una presión que los celtiñas no podían superar y, a través de un hiperactivo Borja Galán, consiguieron acercarse al marco defendido por Sequeira, única novedad en el once de Onésimo.

Los herculinos tenían el partido controlado, mientras que el Celta B mostraba peligro cuando podía deshacerse de la presión deportivista. Borja Galán y Nacho mordían, y la defensa olívica se mostraba, por momentos, nerviosa. Así fue como llegó la primera ocasión clara del partido, con un pase atrás de Pampín que cazó Rolán, y que no fue capaz de materializar Galán. El Dépor estaba mostrando una mejoría en el juego, más directo que en partidos anteriores, con los jugadores mejor colocados y dando más opciones a sus compañeros para un ataque más fluido. Con este escenario, el Celta B se adelantó en el marcador en una jugada aislada que Alfon convirtió en un golazo, cruzando un balón al que no pudo llegar Carlos Abad.

El Dépor no se resintió, siguió con un buen nivel de juego y, tres minutos después, conseguiría el empate tras un centro de Borges, que peinó Rolán, y remató solo Borja Galán. Fue rápida la reacción de los coruñeses, en una jugada donde aparecieron los jugadores más destacados de la primera parte, Celso Borges y Borja Galán, que fue el más incisivo de los blanquiazules. Un par de minutos después, el Dépor tendría otra ocasión clarísima, tras un balón filtrado de Borges que Bóveda no fue quien de concretar.

Sin embargo, a 5 minutos del descanso, el Celta B se volvería a adelantar con un gol idéntico al primero. Alfon aprovechó un balón suelto y, ante la pasividad de la zaga coruñesa, imitó su anterior remate cruzado para, con otro golazo, adelantar a los vigueses. Con este gol, el equipo de Onésimo, se convertía en el primer equipo en meter dos goles al Dépor en un mismo partido esta temporada. Antes del 45, Borges tendría otra clara oportunidad para los locales, en un remate de cabeza a la salida de un córner.

Con el 1-2 se llegaría al descanso, y a una segunda parte que comenzó con una tónica similar. En los primeros compases del segundo tiempo, el Dépor seguía presionando bien a los celestes, pero sin inquietar demasiado la portería de Sequeira. Este fue el guión hasta el minuto 55, cuando el Dépor desapareció del encuentro. El ritmo bajó y el Celta B se comenzó a sentir muy cómodo, consciente, también, de cómo hacer daño a los blanquiazules, en los espacios que había entre central y carrilero. Pasaban pocas cosas, Holsgrove dictaba el tiempo del partido en el centro del campo vigués, y el Dépor necesitaba un cambio.

Fernando Vázquez metió a Rui Costa para tener más presencia en el área y cambió, ya en el minuto 75, el esquema a 4-4-2, pero el juego no mejoró. Los celestes consiguieron desactivar a los locales y llevaban peligro cuando recuperaban el balón, tanto fue así que estuvieron cerca de meter el tercero en un par de ocasiones. Con el 1-2 en el marcador, y Fernando Vázquez expulsado, se llegó al final del partido y, con él, al final de un infausto año para la parroquia herculina que, además, se marcha al parón de navidad tras perder el invicto, el liderato, y con muy malas sensaciones. El Celta B, por su parte, consigue una histórica victoria y tres puntos muy importantes en la lucha por acercarse a la zona media de la tabla.

FICHA TÉCNICA

RC Deportivo: Abad; Bóveda ( Valín 73′), Mujaid, Bergantiños, Granero, Salva (Héctor, 73′); Galán, Uche (Gandoy 73′), Borges, Nacho (Rui Costa, 64′); Rolan (Beauvue, 85′).

Celta B: Sequeira; Ferrares, Carlos, Lucas, Pampín; Bruninho (Losada, 83′), Markel, Holsgrove, Alfon; Manu Justo, Josipovic (Veiga 75′).

Árbitro: Román Román

Incidencias: Partido jugado en el estadio de Riazor ante 1000 espectadores por la normativa sanitaria del COVID-19.


Foto portada: @CanteiraCeleste

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp