Galicia campeón de España

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Un 11 de marzo para la historia. La Selección Gallega de Aficionados se proclamó en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, un escenario para los elegidos, campeón de la XII Copa de las Regiones UEFA. El equipo gallego que prepara Iván Cancela alcanzó la gloria después de vencer en la gran final la poderosa Andalucía (0-2) gracias a los goles en esta gran final de Carlos López y Yelco.

Además del aresano Carlos López (CD As Pontes ) autor de uno de los goles, Diego Uzal (UD Somozas) que formó en el once inicial y Francisco López (CD As Pontes ) que formó como meta suplente, representaron a Ferrolterra en el equipo campeón.

Dejando a un lado los nombres propios, y como había sucedido en la semifinal contra Baleares, Galicia fue más equipo que nunca y otra victoria coral sirvió para el tan esperado viaje del trofeo de campeón hasta Galicia.

En Madrid, se repitió la misma historia de hace 10 años. Por entonces, en la temporada 2009/2010 y en Portonovo, el equipo gallego ganó su primera Copa de las Regiones de la UEFA después de derrotar a Andalucía en la gran final. En 2020, Galicia ha vuelto a hacer historia nuevamente.

La gran final fue un grupo de sensaciones. Desde el principio, el respeto entre los dos equipos fue la nota predominante. Galicia sabía que tenía que hacer largo el partido, e ir madurando la contienda para tratar de hacer daño al equipo andaluz.

El elenco liderado por Ivan Cancela eligió optó por esperar su oportunidad y buscar el tesoro a la contra. Y así fue como llegó la primera llegada clara de la gran final. Tenía Adri Castro el 0-1 en sus botas en el minuto 8, pero su disparo mano en mano con el portero andaluz se marchó por muy poco.

La igualdad siguió siendo dominante, aunque Galicia se sintió más cómoda en el campo de juego. Galicia supo esperar su momento y en dos momentos psicológicos dinamitaron la gran final. Justo antes del descanso, en el minuto 43, Carlos López adelantó a Galicia al aprovechar un rechazo con la cabeza del portero andaluz Francisco. El equipo gallego golpeó primero y se fue al descanso dominando en el electrónico.

Y si el gol de Carlos fue psicológico, el golpe a Andalucía fue aún peor en el 49 de partido. En la primera llegada clara de Galicia en la segunda mitad, apareció Yelco para anotar 0-2. El futbolista gallego finalizó una contra de libro para llevar a Galicia al tan esperado título.

Andalucía acusó el doble golpe y Galicia jugó el resto de la segunda mitad con el reloj. Las altas temperaturas en la capital de España, alrededor de 25 grados, y el desgaste físico de las semifinales comenzaron a tener efecto en las piernas de los jugadores.

A pesar del esfuerzo, el combinado gallego no bajó la guardia y mantuvo su seriedad y concentración para alcanzar la gloria. Un victoria que vale para todo el fútbol gallego.

Un 11 de marzo para la historia de nuestro deporte rey.

Ficha técnica:

Andalucía: Francisco, Mario Sánchez (J. Luis Cárdenas, min. 55), Alejandro Carmona, Adrián Paz, F. Javier Misffut, José Luis Vergara, Juan Gómez, Jordi J. Scigliotti, Joaquín del Moral, Alejandro del Río y Pablo García.

Galicia: Cortegoso; Jesús Varela (Adri Gómez, min. 59), Abel, Iago López, Aarón; Uzal, Samu; Yelco, Carlos López (Diego, min. 77), Martín Lamelas; y Adri Castro (Iker Hurtado, min. 63).

Árbitro: Enseñó tarjeta amarilla a Adrián Paz por parte local y a Abel, Uzal y Jesús Varela por los visitantes.

Goles: 0-1, Carlos López: min. 43. 0-2, Yelco: min. 49.

Ciudad del Fútbol de Las Rozas.


Fuente y foto de portada: RFGF | futgal.es

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar