HISTÓRICO | Los Alondras vs Racing de cuarta

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Jorge Deza para muchacalidad.com    #FutbolFerrol


El Racing visita al Alondras CF en la 5ª jornada liguera en la 3ª División. Como siempre que militó en esta categoría. Porque en todas sus presencias en el cuarto nivel del fútbol español (períodos 1984-88; 1990-92; 2010-13 y la presente campaña) se topó con el equipo de Cangas.

El Alondras Club de Fútbol nació en 1951 (lo de 1928, que se indica en algunos sitios, es el típico caso de atribución del historial de un club previo que, por cierto, duró muy poco, pues se disolvió… ¡en 1932!). Milita el club rojiblanco actualmente por 40ª vez en Cuarta (ocho de ellas en Regional Preferente, antes de 1977, y el resto en la moderna Tercera División). Su techo liguero lo alcanzó en 1962/63, un quinto puesto en el Grupo 1º de Tercera División (que era tercer nivel por entonces). Fue tres veces campeón gallego de aficionados y una subcampeón de la Copa Galicia. Disputó cuatro fases de ascenso a la Segunda B en lo que va de siglo.

La historia de los nueve choques habidos en feudo cangués entre Alondras y Racing dentro de la cuarta categoría liguera del fútbol español está preñada de pasión, curiosidades e incidencias, algunas poco agradables. Hagamos un repaso a este pequeño “clásico” de la categoría:


Dom 25-11-1984 | 13ª jor. | O Morrazo | ALO-RCF 1-1 (1-0 Jo 67’; 1-1 Miguel Soro 86’)

Primera visita del Racing al campo de O Morrazo. Ya había visitado mucho antes al Alondras, a comienzos de los sesenta, pero en aquella época fue en “división de bronce” y en el antiguo campo de Massó.

El choque correspondiente a esta campaña 1984/85, primera en Cuarta de los verdes en toda su historia, no fue nada fácil para los de José López. El Alondras, equipo siempre aguerrido en su terreno (y muy motivado ante un histórico recién descendido a 3ª División como el Racing), apabulló con su dominio y dispuso en el primer tiempo de abundantes ocasiones. Pero su gol no llegó hasta mediada la reanudación. Un remate en plancha del defensa Jo que sorprendió a Pedro Garrote, meta ferrolano. No obstante, el zaragozano Miguel Soro conseguía el empate a cuatro minutos del final en el lanzamiento de una falta.

El Racing se cargó de tarjetas aquella tarde, especialmente su retaguardia, y se quedó con diez jugadores en el minuto 56 por doble amonestación al ex deportivista Fraga. Los verdes se situaban a cuatro puntos de un líder, el Lalín, que acabaría siendo campeón.


Dom 18-05-1986 | 38ª jor. | O Morrazo | ALO-RCF 0-1 (0-1 Fran Mella 69’)

Victoria verde en un partido intranscendente pero que no estuvo exento de polémica e incidentes. De nuevo el Alondras presentó batalla a un Racing que había hecho un campeonato mucho más flojo que la campaña anterior, alejado casi siempre de la cabeza, y que acudió a O Morrazo a cumplir el trámite. Los cangueses querían cerrar la temporada con un triunfo y fueron dominadores y gozaron de oportunidades claras para batir a Juan, como en dos remates al larguero a cargo de José Luis Mosquera (futuro jugador racinguista) y de Fermín.

A poco más de veinte minutos de la conclusión llegaba el tanto ferrolano. Fran Mella fue su autor, rematando un buen centro de Toni Rey. Pero la recta final del partido iba a ser muy larga. En el minuto 78 penetraron en el terreno de juego dos espectadores con ánimo de agredir a Toni Rey luego de que una recia entrada a un rival no fuese señalada por el árbitro. Esto propició que el colegiado, el vigués Pérez Rodríguez, suspendiese el encuentro y no se reanudase hasta treinta y ocho minutos más tarde. Una vez concluído el partido docenas de aficionados alondristas intentaron pegarle al trencilla por prolongar “de forma caprichosa” la suspensión, según el cronista de La Voz de Galicia. El ambiente estaba muy caldeado y prueba de ello fue que el equipo arbitral tuvo que ganar el vestuario protegido por efectivos de la Guardia Civil.

La liga 1985/86 de Cuarta terminó así para el Racing, sin pena ni gloria, a diecisiete puntos del campeón, el Lugo.


Dom 14-12-1986 | 16ª jor. | O Morrazo | ALO-RCF 3-2 (1-0 Ángel 10’; 2-0 Chas 15’; 3-0 Mosquera 39’; 3-1 Botana 54’; 3-2 Amil 71’)

Partido completito. Goles, tarjetas, duras entradas y tángana final, para variar. El Alondras entró en el partido con muchas ganas y al cuarto de hora ya vencía por 2 a 0. Ángel abría el “melón”, de cabeza, a centro de Jo y cinco minutos más tarde Chas peinaba un balón a la red. Poco antes del descanso el cuadro rojiblanco parecía sentenciar el resultado con el gol de Mosquera.

En el segundo tiempo, el Racing de José Ramón Arteche no tenía nada que perder y salió a por todas. A poco de empezar el central Botana (algunas crónicas se lo adjudican a Toño) marcaba el primer tanto verde en el saque de una falta y a veinte minutos de la conclusión los ferrolanos se metían en el partido con el gol de Germán Amil. A partir de ahí el juego se volvió sucio por ambos bandos, y el árbitro olívico Conde Taboada intentó paliar el desmadre a tarjetazo limpio. En el Racing vieron el color amarillo Javi Montero, Fisquelas, Fran Mella, Buyo y Alberto. En el Alondras el portero Tablado, Javi, Juan y Lito. No se movió más el marcador pero el epílogo fue caliente. Se formó una lastimosa batalla entre futbolistas de ambos bandos y el racinguista Leira firmó un certero puñetazo en la cara al local Mario.


Dom 08-05-1988 | 36ª jor. | O Morrazo | ALO-RCF 0-1 (0-1 Quico 64’)

No fue un partido lo de aquel día en O Morrazo. Fue, más bien, una página de sucesos de la “Tercera profunda” gallega. El exultante Racing de Gerardo Molina lograba matemáticamente el título de campeón del Grupo 1º y con ello el retorno, tras cuatro años en el “pozo”, a la Segunda B. Pero eso fue lo único bonito de una tarde extradeportivamente vergonzosa.

Sin goles en el primer tiempo y con dominio alterno, en el segundo casi todo el mundo se volvió loco en el recinto cangués. Antes del pandemonio marcaba el vivariense Quico el tanto del triunfo (algunos cronistas se lo conceden a Buyo). El valdoviñés Alberto falló poco después un penalty. Y en el minuto 72 una caída del punta local Nando en el área encrespa al banquillo y al público locales, a resultas de lo cual uno de los auxiliares notifica al árbitro, el vigués Iglesias Figueroa, que el entrenador y el masajista del Alondras le habían insultado. Ambos se van a la calle con roja directa. Para colmo, un minuto más tarde, en el ya “mítico” 73, una dura entrada del defensa verde Manel sobre Nando, merecedora de tarjeta (el jugador racinguista ya tenía una), provoca que dos aficionados decidan tomar la justicia por su mano saltando al “field” de O Morrazo. Su objetivo, su propósito, era agredir a Iglesias Figueroa. Como el campo estaba bastante húmedo uno de los espectadores resbaló, dándose un porrazo formidable. Pero el otro siguió su heroica empresa, persiguió al árbitro (que huía del tumulto que se había formado) y consiguió atizarle un importante puñetazo y una eficaz patada. Iglesias acabó en el suelo y el partido, o lo que fuese aquello, quedaba suspendido y sin control. La Guardia Civil tomó el césped con pocos efectivos pero no acabaron ahí los incidentes. Una veintena de aficionados alondristas fueron a por el profesional de la TVG que tomaba imágenes del partido y, con amenazas, le robaron la cinta y le rompieron la cámara. Entre gritos e insultos, y a golpes y empujones, ambos equipos y el trío arbitral, custodiados a duras penas por la Benemérita, se refugiaron en los vestuarios. Iglesias Figueroa pedía más presencia policial porque la fuerza pública era a todas luces insuficiente. Y ante el panorama reinante ya no se reanudó el partido.

El cronista de La Voz de Galicia, totalmente acrítico, escribió: “La opinión generalizada entre los seguidores locales culpaba a los liniers de actuar parcialmente”. Ni una palabra de desaprobación ante los bochornosos sucesos, que treinta años después nos siguen sobrecogiendo e indignando a partes iguales.

El 11 de mayo, el comité de competición dio por finalizado el partido con el triunfo racinguista. El entrenador y el masajista del Alondras fueron sancionados con 5 partidos de suspensión y el campo de O Morrazo clausurado por uno.


Dom 30-09-1990 | 5ª jor. | O Morrazo | ALO-RCF 2-2 (0-1 Javi Montero 25’; 1-1 Jara 55’; 1-2 Manu 65’ (pen); 2-2 José Ramón 80’)

Dos años y medio después volvieron a verse las caras en Cuarta cangueses y ferrolanos. El Racing había descendido de Segunda B y el Alondras venía de Regional Preferente.

En el partido de O Morrazo el cuadro de Alfredo Pascual se mostró insuficientemente ambicioso. Tuvo dos ventajas en el marcador pero el entusiasmo de los alondristas llevó éstos a salvar un punto a diez minutos de la conclusión. Claro que los últimos veinte los jugó el Racing con un hombre menos, al ser expulsado con roja directa Fran Mella por agresión a Nando. Y eso influyó. Pero el resultado final fue justo, por el mayor empeño de los locales ante un Racing demasiado remilgado.

Para no perder la costumbre, aparte de la roja a Fran Mella hubo muchas tarjetas. Ocho amarillas en total.


Dom 15-12-1991 | 36ª jor. | O Morrazo | ALO-RCF 1-3 (1-0 Nando 16’; 1-1 Luis Alberto 41’; 1-2 Luis Alberto 63’; 1-3 Juáncar 86’)

A estas alturas, los choques entre Alondras y Racing eran ya calificados como “de rivalidad”. Casi ningún partido entre rojiblancos y verdes estaba exento de polémicas, tensiones e incidentes de distinto grado. Era como si ambos equipos tuviesen perpetuas cuentas pendientes. Para el Racing jugar en O Morrazo ya era como ir a la guerra, pues la afición alondrista ponía toda la carne en el asador por sus colores (eso sí, pasándose a veces de la raya como en los “espectáculos” de las campañas 1985/86 y 1987/88), cargando contra árbitros, jugadores verdes y quien se pusiese por delante. Eso encendía a un equipo, el rojiblanco, que peleaba con todas sus armas sobre la hierba y eso lo hacía un rival peliagudo.

Pero en 1991/92 el Racing vivía en la excelencia competitiva. Fue el mejor del Grupo y regresó con contundencia a Segunda B. Y en su paso por el “infierno” cangués dejó su sello de equipazo.

Se adelantaba el Alondras por medio de Nando pasado el primer cuarto de hora. Pero los errores defensivos los pagó caro el equipo rojiblanco. Y eso, ante gente como Pazolo (ex alondrista), Luis Alberto y compañía era conceder demasiado. Antes del descanso llegaba el empate en un córner pésimamente gestionado por los locales. En el segundo tiempo Luis Alberto vuelve a marcar y Juáncar, dos minutos antes de ser expulsado con roja directa, establecía el resultado final sacando jugo a un rechace del meta Soliño.

No solo acabó con diez el Racing. También los de casa, al ver dos amarillas Juan. Aparicio Carrasco, árbitro lucense, fue protestadísimo por el público. También sufrió lo suyo José Prieto Bolaños, delegado racinguista, blanco de las iras del delegado y el presidente alondristas al término del choque.


Dom 02-01-2011 | 19ª jor. |  | ALO-RCF 1-2 (0-1 Poratti 34’; 0-2 Marcos Suárez 87’; 1-2 Jacobo 89’ (pen))

Por única vez se celebró un Alondras-Racing en otro campo distinto a O Morrazo. El de esta temporada, tuvo lugar en la hierba artificial de San Amaro, en la parroquia canguesa de Aldán y en horario matinal. El Racing estrenaba el año 2011 ganando para seguir peleando por el regreso a Segunda B, de donde había descendido la campaña anterior. El Cerceda no ponía fácil la lucha por el título.

Alondras-Racing, en Aldán, en la liga 2010/11 (foto: Diario de Ferrol)

El equipo verde, dirigido por Luisito, manejó más y mejor el primer tiempo y así llegó el gol del hispano-argentino Poratti. Pero en el segundo perdió posesión y nitidez en su fútbol y hubo de sufrir ante las embestidas alondristas. El conjunto rojiblanco, en el que actuaba el futuro verde Maceira, aspiraba a colarse en la Fase de Ascenso (lo mismo que Racing Villalbés, Órdenes o Somozas) y tuvo a tiro al Racing en el segundo período, pero Mauro falló la mejor ocasión. Después vinieron las expulsiones, habituales en los Alondras-Racing. Primero la de Sestelo, en el minuto 69 por doble amarilla, y después la roja directa al racinguista Santi Silvar, en el minuto 76. Ya diez contra diez y con un cuarto de hora por delante el equipo local se lanzó en tromba sobre la puerta de Paco Fernández. Un balón al palo y otros dos rozándolo pusieron contra las cuerdas a un Racing agobiado. Pero entre Marcos Suárez y Felipe resolvieron la papeleta poco antes del final, sin tiempo a que con el gol de Jacobo desde los once metros hubiese margen al milagro para los de Fredy Álvarez.


Dom 18-12-2011 | 19ª jor. |  | ALO-RCF 3-2 (1-0 Santi Domínguez 57’; 1-1 Cabanillas 59’; 2-1 Santi Domínguez 59’; 2-2 Rafa Mella 62’; 3-2 Santi Domínguez 88’)

Tras la tregua de la temporada pasada, en la campaña 2011/12 volvieron a registrarse incidentes en un Alondras-Racing. El recibimiento hostil de los aficionados locales a los desplazados desde Ferrol, con un intento de avalancha para echar a los racinguistas de O Morrazo, según comentaría un miembro de la Federación de Peñas del Racing en el foro de la web oficial de ésta, y toda clase de insultos (se llegó a tildar a la Peña Morandeira de “la escoria de Ferrol”); pusieron de manifiesto que Alondras y Racing -y sus aficionados- tienen un serio problema heredado desde mediados de los ochenta al que nadie pone solución. El momento cumbre se dio en el minuto 59, cuando un espectador lanzó un bote de cerveza al campo mientras Rubén Comesaña (futuro jugador verde) se encaraba a los seguidores ferrolanos. Intervino la Guardia Civil por tercera vez en un Alondras-Racing de Cuarta, la cual practicó una detención tras un forcejeo. El acta arbitral recoge que fueron arrojados un total de tres botes desde la zona del graderío ocupada por aficionados verdes, y que por tal motivo el juego estuvo detenido durante cuatro minutos. La Jueza Única del comité de competición, Inés Pequeño, impuso una sanción de 300 euros al Racing con apercibimiento de cierre de A Malata en aplicación del artículo 101.1 del código disciplinario de la RFEF.

En lo deportivo, “hat-trick” para el local Santi Domínguez y cinco goles comprimidos en media hora en un segundo tiempo trepidante. La derrota dejaba a los de José Manuel Aira a trece puntos de la fase de ascenso en pleno ecuador liguero.


Dom 17-03-2013 | 29ª jor. |  | ALO-RCF 1-2 (0-1 Segura 21’ (pp); 0-2 Pérez 28’; 1-2 Calo 58’)

En su super liga 2012/13 el Racing venció por quinta vez en Cangas (ahora en un campo de O Morrazo de hierba artificial) merced a un gol de Segura en propia puerta y el sevillano Pérez. A la media hora ya estaba el 0 a 2 en el marcador. El cuadro de Aira se pudo vengar así del único equipo que le ganó en A Malata en todo el campeonato. Mejor el Racing en la primera mitad, bien armado en todas las líneas, trabajador, bien colocado y muy serio. En el segundo tiempo el Alondras se estiró y el Racing pasó apuros, pero en los minutos finales la entrada de Pablo Rey dio templanza al juego ferrolano y la victoria se fue para Ferrol.

Alondras-Racing en la liga 2012/13. (foto: Faro de Vigo)

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp