Racing, entrenadores y «cartera» de canteranos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En este declinar del año 2017, el fútbol ferrolano vive un momento que en el futuro nadie dejará de calificar como histórico. El Racing, aun con piedras en el camino y polvo en los ojos, está a punto de abrir una nueva etapa en su casi centenaria existencia. Una etapa llena de incógnitas pero también de muchos retos, interesantes proyectos y fundadas esperanzas. Es inminente la entrada de nuevos gestores que vienen con un atractivo plan bajo el brazo, bendecido por el propio club y los munícipes ferrolanos. El Racing llevaba años pidiendo a gritos nuevos rumbos que, por fin, han sido escuchados. En ese contexto no pierde importancia plantearse cual será el papel a desempeñar, el espacio a ocupar, la baza a jugar por el fútbol base ferrolano de ahora en adelante.

Se anuncia “cartera” pero ¿y la cantera? Los nuevos dueños apuestan sin ambages por un Racing de Segunda, e incluso de Primera. Y del estudio de su proyecto a cargo de la llamada “comisión de expertos” se descubrió el propósito de explorar con dedicación y profesionalidad los atributos y posibilidades de una auténtica gestión deportiva aplicada a las categorías inferiores para bien del club y del fútbol local. Importante será que esos objetivos puedan servir para revitalizar, desde abajo, al maltrecho panorama del balompié modesto ferrolano, salpicado inevitablemente por el declive global de la ciudad en casi todos los niveles. Un fútbol base desprovisto actualmente de clubs en muchos barrios (en los últimos años han ido desapareciendo entidades como San Pablo, Bertón, etc.) y que tiende a concentrarse en apenas tres o cuatro. Será fundamental que se le dote de una organización que corrija defectos endémicos y de una estructura en la que no haya distancias entre líneas, desencuentros ni personalismos. Que se le imprima una cultura de confianza que valore como se merece el producto de casa. Que conlleve trabajo serio y con planificación. Que motive a técnicos y futbolistas a embarcarse con ilusión en esa cultura y estimule pautas para una provechosa actividad asociativa regeneradora del fútbol ferrolano en todas las facetas.

Ignacio Rivera es el consejero delegado del grupo titular de Estrella Galicia (foto: Hijos de Rivera)

 

A caballo entre la “cartera” a desplegar y la “cantera” a labrar el deporte rey ferrolano ansía aire fresco. No porque las cosas se hagan mal (que a veces sí se hacen mal), sino porque se pueden hacer mucho mejor. E incluso, y sobre todo, de otra forma.
Casi siempre, uno de los temas de más recurrente debate en torno al Racing -dada su condición de símbolo, piedra angular y espejo principal de la proyección e imagen del fútbol de la ciudad allá donde no se conocen los detalles ni los defectos, solo los resultados- es lo mucho, poco, bien o mal que los diferentes entrenadores del primer equipo en el correr del tiempo cuentan con los chavales de las categorías inferiores. De ello dependió (y depende) muchas veces la adhesión de la afición. La gente quiere lo mejor. Buen fútbol y victorias. Y si el futbolista de casa está presente y con cierto protagonismo enganchará a más espectadores, a más seguidores, según cuenta la leyenda. Pero eso no tiene porqué ser así. Si eso fuese estrictamente verdad el Santiago Bernabeu y el Nou Camp estarían semivacíos. El público de hoy quiere estrellas y espectáculo de altura en el fútbol profesional. Pero esa labor de formación, cuidado y salida de cantera denota siempre un buen trabajo de club que más tarde o más temprano da lustre, prestigio y rentabilidad. Deportiva, económica y social. Supone toda una filosofía que implica a mucha más gente. Delata un ocuparse de que los y las jóvenes practicantes de su deporte favorito (los futuros propietarios van a potenciar también el fútbol femenino) tengan su lugar, se les reconozca y contribuyan, en el caso que nos ocupa, también a cimentar racinguismo.


 

No entraré en detalles sobre los casos de jugadores de las categorías inferiores que pasaron casi desapercibidos en el Racing y luego triunfaron, en mayor o menor medida, en otros clubs, incluso de nivel superior. Ese fenómeno ocurrió, ocurre y ocurrirá siempre. En Ferrol y en todas partes. No siempre sucede eso por desinterés o desconfianza del club de turno. Ya sabemos que los peces grandes se comen a los peces chicos. Es inevitable. Pero a veces da rabia ver a chavales con una proyección tremenda marcharse a otros lares por falta de confianza en ellos. Porque también hubo casos así. Y eso hay que procurar evitarlo lo más que se pueda.

El ex racinguista Jason Remeseiro triunfa ahora en el Levante http://valencia.eldesmarque.com

Sin dar más vueltas, y porque me piden que hable en este artículo, y con datos, del grado de apuesta por la cantera mostrado y demostrado por los entrenadores del Racing en el último decenio, o sea, Míchel Alonso, Manolo Sánchez Murias, Juan Veiga, Antonio José López Stili, José Manuel Aira, Manolo García, José Luis Míguez Luisito y el actual técnico, Miguel Ángel Tena, vamos con ello.

Desde el último descenso del cuadro verde de Segunda a Segunda B (año 2008) la cantera racinguista cobró protagonismo tras años de acusado (y obligado) predominio de futbolistas foráneos para afrontar la competición en la “división de plata” y los regresos a la misma hasta por dos veces. Ese recurso de la cantera sucedió, eso sí, sin grandes alardes. En todo caso, no fueron pocos los chavales que llegaron a entrar en convocatorias (hablo siempre de partidos oficiales) e incluso a disfrutar de minutos, compaginándolos con su concurso en el Racing juvenil. Todo ello es lógico si tenemos en cuenta que en los últimos diez años el club esmeralda sumó siete (con la actual) temporadas en Segunda B y tres en Tercera. Mientras que en los diez años previos había jugado seis en Segunda y cuatro en Segunda B. Obviamente, menos ingresos, menos abanico en el mercado de fichajes, implican más margen para el producto cercano, o de la casa. Por pura naturaleza.
Veamos qué tarjeta de presentación tienen los entrenadores mencionados en este particular.


 

MANOLO SÁNCHEZ
El gijonés, jugador del Racing entre 2005 y 2008, constituyó uno de los casos de futbolistas que en la “era Silveira” fueron convertidos en entrenadores de un día para otro. Manolo tomó el mando del banquillo el 24-01-2009 tras la interinidad de Gerardo Molina (durante la cual se utilizaron a varios juveniles) mientras no obtenía la licencia para entrenar.
Manolo utilizó en un partido de Copa RFEF a un delantero con gran proyección, Permuy (jugó 14 minutos).

Míchel Alonso en su presentación. (Foto: Racing de Ferrol)

MÍCHEL ALONSO
El ferrolano Míchel Alonso fue “segundo” del fallecido José Luis Vara en 2005/06 y de Manolo García en 2006/07, y dirigió el banquillo racinguista en dos momentos: en 2008/09 (primera temporada tras el descenso a Segunda B) y en 2016/17. Ambas campañas fueron incompletas para el buen entrenador de Caranza, que no estuvo tocado por la fortuna ni alentado por la paciencia ajena. En la primera de ellas asumió el cargo a finales de febrero de 2009, supliendo al destituído Manolo Sánchez Murias. Y en la segunda de las temporadas cesó pronto, a mediados de octubre de 2016, siendo relevado por Tena.
En los poco más de tres meses que entrenó al Racing en la campaña 2008/09, Míchel echó mano de siete canteranos:
El defensa Diego Martínez, que jugó 45 minutos de un partido de la extinta Copa Galiza; el defensa Jorge Pérez, que actuó en 107 minutos de la misma competición; el centrocampista defensivo Juan, 698 minutos en liga, 121 minutos en Copa RFEF y 28 minutos en Copa Galiza; el defensa Pablo Grandal, que jugó un partido entero en Copa Galiza; el centrocampista Chis, que disputó 45 minutos en Copa Galiza; el extremo zurdo Héber, hoy en el Racing de Santander, que disfrutó de 28 minutos en Copa Galiza; y el ya mencionado Permuy, que participó con el primer equipo en liga 5 minutos, más una convocatoria a un partido, y 152 minutos en Copa Galiza.
En el regreso de Míchel al banquillo de A Malata tras la marcha inopinada de Tena al final de la temporada anterior gozó de su oportunidad el defensa Borja Freire (actualmente integrante del plantel verde) jugando un partido en Copa del Rey y siendo convocado a cuatro de liga. Mientras, el portero Berea fue convocado a dos encuentros ligueros.
Solo Juan y Permuy jugaron minutos en liga con Míchel. Poco más margen tuvo el míster ferrolano, ya que el club lo destituyó mediada la primera vuelta liguera por los malos resultados y la imagen poco convincente de sus pupilos.


 

Juan Veiga en A Malata
http://www.atlantico.net

JUAN VEIGA
El mugardés empezó la temporada 2009/10 (que se saldaría finalmente con un descenso a 3ª División, algo que no ocurría en el Racing desde 1990) al frente del banquillo, pero fue destituído el 10-11-2009. Durante el tiempo que estuvo en el cargo en esa campaña (ya había entrenado antes al Racing, en 2ª División), Veiga no contó con canterano alguno. Consolidó, eso sí, el concurso de un Juan post-juvenil que con los años acabaría siendo un habitual en el Racing y dio entrada a otro ex canterano relevante, el ortigueirés Marcos Álvarez, que debutó con el primer equipo el 10-12-2008 con Manolo Sánchez Murias durante la interinidad de Gerardo Molina después de haber sido convocado en las dos temporadas anteriores, en 2006/07 a tres partidos de 2ª División B y en 2007/08 a uno de 2ª División.


 

LUISITO
El teense José Luis Míguez sustituyó en el otoño de 2009 a Juan Veiga y permanecería en el cargo ininterrumpidamente hasta el 30-06-2011. Cubrió, por tanto, algo más de media temporada más otra completa.
En la campaña 2009/10 Luisito no pudo evitar el descenso a 3ª División. Y en el concurso de canteranos predominó el producto coruñés, con talentosos chavales del equipo juvenil procedentes . Hablamos de Rafa Mella (Calasanz y Orillamar) , Remeseiro (Ural CF ) y Mon (Deportivo) . Por su parte, entraron en convocatorias ligueras del entrenador de Teo el portero Marcos Souto, el defensa Rubén Caamaño (que ya había debutado en un partido de Copa del Rey el 10-12-2008 con Manolo Sánchez pero bajo la interinidad de Gerardo Molina) y el delantero Jorge Pérez, y solo Permuy disfrutó de partidos, seis en concreto, sumando un total de 229 minutos.
En 2010/11, ya en Tercera, Mon disfrutó con Luisito de 26 minutos ligueros más 166 en Copa RFEF, y tanto Remeseiro como el vilalbés Kiko (forjado en As Pontes) fueron convocados a un partido en ésta última competición.


 

ANTONIO JOSÉ LÓPEZ, STILI
Stili vivió en 2011/12 (3ª División) una estadía similar a la que Míchel vivió en 2016/17 al frente del banquillo del coliseo del río Sardina. El técnico cedeirés no llegó a echar mano de ningún canterano.


 

JOSÉ MANUEL AIRA
Aira es sinónimo de éxito en su tiempo en el banquillo ferrolano. Tomó el mando el 16-10-2011, cuando fue destituído Stili, colgando las botas de manera apresurada por decisión de Isidro Silveira. El berciano acabaría transportando al Racing a un brillante retorno a 2ª B en la temporada siguiente y a la fase de ascenso a 2ª División en 2013/14. Cuando propuso dar un paso adelante en ciertos temas tuvo que irse.
Con Aira, en 2011/12 jugaron los siguientes dos canteranos:
El centrocampista Amil, con 478 minutos en liga y 98 minutos en Copa RFEF; y el centrocampista Kevin, 11 minutos en liga. El defensa Juan Rodríguez, por su parte, fue convocado a un partido liguero.

J.M. Aira en A Malata.
Foto: Diario de León

En 2012/13, campaña de ascenso a la “división de bronce” en la que los verdes batieron récords, actuaron cuatro canteranos:
Juan Rodríguez, que disfrutó de sus primeros 42 minutos en liga con el Racing; el centrocampista ofensivo Carlos López, 60 minutos en liga; el centrocampista cedeirés Toni, 60 minutos en liga; y el delantero aresano Edu, 9 minutos en liga. Además fueron convocados a choques de la misma competición los porteros Ángel (4 veces) y Marcos Rodríguez (2 veces) y el centrocampista pontés Cabarcos (2 veces).
Por último, en 2013/14, Aira echó mano de tres chavales, dos de ellos ya utilizados en la campaña anterior:
Juan Rodríguez, 96 minutos en liga y 16 minutos en Copa RFEF; el centrocampista cabanés Álvaro Rey, con 12 minutos en liga y 10 minutos en Copa RFEF; y el ferrolano Carlos López, 68 minutos en liga y 115 minutos en Copa RFEF. Además fue convocado a un partido de Copa del Rey. Y fueron convocados, además, a partidos de liga los porteros De Santiago (1 vez) y Quique (2 veces) y los centrocampistas Álex Ares, De Diego y Toni (1 vez cada uno de ellos).
En suma, Aira usó a 7 futbolistas que en su momento eran juveniles en todo el tiempo que entrenó al Racing de Ferrol. Y todos con participaciones ligueras.


 

MANOLO GARCÍA
El ferrolano, que ejerció de “segundo” de Luis César entre 2000 y 2004 y dirigió al Racing en 2014/15 (ya lo había hecho en 2006/07, siendo destituído el 25-03-2007), utilizó en esa campaña a los siguientes canteranos:
El defensa Mariña, 24 minutos en liga; Álvaro Rey, 50 minutos en liga; Carlos López, 173 minutos en liga; y Pascual (hoy jugador del primer equipo), 1 minuto en liga. Además, fue convocado a partidos de la fase de ascenso a 2ª División el portero Abuín (2 veces).
En total echó mano Manolo de 4 canteranos, todos con minutos en liga.


 

MIGUEL ÁNGEL TENA
En cuanto a Miguel Ángel Tena, vigente preparador del Racing, entraron en el primer equipo en 2015/16 dos jugadores: Pascual, que sumó 237 minutos en liga; y Aarón Rey, con 15 minutos en liga. Además fueron convocados, sin llegar a jugar ningún partido, el portero Fran López y un clásico, Carlos López.

Foto: twitter @Miguel5Tena

En la pasada temporada Tena regresó a la dirección técnica el 23-10-2016 tras la destitución de Míchel. Ello no tardó en provocar la marcha de Juáncar Fernández Lago, quedando desde entonces vacante (ya por poco tiempo) el cargo de director deportivo. Hasta el término de la campaña el preparador castellonense echó mano de cinco canteranos:
Los defensas Alberto, 90 minutos en liga; Borja Freire, 123 minutos en liga; y Sergio Otero, 1 minuto en liga; el centrocampista Edu Blanco, 9 minutos en liga; y el delantero Luis, 6 minutos en liga. Además entraron en convocatorias sin llegar a jugar el portero Berea (también en Copa del Rey) y Da Lama.
Por último, en lo que llevamos de actual temporada 2017/18, Miguel Ángel Tena hizo uso de un canterano:
Sergio Otero, que lleva 25 minutos en liga (con 14 jornadas disputadas).
Tena ha contado hasta el momento con 7 futbolistas juveniles, todos ellos con minutos ligueros.


 

De los chavales que jugaron con el primer equipo racinguista siendo juveniles en estos últimos años hay que destacar a cuatro de manera especial.

Por un lado, el extremo Héber Pena Picos que, tras alternar el Racing con el desaparecido Narón Balompé Piñeiros y el Somozas, no hizo ascos a la oferta del Racing de Santander en el verano de 2016, donde continúa.

Héber Peña, nuevo jugador del Racing de Santander. Racing

También el punta Alejandro Permuy Uría, que fichó por el Celta en 2010 (sin repercusión económica para el Racing) con vocación de seguir la estela del gran Álex López, uno de los mejores canteranos racinguistas de lo que va de siglo, y que solo jugó 6 partidos oficiales con la casaca verde. El aresano no alcanzó las cotas del ferrolano y, tras su paso por el Celta B, terminó regresando a nuestra comarca.
A su vez, la estela de Permuy la continuó otra de nuestras “perlas” destacadas, el centrocampista Aarón Rey Sánchez, jugador forjado en el Galicia de Caranza y que salió del Racing hacia Vigo el año pasado. Pese a ser medio, había demostrado gran capacidad anotadora en el Racing juvenil. En el momento de fichar por el Celta se le consideró una de las mayores promesas del fútbol juvenil gallego.
Y en cuarto lugar, el defensa cedeirés Juan Rodríguez Martínez (6 partidos tan solo con el primer equipo del Racing), que alcanzó la 1ª División con el Real Sporting de Gijón, club por el que fichó en octubre del año pasado. Jugó 4 partidos en la máxima categoría (232 minutos) y actualmente, con 22 años, milita en el segundo equipo esportinguista a la espera de nuevas oportunidades.


 

Jorge Deza, para www.muchacalidad.com


 

 



Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp