SOS del Cedeira SD

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La entidad que preside David Abella atraviesa por uno de los momentos más complicados de su historia reciente.

La falta de un mayor apoyo de la administración, la reducción de ingresos en plena crisis sanitaria y económica, junto al escaso número de recursos humanos para sacar adelante las últimas temporadas, han llevado a los actuales dirigentes a plantearse el abandono definitivo.

En los próximos días convocarán una reunión extraordinaria de la junta directiva,en la que con toda seguridad se tomará la decisión de cesar en sus funciones y dejar el club en manos del Concello.

«Vamos a analizar en qué situación quedamos y si finalmente no hay algún apoyo más por parte de nadie, nosotros no podremos continuar. Llevamos seis temporadas con esta junta directiva, empezamos nueve y ahora somos cuatro. Hace dos años ya quisimos dejarlo y no se presentó nadie a tomar el relevo, afirma el presidente». Esta vez no habrá prórroga, el mandatario lanza un órdago al Concello y a los propios estamentos del club, socios, padres y aficionados:

«La situación ya era complicada y encima estos días hemos recibido la comunicación del Concello que por un error administrativo a la hora de presentar la subvención, este año dispondremos de 2.100 euros menos», afirma el presidente del Cedeira.

Como muchos otros clubes de Ferrolterra, el Cedeira está sufriendo ya la crisis tanto sanitaria como económica que afecta a medio mundo. «Afortunadamente a nivel de salud hemos tenido suerte hasta la fecha, el coronavirus no ha golpeado con fuerza en esta zona, pero a nivel económico nos está afectando y mucho. Parte de los ingresos que generamos por publicidad van a sufrir recortes y algunos desaparecerán porque esos negocios han cerrado o están en riesgo de hacerlo».

El club cuenta con más de 200 licencias, un número muy significativo para una localidad del tamaño de Cedeira. Un equipo senior en la Primera Autonómica, uno en la categoría de veteranos y el resto de equipos en el fútbol base. Sinembargo el presidente se queja de la falta de implicación por parte del colectivo familiar. «Los padres pagan sus cuotas pero no es suficiente, no vemos implicación alguna por parte de los padres, haría falta algo más y que ellos también echasen una mano».»Todo el mundo es conocedor de la situación y ya digo, si esto no cambia será imposible continuar».

El fútbol aficionado de Ferrolterra comienza a sufrir la agonía de una crisis que todavía está por venir. La semana pasada era el presidente del Ortigueira FC Valentin Calvin, el que se planteaba la viabilidad de su club, a él se suma ahora su colega David Abella y su junta directiva que están a punto de arrojar la toalla.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp