¿Volver? El fútbol aficionado dividido

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ante la incertidumbre por la situación sanitaria nada favorable en los últimos días y a la espera de conocer los protocolos anunciados por la RFEF y RFGF sobre la vuelta a las competiciones no profesionales, el fútbol aficionado de Ferrolterra parece dividido en cuanto a cómo y cuándo debería llevarse a cabo. Sí parece claro que la mayoría de clubes no ve con optimismo el futuro y se inclinan por preservar la salud como principal objetivo aun a costa de no poder desarrollar su actividad.

Mientras tanto algunos clubes de la comarca se preparan cerrando plantillas y a la espera de cuándo podrán comenzar sus entrenamientos para que no los pille el toro sí finalmente la propuesta de la RFGF de dar comienzo a las competiciones a finales del mes de octubre sale adelante (a expensas de la situación sanitaria tal como afirman desde la delegación de Ferrol), otros menos optimistas optan por esperar a conocer protocolos y fechas definitivas para realizar sus primeros movimientos. El caso más extremo, el del Ortigueira FC que anunció recientemente que renuncia a competir en todas sus categorías.

«Nos siguen diciendo que a finales de octubre podría empezar la competición…yo este año suspendería todo, por lo menos en categoría de aficionados», afirma el alma mater del Estrella CF Alberto Pena. «Lo entiendo en los clubes profesionales que viven de esto, pero en la base y aficionados lo veo un riesgo inncesario». «Nos da rabia, porque este año queríamos dar un pasito más, con campo propio para los partidos y teníamos en mente un par de proyectos, pero tal y como están las cosas yo no veo tan imprescindible nuestro fútbol, que es más bien un hobby, como para arriesgarnos a que esto vaya a más». «Los chicos quieren que se juegue, pero al mismo tiempo están intranquilos por las medidas que habrá que tomar, y si será completamente seguro poder entrenar y jugar».

Si para el fútbol modesto el panorama no está claro, menos lo es aún para el fútbol base, donde el inicio se ve todavía más lejano. José Mahía, director deportivo del Galicia de Caranza lo tiene claro: «Lo primero es la salud, a partir de ahí esperar a que la competencia sanitaria, consensuada con la federación gallega de fútbol saque un protocolo que nos permita que el deporte de contacto se pueda practicar, no sólo entrenar así es totalmente imposible». «Después saber qué pasará si hay un niño positivo ¿Responsables?». «Los entrenadores, monitores, presidentes, directivos no pueden cargar a sus espaldas esa responsabilidad. A partir de ahí creo sería bueno entre todos los clubes ir de la mano con nuestra delegación y marcar el camino a seguir».

Desde Pontedeume el responsable de la parcela deportiva del Eume Deportivo, Juancho Fuentes aclara que con respecto al fútbol base: «primero hay que ver cómo empiezan los colegios y cómo van que es una buena vara de medir y después ver si es factible empezar. A título personal no lo veo,son demasiadas cosas las que hay que tener en cuenta«. En cuanto al fútbol aficionado donde el Eume compite en la primera galicia, la opinión del directivo no varía: «En los modestos pues es casi igual que con los más pequeños, el que más y el que menos tendrá su respeto a esto,unos trabajan otros estudian y no se puede estar controlando todo.Para los clubs modestos es un marrón demasiado grande si cae un foco en alguno». Por otro lado, Fuentes hace alguna reflexión sobre el tema: «Es que hay que darse cuenta de todo lo que hay que montar con todo esto, protocolo, desinfección de instalaciones,los medios humanos son escasos,el coste de productos,etc.» e indica que: «la postura más real a lo que está pasando es la del Ortigueira, creo que todos pensamos igual, pero nosotros hay categorías en las que no podemos renunciar (en nuestro caso modestos y juveniles de gallega) porque se perdería la categoría pero en ligas locales pienso que sería lo correcto aunque eso conlleva una reducción potente de los ingresos.»

Al otro lado de la comarca, no están mucho mejor las cosas por Cedeira. David Abella presidente del club, ve así la situación: «Tal como está la cosa, nosotros no queremos empezar. Es muy complicado por mucho que se hagan protocolos». «Creo que sería lo mejor decir que este año no hay fútbol que empezar y jugar dos partidos para tener que parar otra vez. Creo que no pasa nada si no se juega». Con un protocolo sanitario en la mano tampoco sería la solución agrega el mandatario cedeirés: «Los padres de los niños no están por la labor de que empiecen a pesar de que exista un protocolo y los modestos están igual, algunos trabajan otros están estudiando y tienen miedo a que se empiece a jugar, se contagien y después qué pasaría con su trabajo y en su empresa».

Manel Bonome, director deportivo del Galicia de Mugardos, nos habla también de cómo está viviendo su club la situación. «Estamos esperando acontecimientos de cuando se podrá empezar pero lo vemos muy mal porque se están dando más casos ahora en el fútbol que en plena pandemia y si esto ocurre en los clubes profesionales, imagínate aquí como vamos a hacer». «No lo veo como para empezar».

En la tercera división nacional no es muy distinta la situación, las fechas que maneja la RFGF para el inicio de la competición obligan al CD As Pontes a tener confeccionado ya su plantilla y a permanecer a la espera de los acontecimientos. Iván Rodríguez director deportivo de los ponteses lo ve así: «Es lo que nos queda, a día de hoy , sin un protocolo claro y viable para los clubes es difícil , aparte de tener claro cuál va a ser el plan de competición tanto si la cosa va bien , como si hubiese que parar…es fundamental que si hay un protocolo, establezca que pasará si hay casos positivos en los clubes implicados».

«Sin fútbol podemos pasar» , sentencia Fran Durán, presidente de la UDC Narahío.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp