RACING – ANÁLISIS| «El fútbol es así»

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Por Luis Santiago @LuisMenotti78  para #FutbolFerrol


Para los que no han vivido nunca el día a día de un equipo de fútbol, decirles que una temporada son diez meses, con cuarenta y tantas semanas de trabajo y una media de cinco entrenamientos semanales más el día del partido. Durante ese tiempo hay altibajos, problemas internos, indecisiones y cuando las cosas no van bien…muchas, muchas críticas y presiones externas. Si al final, los objetivos deportivos marcados se cumplen, todo se olvidará y será un éxito. Si se falla, un fracaso y empezará la búsqueda de culpables y la depuración de responsabilidades. 

Carlos Mouriz director deportivo de Racing C. Ferrol SAD. #FutbolFerrol

El Racing de Ferrol, en la que se denomina “nueva era” con la llegada del Grupo Élite y su máximo accionista a nivel individual Ignacio Rivera, después de la época imborrable y eternamente recordada de la familia Silveira que le dio una seriedad y un prestigio al club por donde era nombrado, empezó con un descenso en la última parte de la temporada pasada y cierto desánimo y desconfianza para gran parte de la afición. La figura del director deportivo Carlos Mouriz, un tipo listo, hábil y conocedor como pocos de los entresijos del fútbol profesional (uno de sus grandes méritos, por ejemplo, su idilio con Quique Setién cuyo bagaje en el banquillo eran proyectos de pocos meses en Santander, Poli Ejido o Logroñés hasta que el lo trajo al CD.Lugo), trazó su hoja de ruta y partió de dos pilares básicos: una plantilla prácticamente de 2B, incluso con los refuerzos incorporados durante la temporada con Beltrán, Moreira, Javi Rey o Quique Fornos y apostó por un técnico desconocido por estos lares, Emilio Larraz, que fue a lo práctico y consiguió el único objetivo que servía, en la primera oportunidad que se le presentó: el ascenso.

 El equipo empezó dubitativo y no fue capaz de llegar a puestos de playoff hasta la jornada 13 perdiendo incluso por goleada con los vecinos del Somozas y en Paiosaco. En el segundo tercio se fue entonando y pese a tener un bache notable de la jornada 24 a la 30 donde de siete partidos, sólo ganó uno, empató tres y perdió otros tres, veintiún puntos de veintiuno le sirvieron para llegar como líder indiscutible en las últimas siete jornadas a pesar de perder el último partido en Ribadumia, ya sin trascendencia para ambos conjuntos.
Máximo goleador de la categoría con 80 goles al igual que el todopoderoso a nivel ofensivo Compos, pero equipo menos goleado, cimentó buena parte de su éxito en A Malata donde se mantuvo imbatido y sólo cedió seis empates. Es cierto que desde bien pronto la liga se consideró cosa de tres: Racing, Bergan y Compos y lo que faltaba por saber era el orden final.
De los once futbolistas titulares en la fase contra el Jaén, nueve -Diego Rivas, Seo, Villarejo, Garrido, Pau Bosch, Pablo Rey, Joselu, Juan Antonio y Armental- este último con 26 incompletos de los 34 que jugó, en una situación similar a la de Marcos Alvarez, acumularon alrededor de 3000 minutos en sus piernas y los que se perdieron alguno, fueron por lesión…lo que da la otra de las claves en donde se cimentó buena parte del éxito. Los otros dos, Fer Beltrán venía sin continuidad en los últimos partidos y fue la gran apuesta de Emilio y el joven Quique Fornos, fue indiscutible desde su debut en la jornada 33 frente al CD.Boiro. Es cierto que el tema de las lesiones lastró mucho ese reparto de minutos y Catú (que estaba siendo muy importante), Javi Rey que debutó en la jornada 22 como gran refuerzo pero se lesionó en la 27 y Carlos García, ausente desde la 16…rompieron el cruzado en la lesión más grave que puede tener un futbolista en los tiempos actuales. 

Joselu anotó el tanto de la victoria verde frente al Jaén | Cora Seoane #FutbolFerrol

En lo que al juego se refiere, el equipo arriesgó muy poco y siempre dejó bastantes futbolistas por detrás de la pelota. En ese equilibrio basó buena parte de sus triunfos, además de un portero que tuvo intervenciones decisivas. Nunca se complicó en exceso con el balón en los pies y quizá donde más riesgo asumió fue en las bandas por las incorporaciones de Seo y Villarejo para manifestar la amplitud defensiva del equipo.En el medio del campo, tampoco nunca quiso combinar mucho y el ritmo de juego tampoco fue muy alto.
Pero desde esa zona del campo hacia adelante todo era oro: la aparición estelar en esa zona del campo de Pablo Rey para dotarle de movilidad al ataque y sus 25 goles, que además le convirtieron en el máximo goleador de la historia de la entidad, fueron una de los fundamentos del éxito. La envergadura de Juan Antonio para dar continuidad al juego después de recibir de espaldas y sus 18 goles, el segundo pilar. Y como no, Joselu Gómez. El delantero de Palmeira que jugó lesionado buena parte del año, admitió sin rechistar el nuevo rol adjudicado por el míster y jugó demasiado lejos de donde es letal, cerca del área contraria. En demasiadas ocasiones se le vio en el área propia en funciones defensivas y con todo, futbolísticamente hablando fue su temporada más completa por la cantidad de registros en los que tuvo que moverse. Aún así 13 goles en el curso regular y los dos que lo catapultan sin duda al MVP de la fase. Con estos 15, llega a los 80 en su periplo racinguista. Todos estos números sumados a todas las acciones a balón parado con la extraordinaria ejecución de Pablo e incluso la novedad de los saques de banda, cerca del arco contrario de Villarejo y Seo como aportaciones novedosas en ataque. Las carreras verticales, las conducciones largas y los desbordes endiablados de Adri Armental y Marcos Alvarez cierran el círculo donde se manejó la ofensiva, que no es poco.

La afición verde estuvo presente en Jáen para arropar a su equipo | #FutbolFerrol

Mención aparte merece la afición. Se dice que la de Ferrol es exigente, sobre todo para la parte de tribuna donde parece “que no se conforman con casi nada” ;pero el empuje de peñas como la Morandeira, los Diablos Verdes, San Juan, Marea Verde, etc demostraron que con muy poco que se les de a cambio su entrega y compromiso es total. El empuje y el apoyo necesarios están garantizados como demostraron no sólo en este último desplazamiento del año, con un ímprobo esfuerzo si no a lo largo de toda la campaña.Finalmente no me puedo olvidar, como amante y defensor de la cantera, de la gente de casa que hicieron su  debut como, Sergio Otero (lesionado), Edu, Tomé, Leonardo, Luisito Rodríguez o Javi Sanmartín y los cedidos Borja Pita y Joel López, este último con un papel importante en el equipo hasta que aparecieron las lesiones. Todos ellos fiel reflejo del trabajo de los clubes modestos y prueba de que hay madera en Ferrolterra. Esperemos que en ellos recaiga el futuro del club a medio plazo.

Mientras tanto, la continuidad garantizada del técnico y de un porcentaje elevadísimo del plantel asienta la gran piedra angular del futuro proyecto.
El objetivo de la 2018/19 está logrado.
Conseguir la permanencia no debería de ser muy difícil, pero la gente, con la mala memoria que tiene el fútbol…dispuesta a soñar con mucho más. Por qué no?. 
Están en su derecho porque como dice esa frase milenaria: “EL FUTBOL ES ASÍ”.

Últimas Noticias

Categorías

Categorías

Hazte premium por menos de 1€/mes

Por sólo 10€/año o 1€/mes accede a todo el contenido premium de muchacalidad.com

Fotos, vídeos inéditos, entrevistas, reportajes exclusivos y mucho más…